PALMARÉS PREMIOS GAUDÍ 2018: UNA GALA DEMASIADO POLITIZADA

Que la decima gala de los Premios GAUDÍ iba a ser altamente reivindicativa lo sabíamos todos. Durante la ceremonia se hicieron continuas alusiones y criticas al ataque sistemático que sufre la Televisión Autonómica de Catalunya TV3 por parte del Partido Popular, a través de ese impuesto retroactivo que se han sacado de la manga al puro estilo DEUS EX MACHINA y la anulación del canon a las operadoras con el que se producen la mayoría de las películas en Catalunya.

Fuimos testigos, además, de muchos mensajes de cariño, crítica, respeto, recuerdo y reivindicación a los políticos exiliados y/o encarcelados. Si bien pensaba(mos) que esta iba a ser la tónica de la noche, fue emocionante comprobar que lo que más importa y preocupa a los organizadores es el futuro no solo del cine, sino de la cultura en general. Ese sentimiento se hizo patente en numerosas ocasiones sobre las tablas del Fórum de Barcelona. Fue, sin duda, el poderoso Leit Motiv de la Gala.

Sí, tuvimos números musicales, ingeniosos, divertidos y con mucha mordiente y doble sentido, mucho humor y emocionantes homenajes, pero el espíritu del miedo acompañaba al escenario a cada galardonado. Ese miedo a que, posiblemente, esta pueda ser no solo la ultima Gala de los Premio GAUDÍ, sino la primera palada en la fosa de nuestro cine.

No es ningún secreto que el cine catalán en particular y el cine español en general, sufren el desprecio de nuestros gobernantes, esos a los que jamás veremos con un libro en las manos, ni que sea para recogerlo del suelo. Teniendo en cuenta que solamente el cine catalán ha conseguido llegar a seis millones de espectadores en el ultimo año, estamos hablando de un mazazo espectacular a la cultura de nuestro país, sin importar quien lo abandere.

Polémicas aparte, la Gala de los GAUDÍ fue una verdadera fiesta, celebrando no pocos homenajes a las a las películas ganadoras en ediciones anteriores. Como presentador, un David Verdaguer inmenso (y afeitado)quien cantó, bailó y protagonizó los momentos más divertidos del evento. Por ejemplo, su entrevista a su doble, que se encontraba sentado entre el público, visiblemente nervioso. Delirante y desternillante.

No menos importante fueron las continuas reivindicaciones a las mujeres dentro y fuera de nuestro cine. Mujeres maltratadas, asesinadas y ultrajadas, acosadas y vilipendiadas fueron protagonistas de muchos de los discursos. Hubo más carteles de LES DONES SOM AQUÍ (Las mujeres estamos aquí) que lazos amarillos sobre el escenario.

Para acentuar el discurso, la actriz Mercedes Sampietro recibió el Premi Gaudí d’Honor Miquel Porter, por su larga, prolífica, maravillosa y exitosa trayectoria profesional.

El punto negativo de la noche fueron varios discursos, eternos, que alargaron la gala veinte minutos más de lo previsto. Puede no parecer mucho, pero para un evento que comenzó como un cohete a reacción, entregando los primeros premios a velocidad de vértigo, acabó yendo de más a menos en intensidad. Aun así, los allí presentes disfrutamos de un emotivo y divertido viaje por nuestro cine.

Como anécdota, el divertidísimo video de inicio, en el que se coló el President de la Generalitat, el Excelentísimo Carles Puigdemon, quien, obviamente, no pudo acudir a la gala, pero añadió otra gota de humor reivindicativo a la noche.

En cuanto a los premios en sí, verdaderos protagonistas de la noche, INCERTA GLORIA de Agustí Villaronga, ostentaba dieciséis nominaciones, seguida de las catorce candidaturas de ESTIU 1993/ VERANO 1993 de Carla Simón. En menos categorías encontramos LA LIBRERÍA de Isabel Coixet y TIERRA FIRME, de Carlos Marques-Marcet, con doce y once nominaciones, respectivamente.

La vencedora de la noche, si nos referimos al numero de estatuillas recibidas, fue INCERTA GLORIA, alzándose con ocho galardones, entre ellos, el de Mejor Actriz Principal, una inmensa Nuria Prims, Oriol Pla como Mejor Actor de Reparto, Fotografía, Diseño de Producción, vestuario y sonido.

ESTIU 1993/ VERANO 1993 levantó tres estatuillas menos, pero de mayor calado. Mejor Película, Directora y Guionista para Carla Simón y Bruna Cusí como Mejor Actriz de Reparto.

Los Javis y LA LLAMADA recibieron el premio del Público, que se entregó esta noche por primera vez, LA LUZ DE ELNA de Silvia Quer alzó el premio a mejor película para televisión, el presentador David Verdaguer recibió la estatuilla como Mejor Actor por su rol protagonista en TIERRA FIRME, Christopher Nolan consigue otro triunfo más (y van…) para su DUNKERQUE, en la categoría de Mejor Película Europea y la taquillera secuela de TADEO JONES levantó la estatuilla a Mejor Película de Animación.

Para quien esto escribe, a modo de conclusión, fue una lástima que JULIA IST, excelente película dirigida por Elena Martin, se fuera de vacío.

A continuación, la relación completa de galardonados.

MEJOR PELÍCULA

ESTIU 1993 de Carla Simón

MEJOR DIRECCIÓN

Carla Simón por ESTIU 1993

MEJOR GUION

Carla Simón por ESTIU 1993

MEJOR ACTRIZ PRINCIPAL

Núria Prims por INCERTA GLÒRIA

MEJOR ACTOR PRINCIPAL

David Verdaguer por TIERRA FIRME

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO

Bruna Cusí por ESTIU 1993

MEJOR ACTOR DE REPARTO

Oriol Pla por INCERTA GLÒRIA

MEJOR PELÍCULA EN LENGUA NO CATALANA

TIERRA FIRME, de Carlos Marques-Marcet

MEJOR DOCUMENTAL

LA CHANA, de Lucija Stojevic

MEJOR CORTOMETRAJE

LOS DESHEREDADOS, de Laura Ferres

MEJOR PELÍCULA PARA TELEVISIÓN

LA LLUM D’ELNA, de Silvia Quer

MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN

TADEU JONES 2: EL SECRET DEL REI MIDES, de Enrique Gato y David Alonso

MEJOR DIRECCIÓN ARTÍSTICA

Llorenç Miquel por LA LIBRERIA

MEJOR DIRECCIÓN DE PRODUCCIÓN

Aleix Castellón por INCERTA GLÒRIA

MEJOR MONTAJE

Ana Pfaff y Didac Palou por ESTIU 1993

MEJOR MÚSICA ORIGINAL

Alfonso Villalonga por LA LIBRERÍA

MEJOR FOTOGRAFÍA

Josep M. Civit por INCERTA GLÒRIA

MEJOR VESTUARIO

Mercè Paloma por INCERTA GLÒRIA

MEJOR SONIDO

Fernando Novillo, Xavier Mas y Ricard Galceran por INCERTA GLÒRIA

MEJORES EFECTOS VISUALES

Manuel López Egea y Bernat Aragonés por INCERTA GLÒRIA

MEJOR MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA

Alma Casal por INCERTA GLÒRIA

MEJOR PELÍCULA EUROPEA

DUNKERKE de Christopher Nolan

GAUDÍ D’HONOR

Mercedes Sampietro

PREMIO DEL PÚBLICO

LA LLAMADA, de Javier Ambrossi y Javier Calvo

 

Wiman González

9 thoughts on “PALMARÉS PREMIOS GAUDÍ 2018: UNA GALA DEMASIADO POLITIZADA”

  1. Debo decir que esta Gala de los Gaudí ha sido de las mejores de su historia. Y, si bien es cierto que fue de menos a más (poner el discurso de la Presidenta y del Gaudí de Honor seguidos y en el tramo final fue un pedrusco que lastró un conjunto que iba bastante fluído), en general estuvo fina, ya que los gags no se alargaron innecesáriamente y los números musicales tuvieron calidad, gracias a que se los encomendaron a gente que SÍ sabe cantar (Lídia Pujol, el coro, ese breve reencuentro de OT2 con Beth y Elena Gadel). La política, en una situación excepcional como la de este año, no se podía pasar por alto, y más ante la amenaza que se cierne sobre el audiovisual catalán. Y, cabe destacar, una escenografía vistosa y envolvente del gran Lluís Danès i un David Verdaguer divertido, agudo y nada cargante.

    Los Gaudí, hace 6 años, facturaron tal vez la peor gala que servidor haya visto. Ayer, por otro lado, debo decir que fue tal vez la más madura y trabajada de las que han hecho.

  2. El otro año aguante , este no he podido. Una aberración de gala se mire por donde se mire. Momentos vomitivos y bochornosos a cada minuto, repugnante discurso supremacista de la directora de la gala, y la politización de la gala que ya quisiera el NODO. La última vez que veo semejante mierda de gala. Un saludo.

  3. El titular no me cuadra con el contenido de la crónica donde dejáis la gala más que bien, que es lo justo.

    A Mercedes Sampietro la escucharía durante horas -qué timbre, que dicción- pero su discurso rompió el ritmo de la gala por completo. En cualquier caso, la retransmisión fue todo un éxito de audiencia que es de lo que se trata.

  4. Me pasa lo mismo. Intuyo que la persona que ha escrito la crónica no es la misma que ha escrito el texto, o tiene un gran problema con la síntesis.

  5. Que tiene que ver Puigdemont con el cine?

    No vi los Gaudi y no me gustó este artículo.
    En primer lugar no hay políticos exiliados. La figura del exilio no figura en la ley Penal española.-

    Existen personas que se marcharon por que pueden ser procesados con prisión y para ellos es necesaria la existencia de una ley penal, que es muy anterior al conflicto de cataluña y la existencia de 5 elementos, sí uno no se cumple, no hay delito
    Que son
    1) Conducta (acciones y omisiones)
    2) Tipicidad
    3) Antijuricidad
    4) Culpabilidad
    5) Punibilidad

    No inventó una ley el viernes para que vayan presos por la elección del domingo

  6. 1. La obligación de pagar el IVA existe para todos los españoles. TV3 dejaba de pagar como otras televisiones autonómicas de manera sistemática, creyéndose libre y con patente de corso. Ahora, cuando ha acumulado una cantidad impagada indecente, dice que no puede afrontarla. Esto me suena al ludópata que va tapando un préstamo con otro hasta que le es imposible regularizar su situación económica.

    2. Los Gaudí fueron políticos, sí, pero sólo hubo reivindicaciones de un lado, el que representa la Academia del Cine Catalán, y su presidenta, una independentista radical desde hace años. ¿Por qué no dieron voz a la otra mitad de Cataluña, esa que no quiere la independencia?

    3. La estupidez no es patrimonio de los catalanes, pero se lamentan de que Junqueras no esté en los Gaudí por estar en la cárcel. El año pasado Junqueras estaba en su casa, y no, tampoco fue a los Gaudí.

    4. Ganó la que tenía que ganar. Sin sorpresas al respecto. Pero total, aunque hagas una película de una langosta estática en el hielo de la pescadería tendrás una nominación. No hay películas suficientes para justificar 4 nominaciones en cada categoría.

  7. Estoy de acuerdo con Don Rigoberto se acabará el mundo?

    Y con Soleras y Teaser en cuanto al título y el texto. Es incomprensible!!!

  8. Los Gaudí siguen siendo una cutrez indigna de unos profesionales que en muchos ámbitos se han carecterizado por su innovacción y modernidad. Yo vi 15 minutos y casi vomito del cutrerío. Y ya cuando salió el coro de niños (lo siento, no soporto a los niños que hacen cosas, sea cocinar, cantar, bailar- su sitio es la escuela y los parques hasta los 14 o 15 años-.)a cantar que no los manipulan en la escuela catalana ya dejé de ver.

  9. Ah, y por favor, que se acabe de una vez la temporada de premios española y OT para dejar de ver una buena temporada a Los Javis. En este país todo el mundo termina de folklórica….

Leave a Reply

Your email address will not be published.