Tras mucho lamentar durante años la reducida cuota de cine español en los festivales “clase A”, este año hemos visto cómo tres películas entraban en la Sección oficial de Cannes, el festival más importante del mundo. Todos lo saben (Ashgar Farhadi) era la única en competición, además de ser la encargada de inaugurar el certamen, todo un honor. Fuera de concurso se proyectó la coproducción Un día más con vida, cinta de animación sobre el reportero Ryszard Kapuscinski, codirigida por Raúl de la Fuente y Damian Nenow. Por último, El hombre que mató a Don Quijote (Terry Gilliam) clausuró la edición de Cannes.

Nos centramos en tres citas importantes pendientes en la agenda festivalera: Venecia, San Sebastián y Toronto.

Por ahora, tres películas han sido confirmadas para Donosti (New Directors): Viaje al cuarto de una madre, Oreina y Apuntes para una película de atracos.

¿Qué otras películas españolas aspiran a participar en estos festivales?

The Sisters Brothers, de Jacques Audiard. El hecho de estar rodada en nuestro país y contar con producción española podría implicar una presencia en la competición de San Sebastián. Sin embargo, Audiard aspira a todo (Oscars incluidos) por su película más ambiciosa y que supone su salto a Hollywood, por lo que creemos que su premier se vivirá en Venecia, seguida de Toronto. Tal vez pase por Sanse fuera de competición (Perlas).

Quién te cantará, de Carlos Vermut. Clara candidata a Sección Oficial de San Sebastián. Magical Girl se hizo con la Concha de Oro a mejor película y director.

El reino, de Rodrigo Sorogoyen. Tras la aplaudida Que Dios nos perdone (premio mejor guión) creemos que Donosti acogerá lo nuevo de Sorogoyen, un proyecto que viene haciendo ruido desde su génesis y que es candidato a ser la película española del año.

La sombra de la ley, de Dani de la Torre. La ópera prima -El Desconocido- del director gallego fue muy aplaudida en su premier veneciana. Ese buen recuerdo le abre las puertas a una posible nueva participación en la ciudad de los canales. El plan B sería Donosti.

Animales sin collar, de Jota Linares. Venecia también parece el escenario ideal para acoger la premier internacional de esta esperada ópera prima, producida por la misma empresa (Canica Films) que llevó a Tarde para la ira a Italia y a la gloria. Además, Italia participa en la producción, algo que supone un plus. El hecho de no haber sido citada en el anuncio de New Directors en Sanse podría ser una pista.

El árbol de la sangre, de Julio Medem. Pese a todo, Medem es Medem, historia de nuestro cine, y cuesta mucho pensar que su nueva película no vaya a aterrizar como mínimo en Donosti, probablemente tras hacer escala en Toronto.

Life Itself, de Dan Fogelman. Aunque no parece diseñada para premios, esta coproducción llena de stars y caras españolas tiene la suficiente importancia como para pasar por Toronto y tal vez Venecia o Sanse fuera de competición.

Yuli, de Iciar Bollaín. Poco se está hablando de lo nuevo de una consagrada como Bollaín. A priori, Donosti parece su escenario más factible, pero podría sorprender con una presencia en Venecia.

Otras posibles “festivaleras”: Alegría, tristeza (Ibon Cormenzana), Jaulas (Nicolás Pacheco), Tu hijo (Miguel Angel Vivas), El fotógrafo de Mauthausen (Mar Targarona), Sordo (Alfonso Cortes-Cavanillas), Ola de crímenes (Gracia Querejeta).

Óscar TAFestivalesLa sombra de la ley,Life Itself,Quién te cantará,The Sisters Brothers
Tras mucho lamentar durante años la reducida cuota de cine español en los festivales 'clase A', este año hemos visto cómo tres películas entraban en la Sección oficial de Cannes, el festival más importante del mundo. Todos lo saben (Ashgar Farhadi) era la única en competición, además de ser...