“LA VIRGEN DE AGOSTO” Y “JOSEP” NOMINADOS A LOS PREMIOS CÉSAR


Sorprendente nominación a mejor película europea en la 46 edición de los Premios César para la película española La virgen de agosto, de Jonás Trueba, que competirá con títulos de la talla de Drunk, 1917, Dark Waters y La comunión.
Esta importante inclusión del Trueba más joven podría abrirle las puertas a una futura participación en Cannes.

La gala, que se celebrará el próximo 12 de marzo, contará con otro título con participación española: Josep, de Aurel, que opta como mejor largometraje de animación.

En el reparto de La virgen de agosto destacan Itsaso Arana, también guionista de la historia, Francesco Carril, Vito Sanz, Isabelle Stoffel, Luis Heras, Joe Manjon y Mikele Urroz.

¿De qué va?

Eva (Itsaso Arana) está a punto de cumplir 33 años y ha convertido en un acto de fe la decisión de quedarse en Madrid en agosto. Los días y las noches se presentan como un tiempo de oportunidades, y mientras se celebran las verbenas de verano, Eva se encuentra con otras personas a las que trata de ayudar, sin saber que, en realidad, no hace otra cosa que ayudarse a sí misma.

47 thoughts on ““LA VIRGEN DE AGOSTO” Y “JOSEP” NOMINADOS A LOS PREMIOS CÉSAR”

  1. ¿Pero… Por qué es tan importante tener éxito fuera de España?¿Hasta que no vengan desde fuera a decirnos que algo o alguien es bueno no lo sabremos apreciar?

    ¿En serio?

  2. No hace falta irse tan lejos en el mapa. Basta con quedarnos aquí hace medio siglo, poco más. Se hacían algunas películas que desafiaban un régimen dictatorial y, pregunto, ¿su objetivo estaba fuera de nuestras fronteras? ¿Aspiraban Berlanga y Azcona al beneplácito de ingleses,franceses y estadounidenses o su crítica resultaba más certera y más transversal al lugar precisamente por retratar lo que sucedía en su tierra? Y como digo Berlanga, digo Nieves Conde, o Chávarri o el Almodóvar de hace ya tiempo o Paco León… Por eso en gran parte le doy la razón a Gloria.
    La industria de un país no debería aspirar a caber en las otras sino a tener una identidad propia y sin complejos y, desde su independencia, entrar en conexión con otras y ser una conjunción de industrias auténticas, sin homologación alguna. Existe un término medio entre mirarnos el ombligo perpetuando estereotipos de la tierra patria con cuñadismos baratos y hacer un cine que por equis motivos tenga cero comunicación con el espectador y a ese término medio se le llama buen cine.
    Lo triste, Gloria, es que sí hay una necesidad del estímulo de fuera,porque dentro somos muchos los que nos sentimos muy desamparados, los que vemos que el bacalao siempre,siempre,siempre lo cortan y se lo reparten los mismos. Ayudas a proyectos que no las necesitan -o no tanto como otras-, premios y campañas bestiales a gente a la que no le es tan vital como a muchos otros, sistemas que premian el éxito de la renta más que el potencial…
    Dicho esto sí te doy la razón -a Gloria otra vez- en que lo de fuera no debería ser necesario si esto estuviera bien montado. Pero no lo está, o lo está para unos pocos.
    Nacho, te invitaría a que revisaras tops de las por ejemplo 50 películas más relevantes del cine español y analices si se hicieron más en base a su origen local o a su proyección en el extranjero. Pueden parecer hipótesis peregrinas, pero creo que una de las dos opciones te saltará a la vista en un tris.

  3. ¿¿En qué momento he comentado yo que las películas españolas deben perder su esencia patria?? ¿¿En qué momento he dicho que deben parecer extranjeras???
    Jamás
    La mayoría de los grandes autores internacionales, actuales como antiguos han tenido más éxito mientras más se han centrado en sus raíces. Ejemplos hay cientos: Kusturica, Bergamn, Zang Yimou… Algunos han tenido más éxito al centrarse en lo local (Farhadi) que en sus aventuras internacionales….(El pasado, Todos lo saben)
    Cómo voy a pedir yo que nuestros autores se ‘americanicen’ o sean traidores a su esencia??? No tendría yo problema en que lo hagan, pero eso les acercara con suerte a la taquilla, no al éxito que yo he comentado.
    Por otro lado, creo que no ha quedado suficientemente claro que ME ENCANTA EL CINE ESPAÑOL, pero eso no significa que obvie sus carencias y limitaciones. Este año no ha habido tanto nivel como en otras ocasiones, aún así siempre hay cosas interesantes.
    Entiendo que no hay muchos en este foro que estén de acuerdo con mis ideas, y que tengo más detractores, pero si debo opinar algo sobre nuestra industria insisto en varios apartados:
    -La comedia en el cine español vive una crisis galopante en los artístico y un éxito notable de espectadores (siempre con notorias excepciones en ambos sentidos)
    -Nuestro cine ha recuperado el favor de su público, claro, está con excepciones.
    -Internacionalmente somos cuasi insignificantes, solo Almodóvar es un referente. En una escala inferior están Coixet, Serra, Laxe y Rosales (meto también a León de Aranoa que con sus dos últimas pelis estuvo en Cannes y Venecia, en secciones paralelas, con actores-estrella, pero estuvo)
    -Lo mencionado arriba me parece pobrísimo para una industria como la nuestra.
    -Sorogoyen y quizás Jonás Trueba puedan afianzarse y dar el salto, del resto no veo a nadie. Es cierto que hay directoras (Palomero, Carla Simón, Arantxa Echevarría) que quizá lo consigan, pero habrá que verlo
    -Lacuesta, Amenábar, De la Iglesia, Cesc Gay, Bollaín, Alberto Rodríguez, Zambrano, Berger, Vermut deberían, al menos en alguna ocasión haber paseado algunas de sus obras por dichos certámenes, pero o hace mucho tiempo que no lo hacen, o nunca lo han hecho y me sorprende. Ninguno tiene continuidad, quizá De la Iglesia, pueda optar. (Cuando hablo de continuidad me refiero a por ejemplo Ventura Pons en Berlín o Rosales en Cannes)
    -El año 2020 fue descorazonador para nuestro cine en Cannes, Berlín y Venecia. Es cierto que estamos en algunas secciones paralelas marginales (Berlín, pero son autores indies que son seleccionados una vez y hasta nunca). El 2021 ha empezado mal, a ver qué tal Cannes, porque Venecia es casi imposible
    -Recurrir a Donosti es decepcionante, un ejemplo serían los Moriarty, yo creo que su cine es muy exportable, pero no hay manera de que den el salto.
    -No necesito que los extranjeros nos digan lo que es bueno o malo, pero me parece de un nacionalismo chovinista y egocéntrico pensar que no necesitamos en aplauso de ningún extranjero. Cada año nuestro cine realiza obras estupendas, pero por varias razones no gustan fuera.
    -Siempre nos quejamos del escaso apoyo, de las limitaciones de las instituciones y organismos competentes para vender nuestro audiovisual, seguro que es cierto, pero necesitamos autocrítica entre nuestros creadores (que tienen limitaciones de todo tipo, especialmente económicas), pero no creo que en muchos países de Sudamércia o Asia estén sobrados en sus prespuestos y nos ganan por goleada en repercusión en los festivales que he mencionado y en muchos otros.
    -Siempre en pensado que los programadores de los grandes festivales si visionan obras que les encantan, van a seleccionarlas, aunque no tengan una campaña promocional ni organismos que los apoyen. ¿Cómo no voy a querer que una peli potente esté en mis festival??
    Todos los años dichos festivales incluyen pelis de autores totalmente desconocidos a concurso o en secciones paralelas relevantes, pero prácticamente nunca eligen españolas, y yo creo, que un poquito es porque no les gustan, no las encuentran de suficiente calidad (en algunos casos sí creo que la tienen)
    -Insisto en otro aspecto, es mejor cualquier sección paralela de Cannes, Venecia o Berlín, que competir en San Sebastián (si piensan que ir a la Concha les va a dar más repercusión mediática en España, son tantas los ejemplos opuestos, que mejor no hurgar en la llaga)

  4. La diferencia que veo entre tu punto de vista y el mío es básicamente que tú achacas el poco éxito de las producciones fundamentalmente a intermediarios cuando no de manera directa a la calidad de los productos emergentes y yo lo achaco entre otras cosas a la pasividad absoluta de quien ya emergió hace tiempo y la comodidad de estar ellos en el candelero y así asegurarse de que nadie les quita su sitio reservado.
    Es muy difícil que el cine español avance como conjunto si cada uno va a su puta bola y a la hora de votar en lugar de ver El año del descubrimiento se ha visto Gambito de dama. Hay una tremenda falta de conciencia de colectivo.
    Sin ir más lejos reivindicas a los Moriarty al mismo tiempo que sueles defender lo que votan los académicos. ¿De verdad crees que el hecho de que Dolor y gloria arrasara a la Trinchera no ha perjudicado a esta última de cara a recepción y especialmente de cara a los Óscar de este año? ¿De verdad crees que decir Almodóvar, Almodóvar y sólo Almodóvar no resulta perjudicial para el resto? ¿Y de verdad no crees que en cierto modo lo podría haber manejado con más mentalidad colectiva, como ha hecho con el corto este año?
    Cuando se abandera como cine español desde el extranjero a una persona…¿No debería ser en parte responsabilidad de esa misma persona despojarse de esa bandera por considerar que le debería pertenecer a mucha más gente en lugar de estar encantado de haberse conocido?
    No puede arrasar uno en los Goya, con una producción del copón, y estar encantadísimo y en el discurso ser tan cínico de pedir pluralidad y apoyo al proyecto pequeño. Vamos, como poder puede pero es pelín incongruente y puede que bastante irresponsable.
    Sin duda debería ser un tema de responsabilidad de Estado, pero la gente que tiene poder en el sector presume de nombre y discurso cuando quiere pero se ensimisma de tal modo que no ayuda a la industrias y no la ayuda sencillamente porque no cree en ella. Porque la industria es una relación de negocio y a ellos el suyo ya les va bien y punto…y encima tienen libertad de acción.

  5. Jonás Trueba y Sorogoyen seguirán siendo buenos directores vayan o no a Cannes o Venecia. Su trabajo y sus películas son, están y existen por sí mismas y son valiosas, y no son una pica en una montaña cuya cima es un Oscar o una selección en Cannes… La vida y el arte, afortunadamente, no van de eso.

    Lo demás es cargar las frustraciones personales en los demás. Disfruten de su cine si de verdad les están agradecidos y nos les pidan nada más. No son nadie para hacerlo.

    Fdo.

    Una directora de cine.

  6. Acabas de dejar mi defensa a la altura del betún.
    “Disfruten de su cine y no les pidan nada más”. ¿Perdona? Si disfruto de su cine es porque lo consumo. Y si lo consumo estoy invirtiendo mi dinero y fundamentalmente mi tiempo. Claro que espero una satisfacción de lo que consumo. Y si diriges cine espero que entiendas que no eres quién para decirle al público lo que tiene que pedir. Lo que tienes es que mover, hacer pensar, entretener, divertir, emocionar, conmover, y si no eres capaz de hacer nada de eso, el problema no es del público ni de la crítica -que recuerdo también es público-: el problema es tuyo…y no sólo tuyo. El problema también es de la gente talentosa que no tiene el apoyo que tú desde tu púlpito igual sí que tienes.
    No sé si has tenido éxito o simplemente estás en plan arribista, pero tu censura y tu superioridad son una completa vergüenza.
    Fdo: un proyecto de guionista y fundamentalmente un espectador y un defensor y amante del buen cine en general, incluido el español, aunque no le baile el agua a cualquier producto.

  7. Los festivales y los premios no son una cima, pero sí un medio para ampliar el espectro comercial de una película y para asegurar la continuidad de su director. Porque según se dicen ciertas cosas, parecería que las películas se producen solas y que no es necesario un retorno de la inversión. También es cierto que a veces el éxito puede ser contraproducente, pero bueno, tiendo a pesar que la mayor parte de las veces ayuda.

    Jorgito, a Berlanga precisamente le he leído en una entrevista decir que llegado un punto de su carrera dejó de pensar en los festivales a la hora de hacer sus películas. Vaya, que cuando hacía Plácido o El verdugo, que son unas obras de un virtuosismo formal impresionante, parece que sí tenía en mente lo que pensaba gente de otros países.

    Yo creo que hay gente que tiene una idea errónea de lo que era el cine hace medio siglo y más atrás. En Europa se hacían muchísimas coproducciones buscando facilitar la salida internacional de las películas. El verdugo mismamente es una coproducción con Italia protagonizada por un italiano.

  8. Bueno, si quieres sacar de contexto lo que dije adelante. Básicamente exponía que las grandes obras por mucho que se proyecten hacia fuera si no tienen desde su primer germen una proyección mucho más grande hacia dentro no consiguen nada. Eres libre de entenderlo o no pero exponiendo lo importante de las coproducciones a lo largo de la historia -que ya sé que las ha habido-, y poniendo a estas cómo si fueran en su mayoría la única cátedra del cine ya no sólo comercial sino a la larga emblemático, lo único que pones en relevancia, en base al debate que teníamos, es que lo que falla de esas producciones que deberían apuntar hacia fuera es la calidad. Y desde ese prisma, igual a día de hoy habría que tener un poco más claro de dónde partimos y contar nuestra historia. Si quieres digo que Berlanga no la contó, que era en realidad la de todo el mundo y que todo el mundo vivía en una dictadura, pero creo que no es cierto.
    Tremendo que después de que alguien haya dicho que nos callemos la boca, tú sólo te preocupes de dar una clase de historia del cine.

