Con una de las trayectorias cinematográfica más aplaudida en el mundo, avalada por un premio Oscar (ha sido nominada en tres ocasiones), BAFTA, Palma de Oro (ex aequo), David de Donatello y tres premios Goya; la actriz española Penélope Cruz ha conjugado en los últimos años su faceta profesional con la familiar con la serenidad propia de quien tiene poco más que demostrar.

Sin embargo, este 2018 se ha convertido en su año cumbre, encadenando una batería de éxitos y reconocimientos que enmarcan un momento de excelencia y madurez.
A menudo omitidos por prensa y medios informativos nacionales, hemos querido repasar todos sus logros, conseguidos en un año que aún no ha acabado y que aún promete alegrías para la actriz madrileña (y por ende para nuestra cinematografía).

Tras participar en 2017 en el hit Asesinato en el Orient Express, Cruz arrancó 2018 estrenando su primera incursión a la pequeña pantalla con American Crime Story: El Asesinato de Gianni Versace, creada por Ryan Murphy. Su encarnación de Donatella Versace desató encendidas alabanzas, pasando a ser uno de los aspectos más atractivos de la serie para crítica y público, y su nombre ya figura en todas las quinielas da cara a la temporada de premios (Emmy, Globos de Oro, etc.).

Con más dudas llegó en febrero a los cines la película Loving Pablo. Nuestro pais iba a suponer el primer test real con el público. Antes, había dividido a la crítica en su puesta de largo en escenarios de la talla de Venecia, Toronto y San Sebastián. La película dirigida por Fernando León de Aranoa otorgó un nuevo hito en la trayectoria de Cruz: su 10ª nominación a los Premios Goya, una marca solo superada por Maribel Verdú (11 nominaciones).

La cinta funcionó en taquilla, saldando su paso por cines españoles con una recaudación por encima de las previsiones, próxima a los €1,8 millones. Sin embargo, el verdadero pelotazo llegaría con su estreno en Italia, donde Loving Pablo se estrenó en 1ª posición de la taquilla, algo que no sucedía con una película española desde hace 16 años con Hable con ella (Pedro Almodóvar), tratándose por tanto de un acontecimiento de gran relevancia para nuestra cinematografía y nuestro país.
Tras cuatro semanas roza allí los $4 millones (más del doble que en nuestro país) y se mantiene entre las más vistas.

La siguiente parada internacional de Loving Pablo se produciría en Francia. Como preludio, el 3 de marzo Penélope Cruz recibió allí uno de los reconocimientos más prestigiosos, emotivos y simbólicos de su carrera, otorgados por los principales premios nacionales: el César de Honor. Pedro Almodóvar fue el encargado de entregarle la estatuilla. Su agradecimiento fue recibido con una ovación y titulares.

De nuevo, la taquilla respondió espectacularmente colocando esta producción española entre las más vistas de Francia, principal cinematografía europea. Tras tres semanas supera los 400.000 espectadores (125.000 más que en España).

Sin entrar en el desconcertante debate de por qué España -país de producción, dirección y protagonistas- es el territorio donde peores cifras ha obtenido de cuantos ha sido estrenado, hay que destacar el hecho de que el biopic corprotagonizado por Javier Bardem se lanzará a medio mundo, con estreno en USA dentro de dos semanas.

Siguiendo con su idilio francés, días atrás Cruz se convertiría en el objetivo de todos los flashes de la red carpet más prestigiosa de la cinematografía mundial. Se trataba de la inauguración del Festival de Cannes. Allí, la actriz de Alcobendas, acompañada de Javier Bardem y alguno de los actores más importantes del cine español presentó la película Todos lo saben, dirigida por el doblemente oscarizado Asghar Farhadi. Por segunda vez en su historia, Cannes escogía una producción española para inaugurar una de sus ediciones -antes fue La mala educación (Pedro Almodóvar)-.

La crítica ha coincidido a la hora de destacar la interpretación de Cruz, posicionada como una de las favoritas para hacerse con la Palma de Oro.

Al margen de la extraordinaria relevancia que supone encabezar una de la películas más esperadas a nivel mundial, de nuevo hay que destacar su resultado comercial ya que, en su estreno francés la semana pasada, congregó a más de 400.000 espectadores, siendo solo superada por Infinity War.

Con todos estos avales y al magen de prejuicios, filias y fobias -que solo existen en España-, Penélope Cruz se ha ganado a pulso el estatus de mayor embajadora de nuestro país.

Óscar TAUncategorizedLoving Pablo,PENÉLOPE,Penélope Cruz,Todos lo saben
Con una de las trayectorias cinematográfica más aplaudida en el mundo, avalada por un premio Oscar (ha sido nominada en tres ocasiones), BAFTA, Palma de Oro (ex aequo), David de Donatello y tres premios Goya; la actriz española Penélope Cruz ha conjugado en los últimos años su faceta profesional...