El pasado 10 de diciembre comenzó el rodaje de la película española “Ventajas de viajar en tren“, adaptación al cine de la conocida novela escrita por Antonio Orejudo. En la dirección se encuentra el director novel Aritz Moreno y como protagonistas destacan Luis Tosar, Pilar Castro, Ernesto Alterio, Quim Gutiérrez, Belén Cuesta y Macarena García. Completan el reparto Javier Botet, Javier Godino, Stephanie Mignon, más las colaboraciones especiales de Gilbert Melki y Ramón Barea. El rodaje está programado que dure siete semanas rodando en diferentes localizaciones de la provincia de Guipúzcoa, Madrid y París.

Se trata de una producción de Morena Films y Señor y Señora, coproducida por LOGICAL PICTURES (Francia) y VENTAJAS DE VIAJAR EN TREN A.I.E. más la participación de ETB y MOVISTAR+ y el apoyo de ICAA y GOBIERNO VASCO. Llegará a los cines de la mano de FILMAX.

¿De qué va esta historia que cuenta con un guion de Javier Gullón?

Después de descubrir a su marido con la cabeza completamente ida, la editora literaria Helga Pato se ve obligada a internarlo en un psiquiátrico en el norte del país. En el viaje de vuelta en tren, un desconocido, para amenizar el viaje, le pregunta de pronto “¿Le apetece que le cuente mi vida?”. Se trata de Ángel Sanagustín, psiquiatra que trabaja en la misma clínica y que investiga los trastornos de la personalidad a través de los relatos y los escritos de los pacientes. Ángel le cuenta la sórdida y extravagante historia del peor caso clínico al que se ha enfrentado jamás, el de Martín Urales de Úbeda, un enfermo paranoico extremadamente peligroso obsesionado, entre muchas otras cosas, con la basura.

Después de terminar la historia de Martín, Ángel se despide de Helga y desaparece, pero se deja olvidada una carpeta repleta de los relatos escritos por sus pacientes. Al leer su contenido, Helga queda identificada con ellos hasta la fascinación y decide intentar publicarlos. Con ese objetivo, Helga inicia la búsqueda de Ángel. Pero su investigación la lleva a descubrir que el hombre que había conocido en el tren no era Ángel Sanagustín, sino el propio Martín Urales de Úbeda.

Atrapada ya de manera irremediable, Helga sigue el rastro de Martín en busca de un inesperado desenlace.