Se esperaba que fuera uno de los grandes éxitos de taquilla del año pero, finalmente, se ha convertido en una de las decepciones del año. Estamos hablando de la comedia “Los Japón“, dirigida por Álvaro Díaz Lorenzo, que en su sexto fin de semana en cines cae un 74 %, le ha perjudicado mucho el estreno de “Padre no hay más que uno”, de Santiago Segura, añadiendo 23.000 euros a un acumulado de 2,7 millones. Una cifra que sería respetable para una producción media de nuestro cine, que oscila entre los 2 y 3 millones de euros, pero es que estamos hablando de una de las producciones más caras del año porque ha costado la friolera de 6 millones y, mucho me temo, que sin contar los gastos de promoción y copias. Estos malos datos de taquilla de esta producción de Atresmedia, DLO Producciones y Warner Bros nos confirman, en primer lugar, que Dani Rovira no lleva por sí solo al público a las salas, tiene que contar con la maquinaria publicitaria de Mediaset para conseguirlo, y, dos, Warner lleva mucho tiempo sin conseguir un éxito distribuyendo cine español.

¿De qué va?

En 1614 una expedición japonesa encabezada por el nieto del emperador desembarcó en el pueblo sevillano de Coria del Río, y el heredero al trono se enamoró de una bella sevillana, formó una familia y nunca regresó a Japón. 400 años después, el Emperador Satohito muere y el heredero legítimo resulta ser Paco Japón, vecino de 37 años de Coria del Río. La vida de Paco y de su familia cambiará drásticamente al verse de la noche a la mañana viviendo en el Palacio Imperial y preparándose para ser los nuevos Emperadores de Japón. El choque cultural y lingüístico entre japoneses y andaluces provocará situaciones cómicas y disparatadas en esta aventura donde Oriente y Occidente se dan la mano.

Tráiler final: