¿POR QUÉ EL PÚBLICO YA NO VA A LOS CINES? ¿CULPAMOS A LAS PLATAFORMAS?

Como os comentaba ayer, en los cines ya no funcionan ni los blockbusters americanos, la recaudación de “Toy Story 4” no ha sido la esperada y el batacazo de “Godzilla” ha sido tan sonoro como el tamaño de este monstruo asiático, y una de las razones creo que puede ser que el público prefiere quedarse cómodamente en casa viendo una película o una serie. Desde hace ya varios años prácticamente todos tenemos una televisión enorme y con una resolución mucho mejor que la de una pantalla de cine, lo que nos permite quedarnos en nuestro hogar cómodamente viendo lo que queramos y, además, ahora con una numerosa oferta gracias a las plataformas Netflix, Movistar, HBO, Filmin y Amazon, entre otras. ¿Cuáles usáis vosotros? Si ya es complicado elegir abonarse a una plataforma también lo es acertar con una buena televisión (guia comprar televisor). Particularmente, estoy muy satisfecho con la mía, aunque me la compré con 3D y creo que habré visto como mucho 10 películas en este formato desde que me la compré.

Yo, un cinéfilo empedernido, muchas veces se me quitan las ganas de ir al cine cuando veo a parte del público mirando todo el rato móvil, hablando entre ellos como si estuvieran en un parque, contestando llamadas al móvil igual que si estuvieran en la calle, comiendo palomitas, patatas, gominolas u otros snacks con la boca abierta por lo que se les escucha desde la sala de al lado, y metiéndose mano las parejitas -aunque esto ya me molesta menos 😉 -.

Con todo esto, por no hablar de si resides en un gran capital como Madrid o Barcelona donde una entrada de cine cuesta 10 €, aunque esto ya sería tema para otro debate, ¿el cine es caro?, creo que la industria del cine está perdiendo la batalla contra las plataformas.

P. D. Otro tema, ¿vale la pena pagar 10 euros para ver en cines una película como la última de “Godzilla” y equivalentes?

12 thoughts on “¿POR QUÉ EL PÚBLICO YA NO VA A LOS CINES? ¿CULPAMOS A LAS PLATAFORMAS?”

  1. Son varias cosas Redacción, las que planteas. El tema de los móviles es uno de los peores, incluso en la Filmoteca de Andalucía, que se supone tiene un público un poco más ‘educado’, pues no, porque los ancianos son con los móviles, casi peores que un adolescente. Además tienen poca destreza a la hora de quitarle el sonido y/o apagarlo, vamos que hay que ponerles un tutorial para que sepan cómo se hace.
    Lógicamente no merece la pena pagar 10 euros para la última de Godzilla, pero que yo no iría ni con la entrada regalada.
    Por otro lado, que no se quejen demasiado en Barcelona y en Madrid que al menos ellos sí pueden ir a ver todas las películas que se estrenan en pantalla grande. Estoy un poco cansado de todas las quejas con los precios en esas ciudades, porque tienen un gigantesco abanico de posibilidades, servicios y oferta cultural de los que la mayoría de los españoles carecemos, así que no se quejen tanto y piensen que vivir en otros sitios, nos limita muchísimo todo (cultura, servicios, transportes…..).
    Por último, si alguno hubierais podido asistir a la sesión a la que yo fui de ‘Carmen y Lola’, eso, fue una verbena, los gitanos y gitanas que estaban viéndola montaron un espectáculo, pero no comentando demasiado sobre la película, no, sino de cosas totalmente ajenas a la cinta, pensarían que estaban en el mercadillo.

  2. GODZILLA merece el pago de la entrada… No una gran pelicula, pero si un un espectáculo mayúsculo.

    Dicho esto, no se a que se debe la ausencia de público. En mi caso, puedo pensar que en estas fechas se están celebrando fiestas locales en el municipio donde resido y alrededores, lo que provoca que la gente prefiera socializar a acudir a las salas. Comienza la temporada de piscina, playa y demás, por lo que la gente tiene más tiempo libre para pasar en familia y evita encerrarse durante dos horas.
    Tampoco creo que el factor precio sea un impedimento. Ignoro a que precio se venden las entradas en Barcelona, pero por lo que se, se roza los diez euros solamente en fin de semana y depende mucho de las condiciones. CINESA ofrece sustanciosos descuentos a los usuarios que poseen su tarjeta de fidelización (entradas a 4’90€ y palomitas”rellenables” por solo un euro más), al igual que YELMO. Al parecer, el factor IVA reducido no ha acabado resultando tan positivo como pensábamos.

    Y la educación en las salas va de mal en peor. Los mayoría de espectadores (jóvenes y mayores) apenas respetan nada ni nadie. En este sentido, poco podemos hacer.

    Por mi parte puedo decir que ni tengo NETFLIX, ni HBO o cualquier plataforma de streaming. Soy fiel a mi sala preferida (dos veces por semana, mínimo) y a mi videoteca.
    Si no hay nada relevante en las salas, siempre hay algún clásico que me rescata del tedio…

  3. No se los demás, pero a mi lo que proyectan hoy en los cines apenas me interesa. De ir una o dos veces por semana he pasado a ir una (o ninguna) al mes. Godzilla ni 10 euros ni gratis. A lo poco que me llama el cine que hay en cartelera, batiburrillo de superhéroes, remakes, sagas, cine familiar terriblemente malo, comedias españolas infumables, películas para señoras mayores (lo siento Elviralindó pero es asi) en su mayoría francesas,… se une lo poco estimulante de tener que meterte en un centro comercial y con un público cada vez más maleducado. Y los pocos cines de centro están en muy malas condiciones de imagen y sonido. Vamos, que ir al cine da mucha pereza

  4. En mi caso particular se juntan varias de las cosas que ya habéis comentado:cuando vivía en Madrid capital no había ya ninguna sala en mi barrio y ahora que vivo en la sierra no puedo permitirme hacer cien kilómetros ni en tiempo ni en dinero para ir a ver una peli. Cuando era más jovencillo tenía tiempo y ahora con el trabajo imposible. Y definitivamente el precio es muy caro en Madrid. Diez euros por una entrada es una pasada, no sé cómo será la economía de los demás, pero la mía no me lo permite. Lo de la educación en las salas no hace falta comentarlo más, ya sabemos cómo somos los españoles y los que han venido de fuera peor aún. Básicamente voy a los Verdi o los Renoir si coincido en la capital, y en el día del espectador. Respecto a las plataformas (a las que todo el mundo solo le ve el lado positivo), no estoy abonado a ninguna ni creo que lo haga. No sale a cuenta tener que pagar veinte abonos para poder ver una peli o series en concreto, y tampoco me hace mucha gracia pagar a empresas que no pagan impuestos aquí. Sería interesante que estas plataformas dieran la opción de ver y bajarse cosas sueltas que realmente te interesen directamente de su web y no tener que pagar mensualidades completas por chorradas que no vas a ver. Pero supongo que esta opción última es la única que les sale rentable…

  5. Hace años que no veo una buena película. Puras remake y lo todo ya visto.

    Uno llega a la edad de que nada ya te sorprende.

    Pero una cosa es tener casi 40 y ver cine variado y otra 15 años viendo sólo blockbusters.

    Sea cine nacional o extranjero, independiente o de alto presupuesto, de palomitas o intelectual, todo ya ha sido todo visto.

    Evidentemente Houston tenemos un problema.

  6. Las plataformas sustituyen o complementan a la TV y al dvd (antes vhs), incluso a las páginas piratas, no al cine, puede influir que la gente vea ficción en casa y pase de ir al cine un domingo por la tarde, pero sobre todo ven series, pero que películas estrenan estas plataformas para que afecte al cine?

    Roma? A ciegas? y alguna peli-evento más pero hay poco que rascar en ese sentido… quitando las 2 primeras pelis y alguna más todo lo quie tiene Netflix está más visto y emitido en las TV privadas y públicas, que las reposiciones de Verano azul, apenas he visto algún boom reciente en redes con pelis, ¿¡creeis que crímenes en el mar, la última comedia petarda de Adam Sandler o la peli esta de amaia Salamanca y Belen Cuesta en España, va a afectar?

  7. Yo no estoy de acuerdo en que un factor para el descenso del público en salas sea que el cine, como arte, pase por un mal momento. Pero quizá sí haya problemas de distribución. Sí que he notado que pese al auge de internet, la cantidad de páginas dedicadas a cine realmente innovador, de esas que te hacen descubrir pelis de las que no habías oído hablar aunque estés bastante atento a este mundillo, ha ido decreciendo y ahora solo queda alguna que “puede pasar”. Y lo mismo sucede con las revistas especializadas, que las pocas que aguantan hablando de cine “diferente”, viven sobre todo de la gloria de autores a los que echaron el ojo hace años. Pero si uno pone interés, siempre descubre cosas nuevas e interesantes. Eso sí, pedir verlas en una sala (y especialmente si no vives en una de las grandes ciudades) es pedir demasiado.
    Pero qué le vamos a hacer si ni siquiera en las escuelas se protege el cine como arte. En otras artes se muestra a los grandes maestros y, por otra parte, también a los más innovadores (para que puedan observar los límites que ofrece ese arte, algo necesario para comprenderlo en su totalidad), sin embargo, en cine… qué es lo más rompedor que puede ponerse en un instituto?

  8. Nacho, lo siento pero me parece injusto lo que comentas. Yo puedo vivir en Madrid o Barcelona y no por ello tener un gran poder adquisitivo, además si hay más oferta en estas ciudades es por la cantidad de gente que vive así que hay hueco para todo.
    Yo voy al Cinesa de Las Rozas, y ya lo he comentado más de una vez, vale casi 10 pavos, y no estoy dispuesto a pagar eso por el cine y da igual que esté viviendo aquí y que me pueda ir a la Gran Vía a ver un musical, tengo totalmente derecho a quejarme por el precio abusivo de las entradas.

  9. Vale Alex, pero imagínate lo que tendría que pagar yo para ver cualquiera cosa de lo que tenéis vosotros de oferta cultural y/o servicios; porque debo trasladarme a Madrid (Tren o coche), quedarme allí a dormir…..
    Yo he vivido en Madrid (por cierto, un año en Las Rozas), ahora estoy a 400 kilómetros de la capital, por cuestiones laborales, así que si quiero tener alguna opción de las miles que se ofertan en la capital de España a mí y a los que vivimos en provincias que son un páramo cultural y de servicios, sí que nos sale una pasta, ir a Madrid y consumir su oferta cultural.

  10. En mi caso porque no hay cine en mi ciudad (59.000 habitantes), ni a 20km a la redonda. Y aparte de eso, desde que descubrí las plataformas la verdad es que el cuerpo me pide menos acudir a salas, no nos vamos a engañar.

  11. Ahora con las plataformas puede que sea más difícil ir al cine pero no creo que sea la razón principal. El tema es que mucha gente vive en sitios donde no hay cine. Yo misma por ejemplo a 30 KM de BCN. Si tienes la suerte de vivir en una ciudad y poder ir en transporte público al cine eres afortunado. Pero si vives en un sitio dónde no hay cine y tienes que pillar el coche para ir a un centro comercial o tardar una hora en tren de cercanías para ir a ver una película pues al final da pereza y sólo vas a ver las 4 películas contadas al año que merecen la pena verse en el cine. Porque esa es otra, miras la cartelera y mueres de aburrimiento. No hay películas para adultos. Todo son secuelas, precuelas, versiones reales de pelis animadas y etc… hay muy pocas pelis en cines masivos que realmente merezcan verse en cines y que merezcan la pena. Si vives en una ciudad grande puedes buscar cines con pelis indies y VO que pero como vivas a tomar por saco pues … La última película que fui a ver es la de Almodóvar cuando se estrenó!! A parte de gente mirando el móvil y demás pero es secundario para mi. Al no ir a ver pelis para adolescentes esto me pasa poco. Está cambiando la industria si es que no lo hizo ya y en esas estamos. Aunque también creo que Netflix y cia acabarán comprando cines para proyectar lo que produzca para poder ir a los Oscars o Festivales de Cannes y cía así que lo mismo son las plataformas dentro de unos cuantos años los que vuelven a llevar gente a las salas… Iremos viendo…

  12. La cuestión es si se está produciendo ya una burbuja en el sector de las plataformas. He leído varias páginas yanquis comentarios sobre la situación financiera de Netflix, que por lo visto no es tan clara como aparenta. Teniendo en cuenta la ingente piratería que se da en la descarga de series no sé cómo se puede sostener la producción a largo plazo. Respecto al tema de las salas, en España el sector se sostiene gracias a Yelmo y Cinesa, que si no recuerdo mal son de propiedad china. Si un día esa inyección de capital asiático se viene abajo, desaparecerían casi todas las salas que quedan?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.