“LA MALDICIÓN DEL GUAPO”, PROTAGONIZADA POR GONZALO DE CASTRO, RECAUDA 30.000 EUROS EN SU ESTRENO EN CINES | El Blog de Cine Español

“LA MALDICIÓN DEL GUAPO”, PROTAGONIZADA POR GONZALO DE CASTRO, RECAUDA 30.000 EUROS EN SU ESTRENO EN CINES

La comedia española “La maldición del guapo”, dirigida por Beda Docampo, ha sido la sexta película más vista en los cines este fin de semana pero con una baja recaudación de 30.000 euros. En estos tiempos post-pandemia los espectadores no están volviendo a las salas y la facturación es un 90 % inferior a la época sin Covid-19. En fin, con un estreno de 125 copias si consigue superar los 100.000 euros no será una mala cifra en estos tiempos tan anodinos.

En el reparto de “La maldición del guapo” destacan Gonzalo de Castro, Juan Grandinetti, Malena Alterio, Ginés García Millán, Cayetana Guillérn Cuervo, Carlos Hipólito y Andrea Duro. Se trata de una producción de Arcadia Motion Pictures, Cados Producciones, Dammed Bello y Zarlek Producciones que cuenta con la participación de RTVE y la financiación del ICAA.

¿De qué va?

Humberto (Gonzalo de Castro), un seductor y estafador a partes iguales, lleva una vida tranquila en Madrid donde regenta un bar, tras haber cumplido condena por una antigua estafa que le costó la relación con su hijo Jorge (Juan Grandinetti), al que abandonó en Argentina siendo solo un niño. Jorge ahora, es un hombre humilde y respetable que trabaja en una lujosa joyería también en Madrid, y que está ciegamente enamorado de Aldana (Andrea Duro), la hija de la joyera. Un buen día y en un descuido tonto, Jorge sufre un robo importante en la joyería, con lo que se verá obligado a pedir ayuda a su padre para intentar cubrir el agujero. Humberto verá en esta situación, la oportunidad perfecta para recuperar el amor de su hijo, al que no ve desde hace años. Pero Humberto no podrá renegar de su naturaleza embaucadora, y comenzará aquí un gran enredo envuelto de estafas, secretos y líos amorosos y familiares. Una disparatada convivencia de amor-odio entre padre e hijo donde cada uno buscará su astuta manera de aleccionar al otro. Y sumergidos en esta trama de enredos donde nadie es quién dice ser, ¿serán capaces de reconciliarse?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *