ENTREVISTA AL DIRECTOR CARLOS THERÓN: “EL HUMOR SIEMPRE VA A ESTAR PERSEGUIDO. EVITA EL MIEDO” – El Blog de Cine Español

ENTREVISTA AL DIRECTOR CARLOS THERÓN: “EL HUMOR SIEMPRE VA A ESTAR PERSEGUIDO. EVITA EL MIEDO”

Continuamos con nuestras charlas cinematográficas durante el Estado de Alarma y hoy hablamos con Carlos Therón, uno de los directores españoles más taquilleros de los últimos años con películas como “Fuga de cerebros 2”, “Es por tu bien” y “Lo dejo cuando quiera”, que vio como su último trabajo, “Operación Camarón”, fue el primer estreno español que se aplazaba ante los primeros indicios de la pandemia que nos venía encima. De todo esto y más temas sobre el cine y la comedia hablamos en esta entrevista.

Os dejamos con nuestra entrevista al director Carlos Therón:

– ¿Cómo está siendo el día a día de Carlos Therón en este confinamiento?

– En general, como a casi todo todo el mundo, nos han engañado (risas). Antes para hacer una reunión, tenías que ir a una oficina de una empresa y realizabas como mucho dos o tres reuniones pero ahora haces ocho al día y sin horarios (risas). No me ha dado tiempo a aburrirme. Y después tampoco me he vuelto loco viendo todas las pelis o series del momento y he decido ver una o dos cosas, prácticamente cada día, y sobre todo cine clásico.

– Creo recordar, pues ya han pasado casi 3 meses, que “Operación Camarón” fue la primera película española en anunciar que aplazaba su estreno, programado para el 13 de marzo, debido al coronavirus, ¿cómo viviste esa situación? Y, por otro lado, ¿imagino que estarás con ganas de hacer reír a los espectadores cuando se estrene en septiembre?

– Si no fue la primera, fue la segunda, y al principio lo estábamos viendo por las noticias y cuando sólo quedaba una semana para el estreno, con mucha promoción ya realizada, Mediaset decidió aplazarlo. Ante esto, me empecé a informar, veía a gente con mascarilla por la calle, y pensé, ¿qué exagerados? Pero, luego, cuando me documenté, vi que era serio y que Mediaset tomó una decisión muy acertada. Cuando se proclamó el Estado de Alarma yo ya había comprado papel higiénico. Estaba bien informado (risas).

No sé si será en septiembre, es la intención, pero ya veremos cómo responde el coronavirus y el público. Lo importante es que Mediaset confía en la peli y quieren estrenarla en el momento apropiado. Tenemos un grupo de whatsapp de la peli, que sigue muy activo, y durante estos meses hemos hablado mucho de su estreno y tenemos muchas ganas que llegue, pero queremos lanzarla bien. Cuando llegue a los cines será un producto ideal para olvidar durante hora y media todo lo que hemos pasado.

– Particularmente, estoy cansado de repetir que una comedia hay que verla en una sala de cine porque ahí se forma una conjunción, una magia que es imposible que se produzca en una casa particular, ¿cuál es tu opinión al respecto?

– Lo que más me gusta es el cine y es por eso. Mi vocación viene de intentar reproducir esa sensación de ver “ET” de niño en una sala rodeado de gente, la experiencia es muy diferente a ver una peli en casa, el cine te obliga a apagar el teléfono, a no levantarte del asiento y es una experiencia colectiva. No es lo mismo ver una peli rodeado de gente que en tu casa. Con las comedias se produce algo colectivo, una energía especial, y por eso lo que más me gusta del mundo es ver una película en un cine a rebosar.

– Eres uno de los directores más cotizados de nuestro cine por lo que cuéntanos, ¿cuándo decidiste dedicarte al mundo del cine y qué estudiaste para dedicarte a tu pasión?

– Como te decía antes, vi “ET” con 4 o 5 años. Nunca había ido al cine y con ella en los primeros minutos tuve miedo, luego me hacía gracia, empecé a reír, más tarde a llorar, y por último fui el hombre más feliz del mundo cuando resucitó. Así que empecé a pensar cómo se hacía eso. Me cuenta mi madre que le empezaba a preguntar cómo se hacían las cosas, por ejemplo, en “La misión”, cuando el actor caía por una catarata le decía “no, en el plano de lejos es un muñeco, no es el actor”. Estudié Historia del Arte, no entré por nota en Comunicación Audiovisual por nota, pero cuando acabé la carrera me vine a Madrid a estudiar cine en una Academia. Ahora metes la mano en el bolsillo y tienes una cámara. Antes era imposible, menos mal que una tía mía tenía una cámara Súper VHS, y con eso empecé a experimentar. Así que cuando me preguntan, cuando doy clases o alguna charla, sobre qué hay que hacer para hacer cine, les digo “rueda, coge el móvil y ponte a grabar”.

