Mala noche para acabar una temporada pero aún así el final de “Presunto culpable”, ficción televisiva protagonizada por Miguel Ángel Muñoz, cerró con 2 millones de espectadores y un 14,9 % de share. Y eso que se enfrentó a la fuerte competencia del estreno en televisión de la exitosa “Un monstruo viene a verme“, de Bayona, que consiguió un 20,1 % de share y ser vista por casi 2,7 millones de espectadores. Unos números que hace apenas un lustro no serían destacables pero que hoy día son más que buenos porque cada vez menos personas ven la televisión en directo.

¿De qué va esta producción de Telecinco Cinema y Apaches?

Tras la separación de sus padres, Connor (Lewis MacDougall), un chico de 12 años, tendrá que ocuparse de llevar las riendas de la casa, pues su madre (Felicity Jones) está enferma de cáncer. Así las cosas, el niño intentará superar sus miedos y fobias con la ayuda de un monstruo (Liam Neeson), pero sus fantasías tendrán que enfrentarse no sólo con la realidad, sino con su fría y calculadora abuela (Sigourney Weaver).