La película española “Perdiendo el Este”, en su séptimo fin de semana en cines, todavía se mantiene entre las 20 producciones más vistas y desde el puesto 17º, perdiendo un 57 % de espectadores, añade casi 29.000 euros a un acumulado de 2,9 millones de euros por lo que se quedará a las puertas de alcanzar la barrera de los 3 millones. Esta secuela de “Perdiendo el norte”, de Nacho G. Velilla, que recaudó 10,4 millones, es una de las numerosas decepciones de taquilla de nuestro cine en lo que llevamos de 2019. Esperamos que en los próximos meses nos llegan noticias más favorables en la taquilla con los estrenos que faltan por llegar. Seguro que en su pase televisivo logrará un gran éxito de audiencia pero su paso por los cines deja un mal sabor de boca a sus productores.

En el reparto de esta producción de Atresmedia repiten Carmen Machi, Julián López, Miki Esparbé, Younes Bachir y Malena Alterio, mientras las nuevas caras y personajes llegan con Leo Harlem, Chacha Huang, Silvia Alonso, Edu Soto, Marcos Zhang y Gorka Aguinagalde.

¿De qué va?

En Perdiendo el Este, con mil trescientos millones de habitantes, y a punto de convertirse en la primera potencia económica mundial, China ha traspasado el tópico de país exótico de cultura milenaria, donde se come arroz con palillos y las erres se pronuncian eles, para convertirse en un país moderno y pujante, una nueva tierra de oportunidades en la que todo es posible. Por eso miles de jóvenes, hijos de una vieja Europa cada vez más vieja, cargan sus ambiciones en sus maletas y cruzan nueve mil kilómetros de distancia dispuestos, como los pioneros, a conquistar el Lejano Este. Pero no es nada fácil triunfar en una tierra que tiene un idioma, una cultura y unas costumbres que están a un mundo de distancia. Y no sólo geográficamente.

El tráiler: