El director Carlos Marqués-Marcet regresa con “Los días que vendrán” a un cine más intimista que tan buenos resultados de crítica, Biznaga de Oro incluida, le dio con su Ópera Prima “10.000 Km”. Esta pequeña gran película es prácticamente redonda gracias a dos hechos: la noticia del embarazo real de la actriz protagonista (María Rodríguez Soto), amiga del director, y, por otro, que después de ocho meses de rodaje Carlos Marqués-Marcet descubriese un vídeo casero de 50 minutos de duración del parto de la madre de la misma, que también repite este mismo rol en el propio largometraje.

El rodaje de “Los días que vendrán” se prolongó durante año y medio, grabando aproximadamente sobre 50 días, para reflejar cómo afecta a una pareja, María Rodríguez y David Verdaguer (pareja en la vida real), decidir tener el hijo que no buscaban. Durante este tiempo veremos cómo ella se queda sin trabajo por culpa de su estado, mientras él aceptará un trabajo que no le gusta con la intención de ganar más dinero para que no le falte de nada al bebé que viene en camino. Además, durante estos meses de gestación esta pareja sufrirá varias crisis que, aunque con un final abierto, apunta a un desenlace poco promometedor. David Verdaguer vuelve a demostrar que es un excelente actor aunque esta vez las mejores escenas, y los mejores diálogos, son para María Rodríguez Soto que suena como favorita a la mejor actriz en este certamen.

Esta historia llega al espectador y, como ejemplo, os indico que en el pase de prensa de “Los días que vendrán” en el Festival de Cine de Málaga había una chica detrás mía llorando desconsoladamente.

Sin duda, esta producción de Lastor Media es firme candidata a hacerse con la Biznaga de Oro en esta floja edición del Festival de Cine Español de Málaga.

Nota El Blog de Cine Español: 8.