– Tus películas, por ahora, no han logrado nominaciones a los Goya pero, curiosamente, con tu productora, Producciones Líquidas, ganaste el Goya al mejor corto documental en 2005 por “En la cuna del aire” y el Goya al mejor corto de ficción por “Miente”, de Isabel Ocampo, ¿qué recuerdas de estos “cabezones”?, y, ¿por qué crees que a la comedia casi nunca se la valora a la hora de las nominaciones y premios en los Goya?

– Cuando empezamos con la productora, buscamos hacer cosas, y en estos trabajos era productor pero también realicé el montaje de los mismos. Fueron unos años bonitos y los premios valen para que te tomen en serio, sobre todo en tu casa para que vean que estás haciendo algo que tiene sentido.

El público las recibe muy bien y las buenas comedias suelen convertirse en clásicos como las de Billy Wilder (“El apartamento”) o incluso la figura de Chaplin. Sin embargo, cuando pasa algo bueno no es noticia pero un buen drama abre un informativo.  Bajo la comedia trabajamos temas que son muy duros, que no llegan a tocarse en los dramas, el humor rebaja mucho algunas situaciones y se puede rodar casi todo.

– “Impávido” fue tu primera película aunque, curiosamente, se estrenó después que “Fuga de cerebros 2” y en ella también fuiste coproductor y guionista, ¿no tienes pensando repetir en alguno de estos apartados?

– De alguna manera en todas mis pelis y series trabajo muy cerca de los guionistas, por lo que esa espinita me la voy sacando. Y en producción también he hecho algo en series trabajando como productor ejecutivo pero no es mi intención convertirme en un productor al 100 %. Me encanta mi trabajo, me encanta dirigir.

– Eres un director experimentado también de series como “Los hombres de Paco”, “El barco”, “El chiringuito de Paco”, “Olmos y Robles” y “Mira lo que has hecho”, ¿por qué crees que nuestro país vive el mejor momento de su historia en la ficción televisiva? Se rumorea que somos los mejores en calidad/precio, tenemos excelentes profesionales (directores, actores, técnicos…) y los sueldos son bastante bajos sobre todo comparados con otros países como USA, Reino Unido y Francia.

– Se están dejando atrás determinadas cosas y ahora las series viajan sin problemas a través de las plataformas. Así, nuestras series llegan ahora a prácticamente a todo el mundo. Ya no es un lastre que una serie se vea subtitulada. Nosotros hemos sido los que más tarde hemos llegado a esto, siempre hemos visto películas y series subtituladas por razones históricas, entre otras temas. También hemos sufrido mucho con eso de las series de 70 minutos, teníamos que hacer tramas de relleno para llegar a ese minutaje para que una serie ocupara todo el prime time.

Sí, en parte sí, puede que seamos más baratos, pero, por ejemplo, “La casa de papel”, su primera temporada se realizó con nuestros medios, para una televisión generalista, y de ahí pasó a Netflix y se convirtió en un éxito mundial. Ahora sí producimos y rodamos series con vocación internacional que antes ni soñábamos.

– Te has convertido en uno de los directores españoles más taquilleros con “Fuga de cerebros”, “Es por tu bien” y “Lo dejo cuando quiera”, ¿te imaginaste alguna hacer una película con dos millones de espectadores en cines?

– No (risas). Hay días que lo pienso. Cuando estoy estresado, tengo un día malo, me relajo y digo: “soy director de cine, que es lo que siempre has querido ser, así que sé feliz”. Me encanta mi trabajo y rodar es lo mejor. Luego si el público va a ver tus pelis eso es un regalo maravilloso.

