EL MUNDO ES NUESTRO supuso una gratísima sorpresa para quien escribe estas líneas. La encontré de casualidad en mi cine más cercano a un precio ridículo. Por tan solo dos míseros euros podía acceder a la sala y disfrutar de una película. Promoción desesperada de una sala que no sabía muy bien que hacer y cómo vender semejante película. El resultado, las cinco personas que nos arriesgamos no dejamos de reír a mandíbula batiente.

En los días siguientes me fui informando acerca de los creadores de la película y descubrí la cantidad de problemas que tuvieron ya no para levantar la película, sino para cobrarla.

Y me van a perdonar la expresión, pero hacen falta huevos para que, después de tan mala experiencia, los responsables se líen la manta a la cabeza y nos traigan una nueva aproximación a los Compadres. Y desde aquí pido un aplauso para Warner por estrenar la película en mitad de un mundial, en trescientas pantallas nada menos y con JURASSIC WORLD: EL REINO CAÍDO en la sala de al lado. Lo dicho, aplauso para ellos.

A diferencia de lo que podía parecer, EL MUNDO ES SUYO no es una continuación del primer film. Si, repiten varios actores de aquella, reencarnando personaje o bien en otros roles y si, los protagonistas siguen siendo el Rafi y el Fali, pero estos ya no son unos pringaos de baja estofa… Ahora son dos miembros pudientes de la sociedad, pringaos, pero pudientes.

Uno, sometido por su suegro y su mujer. El otro, sometido por las deudas que le ocasionan los continuos chanchullos en los que se involucra, (el último de ellos, encontrar “pretoleo” en Bollullos… Ahí es nada). La inminente comunión del primogénito del primero desatará un caos en la vida de los protagonistas como nunca se ha visto en Sevilla.

Como decía líneas antes, se tienen que tener muy bien puestos para continuar haciendo cine en nuestro país. Y menos con un reparto titular con tan poca pegada como Alberto López y Alfonso Sánchez (de nuevo director), que si bien se han labrado una (merecidísima) fama en redes sociales y una fabulosa carrera como actores de reparto (en la saga “OCHO APELLIDOS” o en GRUPO SIETE…), resultan unos desconocidos por el gran público. Asumo que, envalentonados por el éxito que supuso el primer film una vez se pudo ver en DVD y/o televisión, ATRESMEDIA les ha prestado el apoyo económico necesario para acometer esta nueva aventura.

Los que esperábamos un “más y mejor” salimos de la sala un poco decepcionados. Pero horas después, una vez digerido y recapacitado, solo puedo quitarme el sombrero ante los riesgos asumidos por director y productores.

En EL MUNDO ES NUESTRO, film llevado a cabo gracias a una exitosa campaña de crowfunding, estaba limitada a un espacio y desde ahí se diseccionaba lo más bajo de nuestra sociedad, esos pequeños parias que nunca han sido nada en la vida y que luchan por conservar lo único que tienen.

En este caso, EL MUNDO ES SUYO nos muestra otro punto de vista, el de la Sevilla de postal, los coros rocieros, los pijos de polo de marca que han llegado a su posición a golpe de braguetazo, los caciques de derechas y la fiesta perpetua. Pero director y guionistas no pierden la ocasión de mostrarnos las miserias de sus “criaturas”, su machismo exacerbado, sus ambiciones y desgracias, no dejando títere con cabeza, desde políticos corruptos (o a los que solo quieren vivir del cuento) a camellos que se consideran emprendedores, taxistas en pie de guerra, el conflicto separatista catalán, la libertad sexual, la mafia rusa y los pequeños timadores… Todos son radiografiados con tino, humor y cariño.

El problema es lo que viene siendo la estructura de la película. De un espacio cerrado hemos pasado a una ciudad abierta, ampliando el decorado para la acción y en esas, el film acaba siendo un continuo correcalles, digno de los mejores finales de Ibáñez (creador de Mortadelo y Filemón) que acaba pecando de repetitivo.

Algunos chistes no funcionan y en ocasiones te ríes más por acumulación que por el humor que pueda transmitir la situación. Otras, no puedes más que pensar si no había otra solución a la salida del entuerto que el escatológico “caca, culo, pedo, pis”.

Lo que sí está claro es que el film peca de ambicioso y en no pocas ocasiones se les termina yendo de las manos. No ayuda la escasa pericia tras las cámaras de Alfonso Sánchez. El humor no es cemento suficiente para sostener el pulso de la película. Las secuencias de acción finales, por ejemplo, habrían necesitado de alguien mucho más ducho en el género.

Sin embargo, al contrario que los dinosaurios de Bayona, EL MUNDO ES SUYO rezuma alma, corazón, coraje, tripas, pelotas, critica, (mucha crítica) y dolorosas verdades a la cara. Ese valor, ese entusiasmo, esa entereza, hay que premiarlas con entradas.

En resumen, la película tiene muchas fallas y peca de ambición desmedida, la trama avanza deslavazada y a trompicones, la mayoría de los personajes y situaciones están metidas con calzador, pero Rafi y Fali son dos compadres con corazón y pesar de sus defectos como personas, consiguen empatizar con la audiencia, consiguiendo que el público que se adentre en la sala se rían como nunca.

Irremediablemente, el mundo es suyo.

LO MEJOR

El humor y carisma del dúo protagonista.

La radiografía negra de nuestra sociedad, utilizando como base la Sevilla de postal. No deja títere con cabeza

Los cameos de personajes del primer film. La presentadora de televisión merece película propia.

LO PEOR

Algunos personajes y situaciones metidas con calzador.

Por momentos resulta un correcalles bastante repetitivo.

Mar Saura. No me malinterpreten. Su presencia llena la pantalla y enamora al más pintado, pero la secuencia que le han dado no es para brillar, precisamente.

LA PREGUNTA:

¿Qué habrá sido de El culebra y el Cabeza, protagonistas del primer film?

PUNTUACIÓN EL BLOG DE CINE ESPAÑOL: 7

Wiman González

RedaccionCríticasAlberto López,Alfonso Sánchez,Críticas,El mundo es suyo,Los Compadres
EL MUNDO ES NUESTRO supuso una gratísima sorpresa para quien escribe estas líneas. La encontré de casualidad en mi cine más cercano a un precio ridículo. Por tan solo dos míseros euros podía acceder a la sala y disfrutar de una película. Promoción desesperada de una sala que no...