  9. Trueba y Sorogoyen sueñan con competir en Venecia o Cannes, me digáis lo que me digáis. Preferirían competir en esos dos escaparates a cualquier reconocimiento dentro de España. Porque los autores y directores que ellos mismos aman, se han paseado por el Lido y la Croisette siendo los baluartes de las carreras de esos grandes autores mundiales (no americanos) que han podido crear, promocionar y llegar al espectador más exigente, gracias a Venecia o Cannes.

    Jonás y Rodrigo son estupendos directores.

    Yo no estoy frustrado. Me da pena que nuestro cine suela ser ninguneado en el mundo.

    Yo no les pido nada que ellos mismos no deseen y seguramente mucho más que yo (Cannes, Berlín o Venecia).

    Soy un simple espectador, no pertenezco a la industria ni a la prensa. Eso sí, devoro todo lo que tenga que ver con nuestra industria, tengo mucha memoria, pero claro, me falta el contacto diario con los trabajadores del audiovisual patrio.
    Pero veo que con algunas ‘directoras’ pues me estoy ahorrando muchas lecciones

  10. Jorgito, yo no quiero que digas nada en particular, faltaría más. Cada uno es dueño de sus palabras.

    Por otro lado, yo no he dicho ni insinuado que las coproducciones “fueran en su mayoría la única cátedra del cine ya no sólo comercial sino a la larga emblemático”, ni nada parecido. Simplemente formaban parte del panorama cinematográfico de la época con bastante prolijidad y total naturalidad. Que se utilizaran como estrategia comercial pensando en mercados exteriores no significa que el enfoque del contenido no pudiera ser local.

    En fin, si mi mensaje te pareció una clase de historia del cine, de nada.

    Y como apunte final, creo que no te corresponde a ti decidir a quién debo o no responder.

  11. De verdad, esto es surrealista. Directores de los más importantes del mundo planean sus películas para coincidir con Cannes, las retrasan o aceleran los procesos para intentar estar y ahora va a resultar que da igual.

    Sus películas no son hechas para estar en un festival grande pero la estrategia que lleva consigo su vida, su reconocimiento, su futuro, sí. No hacen sus películas para enseñarlas a las visitas.

    Tarantino está obsesionado por ganar Cannes pero a Sorogoyen le debería dar igual estar o no.

    Claro.

  12. Genjuro, no se me ha ocurrido ordenarte a quién tienes que contestar. Pero que haya una usuaria que se cague abiertamente en la libertad de expresión del resto y a ti te parezca prioritario hablarme de Manfredi como si no supiera quién es me hace pensar que o has perdido tus prioridades o directamente no has leído el resto de mensajes.
    Y supongo que también podré expresar lo que opino de tu respuesta de la que he dicho improperio tal como “tremendo”. Dura imposición la mía.
    Ahora mismo Gloria está riéndose de nosotros y dando palmas con las orejas.

  13. Mi intención no es cargarme en la libertad de expresión del resto ni mucho menos reírme de nadie.

    No se puede tener el puño de hierro y la mandíbula de cristal.

    Nacho ha dicho que mandaría a tomar por saco a una gran parte de directoras y directores y yo le digo que esas personas no os deben premios ni éxito. Así de sencillo.

    Y sí Nacho. Directora. Sin comilllas. Una muy orgullosa del trabajo de mis compañeras y que se daría con un canto en los dientes con llevar una peli a donosti.

    Soy lectora habitual y ese desdén hacia el trabajo de compañeras me toca y se lo digo. Si no quieren que les contesten creen un grupo de WhatsApp.

  14. Yo comenté que algunos directores, después de ir en tres ocasiones seguidas, vuelven a repetir en Donosti es para mandarlos al carajo, pero no especifiqué si había que mandar al carajo a los directores o a los programadores del festival de San Sebastián……
    Algunas directoras españolas hacen pelis estupendas y otras pues no.
    Teaser me ha encantado tu comentario, de que Tarantino hace películas para las visitas, he soltado una carcajada, pero bien grande.
    TODO el mundo en el planeta cine, que es creador y realiza cine de autor sueña con Venecia y Cannes, como tú mismo apuntas, pero no aquí si lo que hacemos le gusta a las visitas, pues mola más…

  15. El 99% de los directoras y directores del planeta, los que no van a Cannes y Venecia, supongo hacen películas para las visitas entonces…

    Claro que cualquier directora o director querría ir a Cannes o Venecia. Pero no hacerlo no las convierte en malas directoras.

    Soy responsable de lo que escribo. No de lo que los demás interpretan.

  16. Jorgito, no pensaba que mis prioridades podrían ser objeto de debate. Es llamativo que te preocupes por ellas si tanto te ofende lo que dijo antes Gloria (de quien no me interesa en particular lo que le haga o deje de hacerle gracia).

1 2

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *