En el último día del año es hora de publicar la II parte de nuestro artículo sobre los 10 mayores fiascos de taquilla del cine español del 2018 (donde también estaría “Yuli” -no pensábamos que iba a hacer tan malos datos…-) y os dejamos con la continuación de nuestro artículo en el que publicamos los mayores fiascos de la sexta a la décima posición, ahora llega el momento de publicar las 5 mayores decepciones del año teniendo en cuenta su número de copias y promoción con la que contaron.

Las 10 mayores decepciones del cine español en la taquilla del año 2018 son:

1. “Las leyes de la termodinámica”, de Mateo Gil: está claro que el director grancanario tras arrasar con su Ópera Prima “Nadie conoce a nadie”, no ha vuelto a encontrarse con el favor del público con sus siguientes trabajos como director con “Blackthorn” y “Proyecto Lázaro”. Al menos estos trabajos no se lanzaron con un gran número de copias, todo lo contrario que “Las leyes de la termodinámica”: 263 copias, el apoyo de Atresmedia, y una recaudación final en cines de 324.790 €. Un auténtico desastre.

¿Por qué falló en la taquilla?

Esta vez no hay excusas. La película es muy floja. Esos sermones científicos que aparecen cada cinco minutos provocan que el espectador termine abandonando esta historia de amor que, contada de otra manera, podría haber conseguido ser una historia entretenida.

2. “Durante la tormenta”, de Oriol Paulo: Con “El cuerpo” arrasó en España; con “Contratiempo”, logró buenos datos en nuestro territorio pero por debajo de lo esperado, sin embargo logró el récord de recaudación de una producción española en China; y con “Durante la tormenta” Oriol Paulo pincha en la taquilla. Nadie se lo esperaba. Acumula poco más de 600.000 € y terminará su vida comercial en salas por debajo del millón. Una auténtica decepción.

¿Por qué falló en la taquilla?

Sin duda, la campaña de marketing de esta película ha sido completamente nefasta. Desde un póster con un diseño de “todo a 100”, a un tráiler que reflejaba un largometraje de sábado de sobremesa cuando, sin embargo, estamos ante un thriller muy entretenido que en manos de la competencia, Mediaset, hubiera sacado oro en la taquilla con esta historia.

3. Animales sin collar, de Jota Linares: la Ópera Prima del conocido cortometrajista Jota Linares se estrenó con 145 copias y logró uno de los peores promedios por copia que recordamos este 2018. Su recaudación final se quedó con unos paupérrimos 70.000 €. ¡Ni para pagar el coste de las copias!

¿Por qué falló en la taquilla?

¿Qué cabeza pensante de eOne Films pensó que este drama podría interesar fuera del target cinéfilo? Un drama correcto, y poco más, en cuyo reparto no aparece nadie conocido para el gran público. ¿Acaso alguien, fuera de los cada vez menos aficionados al cine, conoce a Natalia de Molina? Estamos ante una gran actriz. Nadie lo duda, pero no es conocida. En nuestro país para ser reconocido para el gran público tienes que protagonizar una serie de éxito.

4. “Blackwood”, de Rodrigo Cortés: el director orensano nos ha regalado dos películas brillantes como “Concursante” y “Buried (enterrado)”, pero con “Luces rojas” ya no brilló tanto y con “Blackwood” se ha pegado el mayor batacazo en la taquilla de su filmografía: 229 copias, de nuevo de la mano de eOne Films, y una recaudación final en salas de 774.728 €. El cine de suspense o terror casi siempre suele funcionar en la taquilla. Esta vez no pudo ser.

¿Por qué falló en la taquilla?

Pues, aquí no estoy muy seguro. Estamos ante una historia correcta, pero no tiene los típicos “sustos” que gustan a los adolescentes, el mayor público de este género, estilo “La monja” o “La noche de Halloween”. Su boca a boca no fue bueno y perdió copias rápidamente.

5. – “Inmersión“, dirigida por Wim Wenders: otro fracaso de taquilla de Atresmedia. Esta coproducción con Alemania y Francia, de 15 millones de euros de presupuesto, daptación al cine de la novela de JM Ledgard, se estrenó con 189 copias y sumó en su estreno 194.000 €, con una media por copia de 1.000 €, para un resultado final en taquilla de 371.000 €. Se hundió rápidamente en cines, quizás por un mal boca a boca.

¿Por qué falló en la taquilla?

Su tráiler estaba mal enfocado porque nos presentaba una historia que no se sabía a qué público iba dirigido. “Inmersión” entretiene pero su historia no entusiasma por lo que su boca a boca la acabó hundiendo rápidamente en la cartelera.