SORPRESAS/CURIOSIDADES GOYAS 2018

Handia. Omitida casi totalmente en la carrera de premios previos, ha dado el campanazo al convertirse en la 3ª más premiada de la historia de los Goya (10 estatuillas). Con justicia, la Academia ha valorado su apabullante apartado técnico y artístico. Otro dato para la posteridad: es la más premiada de la historia sin haber ganado en peli.

La Librería. Sorpresa…relativa, a tenor de los precursores (Forqué y CEC). Aun así, las quinielas apuntaban a la ópera prima de Carla Simón, y la inercia de la propia gala movía la balanza del lado de Handia. Personalmente creo que La Librería, con sus no pocas virtudes, era la peor película de las cinco nominadas. Tampoco era su turno para repetir dirección.

Idilio Goya y Coixet. La Academia constata sus simpatías hacia la realizadora barcelonesa que ya atesora cinco nominaciones en dirección y cuatro en película -incluyendo la fallida Nadie quiere la noche-, siendo este su 2º premio en ambos casos y 3º como guionista. A esos cinco hay que sumar otros dos -cuestionables- en documental.

Directores con más de un Goya. Coixet se convierte en el cuarto director que logra más de un Goya a mejor película. De ese cuarteto de honor -que se completa con Almodóvar, Amenábar y Trueba- todos, menos ella, han ganado el Premio Oscar.

Cuestión de lenguas… Se trata de la cuarta película ganadora rodada en inglés tras El sueño del mono loco, La vida secreta de las palabras y Los Otros. Con Eneko Sagardoy, Handia se convierte en la primera cinta en vasco en la que gana un intérprete.

Pocos premios para la ganadora. La Librería empata con La Soledad como la 2ª ganadora con menor número de premios: tres. Amantes encabeza ese ranking con solo dos premios.

Málaga no rompe su maldición. El festival español, talismán en los apartados intepretativos y dirección novel -este año no ha sido menos-, jamás ha contado con una ganadora del Goya. Muchos creímos que Verano 1993 rompería la maldición.

Oscar y Goya no se dan la mano. Una vez más, la película elegida para representarnos en la carrera al Oscar –Verano 1993– no coincide con la ganadora del Goya.

Feroz y Goya…tampoco. Solo en dos ocasiones (Truman y La isla mínima) han coincidido los Goya y Feroz. Este año, la ganadora ni siquiera estaba nominada a los premios de la prensa.

PUNTOS FUERTES GOYAS 2018

Premios repartidos y diersidad. Se puede concluir que cinco películas (La Librería, Handia, Verano 1993, El Autor y No sé decir adiós) han recibido premios importantes. Además, destaca la diversidad de las propuestas.

Aires feministas. El papel de la mujer en nuestra cinematografía merece revisión urgente. El momento abanico fue uno de los más potentes.

Discursos a destacar. En el top de la noche: Eneko Sagardoy, Adelfa Calvo, Carla Simón, Nathalie Poza y la magna Julita.

Woody. La necesaria reivindicación a la figura de Woody Allen -injustamente denostada en los últimos tiempos- de los autores del premiado corto Woody and Woody.

Imágenes plasma. Buena idea la de mostrar en el plasma de fondo durante los agradecimientos imágenes del apartado premiado, como fragmentos de Handia en mejor fotografía. Lástima que la realización no acompañara…

Nora Navas, discurso de la vicepresidenta. Ante tanta apatía, esta actriz superlativa puso la emoción en su reivindicativo discurso en sustitución de la convaleciente presidenta, Yvonne Blake.

Musas y Boyero. Las actrices Mirem Ibargurem y  Marián Hernández han protagonizado uno de los pocos momentos ingeniosos y divertidos con su sketche de las musas. A destacar también el de Boyero haciendo de sí mismo.

Abades, rey de los efectos especiales. La ovación a Reyes Abades, recientemente fallecido (aunque mal por los premiados por Handia, que se olvidaron de mencionarlo).

Paquita Salas. Personajazo donde los haya. Uno de los pocos momentos graciosos de la gala.

Números musicales. En esta ocasión, la ausencia de ellos -a excepción de la correcta actuación de Marlango presentando a las nominadas- ha sido la mayor virtud.

PUNTOS DÉBILES GOYAS 2018

La gala en sí. La propuesta de Globomedia ha cojeado en todos los ámbitos: una paupérrima escenografia sin sentido audiovisual, sin sentido del espectáculo y con una dudosa escaleta que agravaba la extraña falta de fluidez durante toda la ceremonia (una de las peores que se recuerda).

El humor chanante. No podemos decir que los presentadores lo hayan hecho mal. Simplemente su humor parecía desentonar en el contexto de una gala de este tipo, destacando varios gags WTF (ese vómito de Reyes al Langui) y un guión poco ingenioso y sin momentos álgidos.

Selección de clips. Gertrúdix estará encantado de que al anunciar su nominación hayan optado por una escena en la que está mirando una mesa sin hablar. Por no hablar del spoiler de La Llamada: el fragmento de Anna Castillo en su nominación desvela el momento cumbre del filme (ocurrió lo mismo en los Feroz).

El gag de Cristina Castaño, ¿cosificando a Unax Ugalde? Las redes ardieron cuando Carlos Saura catalogó a Penélope Cruz, su compañera de entrega de premio, de “chica guapa” (¡terrible!). Sin embargo, a nadie ha molestado cierta invitación de hotel de Cristina Castaño a Unax Ugalde ¿Que hubiese pasado en caso contrario?

In Memoriam. Al clásico y cuestionable “aplausómetro” de cada año se ha sumado un cutre diseño, nivel básico Power Point.

Discursos demasiado largos. ¿Es necesario que suban (y hablen) tres personas a recoger el premio, por ejemplo, a corto documental?

¿Qué te ha parecido la gala de los Premios Goya 2018?

Óscar TAPremios GoyaTelevisiónHandia,La Librería,Premios Goya 2018,Verano 1993
SORPRESAS/CURIOSIDADES GOYAS 2018 - Handia. Omitida casi totalmente en la carrera de premios previos, ha dado el campanazo al convertirse en la 3ª más premiada de la historia de los Goya (10 estatuillas). Con justicia, la Academia ha valorado su apabullante apartado técnico y artístico. Otro dato para la posteridad:...