HOY HA DADO COMIENZO LA SEGUNDA PARTE DEL RODAJE DE “VILAMOR”. TENEMOS LAS PRIMERAS IMPRESIONES DE SU DIRECTOR, IGNACIO VILAR.

Hoy se ha reiniciado el rodaje de “Vilamor”.  La presentación y visita a rodaje  ha tenido lugar en la localidad de A Fonsagrada.  El pasado invierno se rodaron las escenas de invierno  en la montaña lucense con todas las dificultades que esto supuso para todo el equipo, tanto artístico como técnico. “Vilamor” se convierte así en el primer largometraje de ficción que se rueda en Os Ancares. La acción  se sitúa en 1976 y cuenta la historia de un seminarista que al volver de vacaciones a su pueblo natal, descubre que en la aldea vecina se ha instalado una comuna que tiene alteradas a las fuerzas vivas del lugar. El argumento está inspirado en las comunas reales que se instalaron en aquellos años, algunas de ellas en los mismo lugares donde se ha localizado el rodaje.

 La canción principal de la película, “O son da liberdade”, que cantan los comuneros delante del fuego, la ha compuesto Zeltia Montes inspirada en las asambleas las acampadas de Sol, por las que pasaba todos los días. La letra es de Manuel Antonio (poeta gallego de los años 20). Según nos cuenta su director, Ignacio Vilar,” la película trata de reflejar cómo se organizaban los jóvenes revolucionarios en los años 70, y es muy curioso porque tiene mucho que ver con los movimientos que se estuvieron produciendo las últimas semanas en Galicia y en todo el mundo. Por ejemplo, las asambleas. Los habitantes de Vilamor todo lo resuelven en asambleas. Incluso decidían si una pareja que llevaba más de una semana relacionándose podía seguir adelante, porque lo suyo era el amor libre. En nuestra película hay muchas asambleas, unas siete. Las más importantes ya se han rodado. Y los actores han captado el espíritu y hemos conseguido una gran intensidad y dramatismo en estas escenas. Tanto yo como director como el resto del equipo estamos muy gratamente sorprendidos. El hecho de que el equipo haya estado ensayando durante dos meses antes de la película ha influido mucho en esto. Los actores y actrices jóvenes son una auténtica piña. Se han empapado del espíritu asambleario, y para ellos la película está siendo un gran aprendizaje.

 El reparto está encabezado por Rubén Riós, que encarna al seminarista Breixo, y por Sabela Arán, en el papel de una de las jóvenes comuneras. El resto de los habitantes de la comuna están interpretados por actrices y actores gallegos muy jóvenes, como Sheyla Fariña, Rubén Prieto o Paulo Serantes. Asimismo, tiene un papel destacado Tamara Canosa, que ya había protagonizado junto a Rubén Ríos el anterior film de Ignacio Vilar, “Pradolongo”.

 Sobre los habitantes del lugar y su relación con esa parte de la historia y el rodaje, el director cuenta: “Al estar inspirada en una historia real que sucedió hace 35 años en el mismo lugar, la gente del lugar ha sido muy importante desde la propia concepción de la película. La comuna desapareció en el 82, así que para preparar Vilamor he tenido que buscarlos a todos por toda España para entrevistarlos, quería hablar con todos. La gente que vive aqui ahora en cierto modo son herederos de esa comuna, de hecho tienen una relación con la naturaleza y el ecologismo muy avanzada (respeto al medio ambiente, uso de energías limpias, restauración de molinos y otros lugares…) y aprendemos mucho de ellos, al tiempo que ellos se sienten orgullosos de que estemos recuperando esta historia. De algún modo yo estoy haciendo de historiador de sus orígenes.

 El rodaje está siendo muy duro, la belleza de los lugares es proporcional a la dificultad de los accesos, y en este sentido la colaboración de los vecinos es fundamental. Hay una simbiosis total entre el equipo y la gente del lugar. Gran parte de las localizaciones en Os Ancares nos las descubrió el guarda forestal. La persona que vigila nuestras cosas mientras estamos confinados rodando en un sitio apartado es una de las personas de la aldea donde estaba la comuna. Los figurantes que hacen de comuneros son jóvenes habitantes actuales de la zona y el caballo que usamos también pertenece a ellos.

 Toda la zona de A Fonsagrada, Negueira de Muñiz, Grandas de Salime, Os Ancares… está un poco revolucionada con el rodaje. Los paisanos van a estar de figurantes en algunas secuencias. De alguna forma todo el mundo está implicado. El pasado fin de semana los actores protagonista fueron a una fiesta en una aldea de la zona y también fue una pequeña revolución. Estamos encantados, todo el mundo nos está tratando muy bien, y para un rodaje tan complicado y tan especial esto es muy importante.

Leave a Reply

Your email address will not be published.