La polémica de la compra de taquilla por parte de algunos productores sigue generando noticias porque tras los titulares sobre este tema que generó Enrique González Macho, ahora el protagonista de una nueva supuesta artimaña de este tipo para poder cobrar la subvención por amortización de taquilla es el guionista, director y productor Emilio Ruiz Barrachina.

La Fiscalía Provincial de Madrid en su escrito de acusación, acusa a la productora Ircania, propiedad de Emilio Ruiz Barrachina, de comprar entradas en ciertos cines para incrementar el número de espectadores para poder llegar al mínimo exigido (330.557 €) y tener derecho a cobrar la subvención del ICAA por amortización de taquilla que, en este caso, fue de 576.000 € por la película “El discípulo“, estrenada en 2011, con Ruth Gabriel, Juanjo Puigcorbé y Ciro Miró como protagonistas que, por cierto, es una de las peores películas españolas que ha visto este humilde aficionado al cine en la última década.

Tristemente, y todos los que se mueven en el gremio del cine lo sabían, esto era algo habitual en nuestro cine. Menos mal que con la nueva ley de ayudas públicas al cine la subvención por amortización de taquilla ha desaparecido y ya no se volverán a producir más sorpresas de este tipo.

RedaccionNoticiasEl Discípulo,EMILIO RUIZ BARRACHINA,fraude,subvenciones
La polémica de la compra de taquilla por parte de algunos productores sigue generando noticias porque tras los titulares sobre este tema que generó Enrique González Macho, ahora el protagonista de una nueva supuesta artimaña de este tipo para poder cobrar la subvención por amortización de taquilla es el...