Tras una carrera exitosa como guionista en series de televisión y en el ámbito del cortometraje (con nominaciones a los Oscar y los Goya incluidas) Sergio Barrejón se lanza a la dirección del largometraje “Jefe”, después de haber participado en el guion de otro largo, “Hijo de Caín”, de Jesús Monllaó, en 2013. Para este proyecto se une el apoyo de la producción portuguesa y la española, de la mano de Potenza Producciones, Bowfinger International Pictures y Fado Filmes.

El argumento de la película es sencillo, pero con un gran potencial. El protagonista es César, director de una gran empresa que ha sobrevivido en medio de la crisis económica de los últimos años pero que comienza a estar al borde de la quiebra. César tendrá que enfrentarse a una repentina bajada de sus acciones y a un enfrentamiento frontal con los directivos de la compañía por el descubrimiento de una traición inesperada; y todo ello en el peor momento de su matrimonio y teniendo que pasar las noches en la oficina. El desarrollo del guion podía haber tomado múltiples caminos a partir de este planteamiento, pero, lamentablemente se queda en la superficie, estirando una historia llena de tópicos que no termina de despertar el interés de la audiencia.

César es un jefe despreciable que maltrata a sus colaboradores y empleados y al que le costará mucho encontrar un aliado que le ayude a salir del agujero en el que está cayendo. En este negro panorama un destello rosado será lo que ilumine las noches de César en la oficina, el uniforme rosa de Ariana, una empleada de limpieza nocturna que se convertirá en su única cómplice y aliada en el camino hacia la recuperaciónde las riendas de su vida. La conexión entre ambos personajes se establece muy pronto, aunque el desarrollo de la misma se vuelve cada vez más previsible a lo largo del metraje.

El resultado de todo ello es una historia sencilla, aunque sugerente en un primer momento, con una eficaz escena de arranque que sin embargo promete más de lo que luego vemos. Un guion que perfila bien al personaje de César, pero que dibuja con trazo grueso al resto y que resulta falto de matices y de fondo. Quizás si se hubiera trabajado el perfil de la empresa en la que todo ocurre, de la que nunca llegamos a saber a qué negocio o sector se dedica, la película podría haber tenido otra capa más de profundidad, que hubiera ayudado a generar mensajes y situaciones paralelas que enriquecieran la obra. Así mismo, el pretendido tono de comedia se queda a medio camino, falto de gags que provoquen el estallido de las carcajadas; aunque si se consigue que el público empatice con el personaje principal.

Luis Callejo es quien interpreta a César, en un trabajo impecable a lo largo de la película y en todos los registros en los que vemos al director de la empresa: enfurecido, hastiado, decepcionado, enamorado… El trabajo de este actor es quizás el valor más seguro de la película, junto con otras interpretaciones, como la de JoseanBengoetxea o el italiano Carlo D’Ursi; además de la de la coprotagonista, Ariadna, interpretada por Juana Acosta.

Se trata, en definitiva, de una película entretenida, pero que no emociona lo suficiente; bien interpretada y realizada, pero con un guion que podría dar mucho más de sí.

Nota El Blog de Cine Español: 6

Débora Madrid

RedaccionCríticasCOMEDIA,Críticas,Jefe,Juana Acosta,LUIS CALLEJO,SERGIO BARREJÓN
Tras una carrera exitosa como guionista en series de televisión y en el ámbito del cortometraje (con nominaciones a los Oscar y los Goya incluidas) Sergio Barrejón se lanza a la dirección del largometraje “Jefe”, después de haber participado en el guion de otro largo, “Hijo de Caín”, de...