Ha llegado el top cinéfilo más esperado del año: el ranking erótico del cine español.

Este año, el comité de sabios de El Blog de Cine Español se las ha visto canutas para conformar un top ten mínimamente jugoso y, por primera vez, hemos tenido que recurrir a la ficción televisiva.

Os dejamos con el top 10 erótico del cine -y televisión- español en 2018:

10- Petra, de Jaime Rosales

Rosales nos ofrece la escena sexual más cruel y perversa del año. Comprometidísimo desnudo integral de una fugaz -pero espléndida en cada aparición- Carme Pla frente a uno de los villanos más antológicos que ha dado nuestro cine reciente, interpretado por Joan Botey.

9- Entre dos aguas, de Isaki Lacuesta

Isaki ya obtuvo un puesto de honor en nuestro top erótico del 2016 con La propera pell. Aquí nos ofrece una escena sexual que posee el milagroso don de la verdad, haciéndonos dudar de si se trata de ficción o realidad.

8- Fariña, de Carlos Sedes y Jorge Torregrossa

La -probablemente- serie del año nos muestra la Galicia más profunda, la de los bajos fondos. Y eso incluye los desnudos integrales de Javier Rey y Tamar Novas, así como unos cuantos polvos (de los que no son blancos).

7- La noche del virgen, de Roberto San Sebastián

Si te pone ver a una mujer descomponiéndose en plan gore mientras folla, esta es tu película… Sin duda cuesta incluir en un top erótico a una cinta tan perturbadora como repugnante. Pero hay sexo, sí. Y a destacar uno de los escasos desnudos frontales de este año.

6- Carmen y Lola, de Arantxa Echevarría

Tras tanta sordidez, se agradece la belleza de una historia de amor y que nos enamora a todos. El descubrir sexual de las protagonistas no ofrece escenas de alto voltaje, pero está cargado de tanta sensualidad, ternura y romanticismo, que bien merece un puesto de honor en este top.

5- La Peste, de Alberto Rodríguez 

Una de las mejores ambientaciones que nos ha dado la ficción española, retratando la Sevilla de la Inquisición, la codicia y la suciedad, no podía escatimar en sexo. Sus pinceladas eróticas incluyen varios integrales, escenas de burdeles, el descubrir sexual del joven coprotagonista o los escarceos cruising del personaje de Paco León.

4- Arde Madrid, de Anna R. Costa y Paco León

Aunque no termina de explotar el libertinaje de Ava, la serie de Movistar + nos regala una potente escena entre Paco León e Inma Cuesta, así como un tórrido momento de Anna Castillo con una mesa. Por cierto, que le den a Bel Gris el premio “Polla” a actor revelación.

3- Élite, de Carlos Montero y Darío Madrona (dirigida por Ramón Salazar y Dani de la Orden)

La diversidad sexual es uno de los puntos álgidos de la serie española del 2018 que más repercusión internacional ha tenido, retratando con naturalidad conceptos como el poliamor, las relaciones abiertas, los follamigos o la bisexualidad. Pese a que el sexo es una constante y abundan pezones y desnudos traseros, se respira cierta pacatería y hay algo que no le perdonamos: no hay un solo desnudo integral.

2- El árbol de la sangre, de Julio Médem

Médem es uno de los grandes erotómanos del cine español. El sexo marca los designios de los personajes de su último y reivindicable trabajo. A destacar el polla-gate de Álvaro Cervantes y una exultante -aunque menos generosa- Úrsula Corberó. Sin olvidarnos del fucker Joaquín Furriel, capaz de provocar orgasmos con una mirada. Nos queda la amarga sensación de que el Médem de otros tiempos hubiera llegado más lejos.

1- Diana, de Alejo Moreno

Podemos afirmar que esta recomendable e inquietante indie es la película que con más inteligencia exprime el sexo como herramienta narrativa. Provocadora desde su póster -que causó furor en las calles de Málaga-, compleja y morbosa, retrata la obsesiva relación de un cliente con una scort de lujo. El atractivo de la pareja protagonista es un plus, destacando a una sorprendente y bellísima Ana Rujas que, si los académicos vieran las películas, estaría entre las nominadas al Goya revelación.