“LA VIRGEN DE AGOSTO” Y “JOSEP” NOMINADOS A LOS PREMIOS CÉSAR


Sorprendente nominación a mejor película europea en la 46 edición de los Premios César para la película española La virgen de agosto, de Jonás Trueba, que competirá con títulos de la talla de Drunk, 1917, Dark Waters y La comunión.
Esta importante inclusión del Trueba más joven podría abrirle las puertas a una futura participación en Cannes.

La gala, que se celebrará el próximo 12 de marzo, contará con otro título con participación española: Josep, de Aurel, que opta como mejor largometraje de animación.

En el reparto de La virgen de agosto destacan Itsaso Arana, también guionista de la historia, Francesco Carril, Vito Sanz, Isabelle Stoffel, Luis Heras, Joe Manjon y Mikele Urroz.

¿De qué va?

Eva (Itsaso Arana) está a punto de cumplir 33 años y ha convertido en un acto de fe la decisión de quedarse en Madrid en agosto. Los días y las noches se presentan como un tiempo de oportunidades, y mientras se celebran las verbenas de verano, Eva se encuentra con otras personas a las que trata de ayudar, sin saber que, en realidad, no hace otra cosa que ayudarse a sí misma.

47 thoughts on ““LA VIRGEN DE AGOSTO” Y “JOSEP” NOMINADOS A LOS PREMIOS CÉSAR”

  1. Es sin duda un bombazo y está claro que le da un montón de opciones de pasearse con Cannes en futuras ediciones. Muchísimas más que el tantas veces cacareado Carlos Vermut.
    Por cierto, ‘La virgen de agosto’ pasó totalmente desapercibida en nuestra temporada de premios del año pasado (es cierto, que la competencia era brutal), pero sí recuerdo que tuvo buena y digna taquilla.

  2. También ha conseguido una nominación al Cesar Olivier Assayas por la producción con participación española protagonizada por Penelope Cruz, “La red avispa”.

  3. Yo creo que hay que celebrar este éxito por lo que es y no de repente echar las campanas al vuelo. Esta “previsión” constante de lo que va a ocurrir en el futuro es lo que, en mi opinión, hace que desde este blog se perciba constantemente el cine español como un continuo fracaso internacional. Esto es un gran éxito en sí mismo, independientemente de si luego esto abre a Jonás Trueba las puertas de Cannes o no le abre ni la puerta de atrás de un festival de tercera en un pueblillo francés. Si siempre ponemos el listón del éxito en “el siguiente paso”, nunca vamos a quedar conformes.
    Aprovechando el comentario de Nacho, esto es precisamente lo que ocurrió con Carlos Vermut. Vermut, en pocas semanas acumuló mucha más taquilla en Francia por Magical Girl de lo que hizo en España durante todos sus meses de proyección. Eso fue un gran éxito de Vermut en el país galo y, de haberse celebrado como lo que fue, veríamos a Vermut como un director que obtuvo éxito en Francia. En lugar de eso, aquel “éxito moderado” llevo inmediatamente a los rumores de “esto le sitúa como un candidato idóneo a entrar en Cannes” y, cuando aquello no ocurrió, algunos lo vieron como un fracaso, cuando la no selección en Cannes no implicó en ningún momento que su éxito anterior no sirviese para nada. Únicamente no fue suficiente para alcanzar el altísimo listón que se le había puesto y que, de todo nuestro cine, solo supera con cierta frecuencia Almodóvar.
    No creo que debamos cometer el mismo error con Trueba ni con quienes puedan venir detrás. Vermut triunfó en la taquilla francesa con Magical Girl. Trueba ha triunfado en los Premios César. Y otros muchos han conseguido otros pequeños éxitos internacionales. Esto es de celebrar y demuestra la buena salud de nuestro cine. Mientras sigamos poniendo el nivel del éxito en las secciones oficiales de Venecia y Berlín, estamos quizá exigiendo demasiado.
    Si luego llega, llega. Pero al final, independientemente de la repercusión que pueda tener, vamos a ceñirnos a los números: ¿Qué es más, ser elegido entre las 20 películas a concurso en Cannes por un comité formato por un puñado de personas o ser elegido entre las 5 mejores pelis del año por los cientos o miles de personas que conforman la Academia Francesa? Aunque la repercusión mediática pueda ser menor, en cuanto a números puede parecer que este éxito es mayor o al menos comparable.
    Nota: Yo también preferiría la selección en Canne, pero lo que quiero decir es que no creo que debamos valorar el éxito/no éxito solo en función de esto.

  4. Buen apunte el de aikugur. Yo quería remarcar el ridículo de la Academia Española al ignorar por completo la película. Ya tiene mérito darle menos nominaciones a los Goya de las que ha recibido en los César, por potente que fuera la cosecha de 2019.

  5. Estoy de acuerdo, en parte con lo que apunta Aikugur. Debemos ser prudentes, pero sí es cierto que Trueba está más cerca de ir a Cannes que la inmensa mayoría de todos los directores nominados cada año en los Goya. Sólo Almodóvar, Serra, Laxe y Rosales, están por encima para la Croisette.
    Al menos ellos sí suelen ir por Cannes.
    Pero la Berlinale y, especialmente, Venecia es un páramo para nuestro cine.
    En mi humilde opinión, que concursemos en Venecia o Berlín sería lo normal( al menos una vez cada dos años), pero es la excepción, incluso en Secciones paralelas importantes (Panorama o Orizzonti) casi estamos vetados.
    Lógicamente no debemos lanzar las campanas al vuelo con Jonás, es un pasito, muy importante y ya de por sí un exitazo.
    No concursamos en Venecia desde ‘Balada triste de trompeta’ año 2010, muy fuerte.

  6. La verdad es que lo de 10 años sin concursar en Venecia para una industria relativamente grande como es la nuestra sí que es un palo. Ciertamente hay algo que no está funcionando y tenemos títulos lo suficientemente variados como para que no pueda ser solo una cuestión de gustos.

  7. Hoy en día, hay pelis de mil países impensables hace diez-quince años. Los festivales buscan cada vez más eso, la diversidad, pelis de países emergentes y los huecos están contados, porque lógicamente cada país tiene que reservar espacio para sus producciones locales. Lo natural es que el cine español vaya a San Sebastián. Ha habido mogollón de pelis españolas en secciones paralelas en los últimos años, no sé de que os quejáis…

  8. Me alegro por La virgen de agosto, ya que lo más fácil es que en la categoría de film extranjero se hubieran decantado por títulos estadounidenses o europeos de prestigio. No es una opción extraña, ya que el cine de Jonás Trueba tiene un aire afraancesado y me gustó, mereció más reconocimiento el año pasado. En cuanto a Josep, podría haber optado a mejor música pero no ha podido ser.

  9. Varios temas:
    -Es lógico que sea complicado entrar en la Sección oficial de Venecia a concurso, se busca la variedad, pero 10 años de ausencia española me parece una barbaridad y no podemos usar paños calientes.
    – Películas españolas en secciones paralelas, ha habido bien poquitas en la última década, entiendo que serían:
    En la Berlinale: ‘Panorama’ (hace años que no va nada español por ahí)
    En Cannes: ‘Una cierta mirada’ y la ‘Quincena de Realizadores’ (los que mencioné arriba, pero muchos años no tenemos ninguna)
    -Venecia: Orizzonti (en los última década creo que Sorogoyen, Tarde para la ira y una peli vasca que no recuerdo el nombre)

    Muchos años en blanco. Por ejemplo, el año pasado, creo que de todas las Oficiales y Paralelas importantes que menciono de los tres grandes, solo estuvo Almodóvar con su corto y fuera de concurso, en las demás nada de nada.
    Porque si hubo algo suelto fue en secciones muy, muy marginales, como ‘Las niñas’ en Berlín.

    Por último, ir a San Sebastián es denigrante para cualquiera de nuestros autores más o menos consagrados, muestra una limitación total de nuestro cine. Lo veo lógico en el director de ‘Anne’, o en ‘Viaje al cuarto de una madre’, o la de Bárbara Lennie hace varios años
    Pero que los directores que se suponen que tienen una carrera y un prestigio opten a Donosti es de una dejación y falta de ambición lacerante.
    Si Sorogoyen, Rodríguez, Vermut, Gay, Zambrano, Martín Cuenca o los de Handia vuelven a San Sebastián es para mandarlos de mi parte al carajo.

  10. Hombre, yo creo que si Zambrano vuelve a San Sebastián es para mandar al carajo al festival, no al director.

  11. Enhorabuena a Jonás Trueba. Su película tampoco estuvo en un gran festival aunque concursó en Karlovy Vary, donde ganó el premio de la Fipresci y una mención del Jurado Oficial. Karlovy Vary no es comparable a los tres grandes festivales aunque es una excelente plataforma para promocionar películas.

    “La Virgen de Agosto” es una película bellísima y su éxito de en Francia viene también del apoyo de Cahiers du Cinema, que la eligió entre las 10 mejores del año pasado. Creo que juega a su favor el aire rhomeriano de la película y también una cierta fascinación de los franceses sobre lo que ellos piensan qué es la cultura y forma de vida españolas.

    En cualquier caso, esta nominación reabre la eterna discusión sobre la falta de presencia internacional del cine español. Una falta de presencia relativa. Como podemos ver estos días en los festivales internacionales de principios de año, siempre hay películas españolas en estos festivales (Rotterdam, Berlín). Claro, es un tipo de cine independiente, que no termina de dar el salto a las grandes secciones oficiales de los tres grandes festivales y otros eventos como los Oscar si no te llamas Almodóvar.
    Hay que preguntarse qué pasa para que un país con una industria audiovisual importante no sea capaz de colocar las obras más autorales y artísticas en las secciones principales de los festivales.
    Más allá de esto, creo que falla la promoción internacional del cine español desde el Estado. Francia tiene a la todopoderosa UNIFRANCE FILM…y aquí?

  12. Coincido con Aikugur en que la eterna tendencia a la gran expectativa impide valorar el triunfo logrado como merece.

    En los setenta, ochenta e incluso noventa, la Berlinale nos trataba muy bien, seleccionaba pelis, daba osos varios… El nuevo milenio terminó con ese idilio.

    En cuanto a la evidente ausencia, de un tiempo a esta parte, del cine español en la primera fila de las citas principales del cine internacional, veo algunas razones que os apunto:

    Una es que el cine de gran promoción y recursos es el televisivo en el peor sentido del término, alérgico a Festivales. O sea, la comedia cañí con actores de la casa, los thrillers de consumo (estoy pensando en las cositas que últimamente se asoman a Netflix), o películas de personajes muy locales (Superlópez, Anacleto, ochoapellidos regionales, etc.)

    Rara vez una apuesta ambiciosa reúne calidad narrativa, sello autoral y recursos destacados. Así que se cuelan, sin esos recursos destacados, cosas interesantes de Laxe, Rosales,… en las secciones paralelas de aquí y de allá.

    Almodóvar es una estrella, no cuenta tanto la película que lleve, por si solo da relumbrón. Aunque su cine si reúne las tres cualidades priorizadas en los Festivales A más prestigiosos.

    En cuanto al apoyo del Estado,… Ni con unos ni con otros. ¿Alguien puede decirme sin mirarlo en google cómo se llama el actual ministro de cultura? ¿O es ministra…? Os dejo, que voy a mirarlo.

  13. La Berlinale ya ha publicado todas sus películas, incluso la Sección oficial y solo una peli española que no está muy relacionada con nuestra industria, en una sección paralela, no precisamente la más importante. Tiene mérito, por su parte, es evidente. Pero la Berlinale deja, de nuevo, a nuestro audiovisual a la altura del betún.

  14. Basándome en unos posts que escribisteis hace unos tres años, con la participación española en la Sección Oficial a Concurso en Cannes, Berlín y Venecia. Haré un pequeño resumen de lo que ha ocurrido a partir de 2005

    VENECIA: Desde 2005 ha habido 16 ediciones de la Mostra y solo 2 películas españolas han concursado: ‘Balada triste de trompeta’ y ‘En la ciudad de Sylvia’. Desde 2010 nada de nada ya van 10 ediciones en blanco

    CANNES: Desde 2005 ha habido también 16 ediciones y han concursado: ‘Volver’, ‘El labertinto del fauno’, ‘Los abrazos rotos’, ‘Mapa de los sonidos de Tokio’, ‘Biutiful’, ‘La piel que habito’, ‘Julieta’, ‘Todos lo saben’ y ‘Dolor y gloria’. En total 9 películas en 16 años. Pero, tres de esas películas son de directores extranjeros superconsagrados mundialmente (Del Toro, Iñárritu y Farhadi) y dos de ellas tienen más producción mexicana que española. Así que si hablamos de autores españoles deberían ser 6 películas (5 Almodóvar, 1 Coixet)

    BERLÍN: Desde 2005 serían ya 17 ediciones, porque han publicado la Sección oficial a concurso de 2021. Ha habido 4 participantes españolas: ‘Elsa y Marcela’, ‘Nadie quiere la noche’, ‘No llores vuela’ y ‘Dictado’ (Una de ellas, tiene el dinero y no mucho más, porque es en inglés con actores extranjeros, directora sudamericana….)

    En resumen, si hablamos de autores ‘españoles’ tenemos

    -5 Almodóvar (Cannes)
    -3 Coixet (Berlín, Cannes)
    -1 Guerín (Venecia)
    -1 De la Iglesia (Venecia)
    -1 Chavarrias (Berlín)

    En 16 años (17 en Berlín), unos datos muy bajos. Una pena

    Es increíble que sea, sorprendentemente, Cannes el que más nos aprecia, pero claro, está Almodóvar

  15. Coixet es el mejor ejemplo de cómo los festivales van a veces con el piloto automático. De todas maneras, la opción de Berlín se le ha terminado con Carlo Chatrian en la dirección del certamen. Sospecho, por otro lado, que estaría encantado de seleccionar un Serra o un Laxe.

  16. Rodrigo Sorogoyen y Jonás Trueba creo que son los que más posibilidades tienen de meterse en el circuito de festivales.

  17. Muy de acuerdo con Genjuro: es normal que seleccionaran a la Coixet de ‘Cosas que nunca te dije’ o la de ‘Mi vida sin mí’, incluso ‘Elegy’. El resto de sus participaciones son más discutibles, y la última muy censurable, si lo único que aprecian del cine español es ‘Elisa y Marcela’, mal vamos. La nueva dirección de la Berlinale pasará y mucho de Coixet.

    También muy de acuerdo con álex- Trueba y Sorogoyen parece, y digo parece, que parten con posibilidades de unirse a Almodóvar, Laxe, Serra y Rosales (pero más en la línea de los tres últimos que del primero)
    Pero esa sensación teníamos muchos con Pablo Berger, después del éxito de ‘Blancanieves’ (2012) con la que tuvo tantas nominaciones a los premios del cine europeo, aunque su siguiente peli (‘Abracadabra’) fue visionada por los festivales, no gustó y creo que será complicado que vuelvan a contar con él o que simplemente visionen sus películas.
    Seamos prudentes, un pelín optimistas, pero no presionemos como se hizo con Vermut (no olvido la crítica de un periodista después de ver ‘Magical girl’ en Donosti y decir que ya teníamos director español que ganara la Palma de Oro en Cannes)

  18. Lo que es una pena es que tampoco hayan tantos directores/as en España con una producción en número de estrenos decentes, sobre todo surgidos alrededor y a partir del 2000, solo se me ocurren una decena o docena de nombres, y ninguna mujer esta entre ellos, por cierto. Y si añado los comerciales (Ruíz Caldera, Paulo, de la Orden) tampoco sube mucho el número.

    Lo de Jonás Trueba es un caso aparte, heredero del odio hacía su padre, que la crítica tampoco lo ha tratado fenomenal siempre(Los Feroz pasaron de La virgen de agosto) y aun así ha ido sacando sus películas regularmente durante estos años, de hecho en la web del ministerio leí hace unos meses que rodará otra en 2021.

    Ojalá esta nominación al Cesar, he leído que solo Berger, Saura y Almodóvar han conseguido nominación, sirva para dar más valor a este cineasta dentro de nuestro propio país, aunque luego sus películas os puedan gustar más o menos.

  19. Respecto a Jonás Trueba y su cine, no creo que cambie su imagen en España. Está nominación no va a suponer ni más dinero, ni más repercusión mediática, ni en taquilla, ni premios para él.
    El dato de los Feroz es significativo, pero ese año la cosecha fue excelente y era complicado.
    La nominación al César le podría servir para su recorrido internacional, porque no es Jonás un autor valorado aquí, resulta un pelín cargante

  20. De hecho la película nueva de Jonás Trueba ya está rodada. También la de Albert Serra. Hay varios nombres importantes que han rodado entre el segundo semestre de 2020 y el inicio de 2021. Entre ellos hay nuevas de Bollain, Gay, Jaime Rosales o Isaki Lacuesta.

  21. Hola, Nacho

    Sólo como apunte. Las directoras y directores de este país no te deben nada.

    Buenas tardes.

  22. Hola, Gloria

    Solo como apunte. Yo les debo un montón de horas de felicidad a las directoras y directores y a todos los creadores de este país.

    Buenas tardes

  23. “Si Sorogoyen, Rodríguez, Vermut, Gay, Zambrano, Martín Cuenca o los de Handia vuelven a San Sebastián es para mandarlos de mi parte al carajo”.

    Pues no lo parece. Teniendo en cuenta que los mandarías al carajo por ir a San Sebastian.

    Las directores y directoras de este país van donde les dejan, no donde les gustaría. A todos les gustaría ir a Cannes, a Venecia y a Berlin. Pero es que en este país el interés en apoyar la producción y difusión del cine que podría ir a este tipo de festivales es nulo. Nulo.

    Empezando por la propia producción de las películas. No hay ayudas. ¿O es que crees que el cine coreano, francés o italiano es así porque los directores simplemente son genéticamente más creativos?

    Sus países tienen diez veces más presupuesto para cuidar ese tipo de producciones y hay auténticos lobbies dedicados a posicionar las películas de esos países en los festivales mencionados.

    Todo influye en que una película sea seleccionada en un grande. El presupuesto para los créditos, el cartel, la foto, los actores, el tiempo dedicado a escribir y mejorar el guión… en España eso no existe. No hay formación ni educación en la producción y el consumo de un cine autoral que no sea el de Almodovar. Y no porque sea cine de autor. Si no porque Almodovar es famoso y, sobre todo, porque trabaja con actores reconocidos mundialmente.

    En España la producción está fagocitada por comedias. Y todo lo que no sea comedia no interesa al sector, porque sobrevive gracias a ello. Pero es que el ICAA o TVE tampoco beneficia especialmente a las producciones más autorales.

    España es un país condenado a secciones paralelas, porque las películas “de autor” españolas se hacen con muy muy poco dinero y jamás tienen vocación comercial. No existe una vía intermedia. Se pasa de la comedia a la película marginal. Pero es que las condenan desde la producción a ser marginales.

    No quiero, por supuesto, excusar a las directoras y directores totalmente de no ir SO de Cannes o Venecias, pero creo que hacer recaer sobre solo sobre ellas y ellos la responsabilidad de no ir a ciertos festivales es bastante injusto.

  24. Volviendo a la noticia sobre la que he comentado.

    Que “La virgen de agosto” haya sido nominada a los Cesar es un milagro. Pero es que la filmografía de un país no se debería construir a partir de una suma de milagros.

  25. Madre de Sorogoyen fue a Venecia y aunque en una paralela fue todo un acierto con premio incluido para una película que no gustó en España y que en Sanse hubiese pasado sin pena ni gloria. Venecia le abrió puertas, la película gustó mucho en Francia y Sorogoyen está bien situado para un (por qué no?) Cannes en un futuro. Y esto lo digo a raiz del comentario de Gloria, que por una parte suscribo, respecto a que en España no existen organismos específicos para impulsar las películas en festivales (los latinos nos están comiendo la tostada), pero también es cierto que no son pocas las películas, como Magical Girl, que han renunciado a una paralela de Cannes o Venecia por ir a Donosti.