– Curiosamente, en tus películas descubrimos a actores que no suelen hacer comedia como Manolo Solo y Julián Villagrán en “Impávido”; “El Langui” en “Fuga de cerebros 2”; José Coronado y Roberto Álamo en “Es por tu bien”; David Verdaguer en “Lo dejo cuando quiera”; y Natalia de Molina y Carlos Librado “Nene” en “Operación Camarón”, ¿es casualidad o eres un cazatalentos de la comedia (risas)?, ¿a qué otros actores, que no han hecho comedia hasta ahora, crees que funcionarían muy bien en la comedia?

– (Risas). Creo que es casualidad y también pienso que la mayoría de los grandes actores saben hacer comedia. Un buen cómico es un buen actor. Muchas veces un buen monologuista acaba haciendo películas y ganando Oscars como Tom Hanks. El proceso contrario es más difícil de ver. Un actor muy encasillado en el drama que pase a la comedia, es muy difícil, le tienen mucho respeto. La comedia es un signo de inteligencia. En la comedia tienes que hacer el timing, saber cómo decir el texto, da mucho respeto. Todos los actores que has nombrado tienen mucho talento y se manejan bien en la comedia.

Sobre tu segunda pregunta aquí casi todos han hecho comedia. El que más o el que menos ha pasado por “La que se avecina” (risas). Por ejemplo, Antonio de la Torre comenzó haciendo comedia, yo cuando lo conocí estaba haciendo una serie cómica titulada “Los 80”. Pero, vamos, Antonio puede hacer lo que sea. Todos sabemos que es un grandísimo actor.

– Álex de la Iglesia acaba de fundar el sello The Fear Collection, junto a Amazon y Sony, para producir películas españolas de terror con vocación internacional, y entre los nombres de los directores que suenan para este sello está el tuyo. Además, Álex sobre ti ha dicho que tienes mucho talento y que si un director sabe rodar comedia puede rodar lo que quiera. Te puede hacer llorar o hacer pasar miedo, ¿qué opinas de todo esto?

– Llevaba tiempo con ganas de jugar con otros géneros. Aunque mis comedias sean diferentes y quiero que cada una tenga temáticas diferentes. Sin embargo, es difícil cambiar porque cuando uno hace un tipo de trabajo, y funciona, te siguen llegando ofertas de lo mismo. Álex llevaba tiempo con esta idea en la cabeza, que al fin se ha hecho realidad, y fuimos Fernando Navarro, el guionista, y yo, a hablar con él, y con Carolina Bang, más sus socios de Sony y Amazon, y les pareció bien. La punta de lanza serán las pelis de Álex y de Balagueró, y luego rodaremos los demás. Tengo mucha curiosidad de este sello, de ver estas pelis y de ver a cineastas que no hemos rodado terror como Paula Ortiz, que seguro que lo borda porque sabe rodar muy bien. Para mí es una oportunidad y, encima, hacerlo de la mano de un grande, es un sueño.

– ¿Qué opinas de la censura o autocensura que vive hoy día la comedia en nuestro país?

– El humor siempre es complicado. La trama de “El nombre de la rosa” lo explica muy bien, los asesinatos, las muertes de los monjes, es para que un manuscrito donde Aristóteles realizaba una defensa de la comedia y el humor como posibilidad de cuestionar los absolutos establecidos no salga a la luz. El personaje del ciego dice “cuando la gente se ríe deja de tener miedo”. El humor siempre va a estar perseguido, evita el miedo. Hay muchos intereses y siempre habrá persecución. Hay cosas que ahora mismo no podemos decir, pero siempre ha sido así. Normalmente son oleadas, dentro de un tiempo tendremos un humor más loco, menos controlado y podremos hacer cosas que no estén tan medidas y controladas que pueden meterte en un lío. Volveremos también a esa normalidad (risas).

– Por último, como amante de la comedia, ofrécenos una pequeña lista de comedias para ver en estas semanas que todavía quedan de Estado de Alarma. ¿Y cuál es la película española que más veces has visto?

– Pues, hay mucho, todo Berlanga, como “Plácido” o “El verdugo”, siempre vas a aprender algo. Y en estos tiempos recomiendo las primeras comedias de Fernando Colomo, de Fernando Trueba, de Almodóvar, estas pelis de la transición que tenían una frescura especial para ver cómo jugaban y cómo experimentaban estos grandes espadas de nuestro cine.

La película que más veces he visto es “Buried”, de Rodrigo Cortés, porque estuve en el rodaje, hice el making of y estuve en el proceso de montaje. Además, me sigue pareciendo una experiencia brutal, con una historia de un tío en una caja y ya (risas).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *