Ayer Toni García, un clásico de la animación española, presentó, en el marco de la 47º edición del Festival Internacional de Cine de Huesca las primeras imágenes de “D’Artacan y los tres mosqueperros”, adaptación al cine de la mítica serie de animación de ños 80, que él se está encargando de dirigir en el nuevo estudio de Apolo Films creado en Navarra. Se trata de un film de animación 3D como base pero se mantiene fiel a sus orígenes con animación tradicional en 2D para algunos de sus fragmentos.

El realizador y productor destacaba el valor de un personaje icónico como es D’Artacan. Una cuestión sobre la que es necesario el análisis para saber identificar sus puntos fuertes y trabajarlos así en el desarrollo creativo con el objetivo de alcanzar nuevos públicos.

En su paso por el certamen altoaragonés, García ha aprovechado para hablar de animación y del camino que toma el sector. “Mi pasión es la animación desde los años en los que tu madre preguntaba: ‘¿Y eso qué es?’”, afirmaba el realizador cuyos primeros pasos fueron entre formatos en 2D, trabajo artesanal, bocetos a lápiz, pinceles y acuarelas. Y aunque señala el gran cambio que se ha experimentado en cuánto a soportes técnicos, añade que “la calidad depende de la creatividad y eso depende fundamentalmente de qué historia cuentas y cómo la cuentas”.

Se espera que este largometraje esté terminado a finales del año próximo, por lo que su estreno se espera para el 2021.