  26. Totalmente de acuerdo con Gloria y con Aitor Torres. Y lo digo sin ningún tipo de ironía.
    Mi comentario básico, es que ir a Donosti no sirve para nada, de nada. Es inane. No sirve ni en la propia España, donde solo los tarados que escribimos aquí sabemos que existe San Sebastián.
    Mi comentario va muy en la línea de lo último que apunta Aitor, que según dicen, porque yo no lo sé, ha habido opciones de estar en alguna sección paralela en Cannes o en Venecia y se ha rechazado por ir a San Sebastián y eso es lo que yo no entiendo, porque siempre vale más estar en la cuarta o quinta sección paralela de Venecia o Cannes o Berlín que concursar en Donosti.
    Lógicamente no toda la culpa la tienen los directores, siendo los responsables últimos del producto.
    Son muchos los factores que influyen en estas selecciones, pero no creo que la peor sea la mala promoción que hacemos de nuestro cine. Debe haber algo más, y lamento pensar, cosa que no entiendo, pero sí creo, que nuestro cine, en general, no gusta en Europa y como he dicho en varias ocasiones tenemos todos los años cosas muy exportables (eso sí, este año, pues no, madre mía ‘Adù’ 13 nominaciones, es que para mear y no dejar gota)

  27. Sinceramente, hablar de la nominación de un Trueba en Francia como si fuera la victoria de David contra Goliat pues bueno, me parece cuanto menos cuestionable. Más allá de su calidad me resultaría raro raro raro que un producto similar con otro apellido hubiera llegado ahí. En parte, por eso yo creo que el problema sigue siendo el mismo:el apellido, es que ya ni el nombre. Ojo, esto no quiere decir que no me alegre que se valore un cine digamos “modesto” y ajeno al mainstream. El tema es que ojalá todos tuviéramos las mismas facilidades para llegar ahí pero no las tenemos y entonces o haces comedias digamos “no exigentes” y que puedan caer de pie en taquilla -en estos tiempos ni eso- o en una plataforma o estás vendidísimo. Vamos, que lo de “quien tiene padrino se bautiza” es especialmente español, mal que me pese.
    Y Nacho, una directora o un director no es ni mucho menos la última persona responsable de la película. Ya les gustaría. Y también te diré que hablas mucho del castañazo de Vermut y Vermut lo que hizo en Donosti fue ganar. Donde se pegó el castañazo no fue en un festival A,B,C,D…fue en nuestros queridos Goya,porque se prefirió votar y promover una opción muy atmosférica también, pero mucho más conservadora que conjuntaba morbo y añadidos why not…Pero claro, Rodríguez era colegui y se lo debían y en el mundillo del cine a Vermut le conocían en su casa a la hora de comer, así que mientras el jurado de Donosti apostó por el riesgo, los académicos, especialmente los intérpretes, que, reconocido normalmente por ellos, no ven cine porque no les da la vida, votaron, como casi siempre por inercia.
    Total, que Donosti no es el problema, sino un mal síntoma de la situación que vivimos. Y o nos responsabilizamos todos de lo que hacen los demás, no sólo los más conocidos, aparte de nosotros mismos, o nos vamos a la mismísima mierda y con un billete de vuelta caro, muy caro.

  28. Cuántas veces ha sido nominado Fernando Trueba a los Premios César??
    Es tan relevante su filmografía en Francia, que nominan a su hijo por una película, madre mía, qué poder tiene el apellido en el país galo!!!!!
    Cuando hablo de Vermut, hablo de su recorrido internacional, un éxito absoluto.
    Pero como bien se ha apuntado en varias ocasiones, la culpa de esto no es suya, es de todos aquellos que escriben artículos o hacen comentarios sobre su proyección festivalera europea

  29. Insisto, igual es más complicado que Vermut sea un éxito fuera si aquí le hacemos la cama. Y sí, Trueba es un nisu total. De hecho no ha rodado nunca en francés…Ups

1 2

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *