CRÍTICA “BUÑUEL EN EL LABERINTO DE LAS TORTUGAS”: UNA DE ESAS PELÍCULAS QUE PROVOCAN QUE UNO RECUERDE POR QUÉ AMA EL SÉPTIMO ARTE

El cine de animación español lleva varios años regalándonos pequeñas joyas, la mayoría desconocidas para el gran público, como “Psiconautas”, de Alberto Vázquez, y “Un día más con vida”, de Raúl de la Fuente, y en 2019 esta joya llega con “Buñuel en el laberinto de las tortugas“, dirigida por Salvador Simó, que adapta la novela gráfica homónima de Fermín Solís, el cual nos relatará cómo Luis Buñuel rodó el polémico documental “Las Hurdes, tierra sin pan”, y los acontecimientos anteriores y posteriores a su grabación. Un trabajo cuyo rodaje fue posible gracias a que al pintor y escultor Ramón Acín, gran amigo de Buñuel, le prometió que si le tocaba el décimo de la lotería de Navidad le financiaría el mismo. Y cumplió su palabra.

Buñuel en el laberinto de las tortugas” destaca por su estética, por la crudeza de su historia, que gana fuerza y garra al mezclarse algunas imágenes reales del documental “Las hurdes, tierra sin pan” con la animación como la caída de una cabra montesa por un acantilado, la muerte de un asno por la picadura de las abejas que transporta, o el entierro de un bebé. Sin embargo, la escena más brutal de esta película es cuando después de filmar en un colegio, Buñuel se acerca a uno de los niños, el más pequeño de la clase, y este se le lanza encima buscando la calidez de un abrazo. Cuando el resto de niños, prácticamente todos huérfanos, ven esta escena comienzan a acercarse al aragonés para buscar también esa muestra de cariño que no han conocido. También hay que destacar la importancia que tuvo en su vida y en su manera de entender el cine la figura de su padre, un empresario que se hizo rico con diferentes negocios en Cuba de ferretería y armas y que era gran aficionado a la fotografía. Buñuel heredó de su padre el gusto por las armas y por la fotografía (cine), aunque siempre sufrió no contar con la aprobación de su progenitor como se puede ver en este filme en las recurrentes pesadillas surrealistas que sufre el autor de “Un perro andaluz”, “Viridiana” y “Tristana”.

Buñuel consiguió retratar el abandono de esta comarca cacereña de Extremadura, tan pobre que sus habitantes no conocían ni lo que era una hogaza de pan, logrando uno de los mejores documentales españoles de la historia, que desde hace mucho tiempo es considerado como el precursor del género de documental de denuncia social en nuestro país.

Si queréis y buscáis reconciliaros con el séptimo arte, esta es vuestra película.

Nota El Blog de Cine Español: 9

7 thoughts on “CRÍTICA “BUÑUEL EN EL LABERINTO DE LAS TORTUGAS”: UNA DE ESAS PELÍCULAS QUE PROVOCAN QUE UNO RECUERDE POR QUÉ AMA EL SÉPTIMO ARTE”

  1. El padre de Buñuel no era cubano, sino de Calanda (como Luis).
    Hizo fortuna en Cuba, que no es lo mismo.

  2. Tengo una duda, si es tan buena, por qué ningún festival internacional la ha seleccionado???
    No sé, me suena raro.

  3. Sección oficial en Miami, Guadalajara, Los Angeles (Animation is Film – Premio del Jurado), Pemio al director del año (Salvador Simó) en Cartoon Movie https://variety.com/2019/film/festivals/salvador-simo-submarine-sola-media-win-tribute-awards-cartoon-movie-1203157340/
    Y distribuida por Gkids (11 nominaciones a los Oscars)
    https://www.hollywoodreporter.com/behind-screen/gkids-acquires-bunuel-labyrinth-turtles-1168627
    Lo único raro aquí es tu comentario.

  4. La ha comprado GKids para Estados Unidos. Es la mejor distribuidora de animación yanki y un montón de años consigue nominaciones a mejor película de animación en los Oscar. Con las nuevas reglas lo tienen más complicado, pero aún así el año pasado lo volvió a conseguir.
    Así que no es mala señal.

  5. Antón, en ningún momento quería ningunear la película, espero y deseo que sea una maravilla. Si te ha molestado mi comentario, no era mi intención. Solo digo, que si tiene tan buena pinta, como parece, por qué no ha sido seleccionada para algún Festival Europeo de Categoría A.
    Evidentemente no me refería a los festivales que tú apuntas.
    Ruego disculpes mi ignorancia con su selección en ellos. Pero debemos aspirar a algo más que a ir a Miami o Guadalajara, digo yo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.