Como os comentaba ayer, en los cines ya no funcionan ni los blockbusters americanos, la recaudación de “Toy Story 4” no ha sido la esperada y el batacazo de “Godzilla” ha sido tan sonoro como el tamaño de este monstruo asiático, y una de las razones creo que puede ser que el público prefiere quedarse cómodamente en casa viendo una película o una serie. Desde hace ya varios años prácticamente todos tenemos una televisión enorme y con una resolución mucho mejor que la de una pantalla de cine, lo que nos permite quedarnos en nuestro hogar cómodamente viendo lo que queramos y, además, ahora con una numerosa oferta gracias a las plataformas Netflix, Movistar, HBO, Filmin y Amazon, entre otras. ¿Cuáles usáis vosotros? Si ya es complicado elegir abonarse a una plataforma también lo es acertar con una buena televisión (guia comprar televisor). Particularmente, estoy muy satisfecho con la mía, aunque me la compré con 3D y creo que habré visto como mucho 10 películas en este formato desde que me la compré.

Yo, un cinéfilo empedernido, muchas veces se me quitan las ganas de ir al cine cuando veo a parte del público mirando todo el rato móvil, hablando entre ellos como si estuvieran en un parque, contestando llamadas al móvil igual que si estuvieran en la calle, comiendo palomitas, patatas, gominolas u otros snacks con la boca abierta por lo que se les escucha desde la sala de al lado, y metiéndose mano las parejitas -aunque esto ya me molesta menos 😉 -.

Con todo esto, por no hablar de si resides en un gran capital como Madrid o Barcelona donde una entrada de cine cuesta 10 €, aunque esto ya sería tema para otro debate, ¿el cine es caro?, creo que la industria del cine está perdiendo la batalla contra las plataformas.

P. D. Otro tema, ¿vale la pena pagar 10 euros para ver en cines una película como la última de “Godzilla” y equivalentes?