Entre la catarata de tops cinéfilos con lo mejor del año, llega uno de los más esperados por nuestros lectores: el ranking con las diez películas españolas más eróticas.

El 2017 ha sido un año de escasa carne y, por ello, probablemente haya sido el más complicado para el que escribe a la hora de conformar un top 10. Queda definitivamente desterrado el mito de cine español = sexo.

Sin más “dilatación”, vamos con nuestra selección de las diez películas españolas más eróticas del 2017 (no te pierdas el bonnus especial al final del artículo):

10- “La niebla y la doncella”

Verónica Echegui

No hay thriller random que se precie sin su pequeña porción de folleteo. Una hipnótica Echegui -lo mejor de la película- da rienda suelta a la pasión junto a Quim Gutiérrez. Por cierto, al actor se le resiste un integral en cine pese a que, tras sus célebres “polla-gates” en Formentera, su miembro está más visto que el del negro del whatsapp.

Sirva esta mención erótico-festiva también como reconocimiento al personaje de Ruth Anglada (Echegui): jamás se ha visto en una película a alguien que haya follado con tanta gente (hombre, mujer o hasta el mismísimo apuntador).

9- “Júlia Ist”

Un Erasmus en Berlín es sinónimo de descubrimiento. La protagonista del film vencedor en Málaga (ZonaZine) vivirá un intenso romance que formará parte de su proceso de conocerse a sí misma. Las escenas de sexo están coreografiadas con la misma naturalidad que caracteriza esta recomendable ópera prima.

8- “Plan de fuga”

Alain Hernández

Cierto es que este thriller noir no es Instinto Básico en cuanto a erotismo. Pero, tras las amenazas de un compañero de este blog -fan hasta la médula de Alain Hernández (AKA “el empotrador”)-, me he visto obligado a incluirlo en el top. Según él, la mera presencia del actor ya impregna de toneladas de sexo la película. Sexo sucio y salvaje.
Hernández juega aquí a dos bandas y deja ver algo de carne. Los fans de Alba Galocha tampoco deberían perdérsela.

7- “Brava”

Laia Marull

A Laia Marull, uno de los grandes monstruos de la escena nacional, no le pilla de nuevas el protagonizar un desnudo integral comprometido. En su despliegue interpretativo en esta película-dilema también hay cabida para una potente secuencia de sexo salvaje en el bosque. Y es que, la huida rural de la protagonista para intentar curar sus heridas se convertirá en un oscuro y sórdido viaje interior.

6- “Tierra firme”

Cada año se cuela un título de contenido homosexual en este top. Aunque de nuevo tenemos que lamentar la pacatería del director en una historia que pedía a gritos más atrevimiento. Es una pena que el único desnudo integral del film corra a cargo de una actriz de reparto, mientras que las escenas sexuales de sus dos protagonistas llegan a recordar a los telefilms americanos en los que la actriz se tapa el pezón con una sábana.

Por cierto, especialmente pudorosa Natalia Tena una vez más. Y debe ser por contrato, ya que en 10.000 KM también se mostró de lo más recatada frente a la generosidad de David Verdaguer.

5- “Amar”

Esta ópera prima del premiadísimo -y nominado al Oscar- realizador Esteban Crespo retrata a la perfección la pasión desenfrenada del primer amor. El relato está salpicado de revolcones, amparado en la belleza de sus dos actores (María Pedraza y Pol Monem) y una intensa paleta cromática y luminosidad. Sin embargo, con una narración tan audaz y sin temor a caer en el exceso y el ridículo (fiel reflejo del comportamiento desaforado juvenil), es una pena no encontrar mayor riesgo en lo carnal. Aun así, Amar está incluida en nuestra lista de películas a reivindicar del 2017.

4- “Pieles”

Fetichismo, pederastia, cuerpos deformes, putas, sexo y el primer “beso negro explícito” del cine español. En el universo rosa de Casanova cabe todo eso y más, revelándose como un oasis dentro de la actual corrección (parece haber salido de una época mucho más moderna y libre como los 80). También hay que agradecer que su reivindicación de la igualdad incluya desnudos integrales con todo tipo de cuerpos, como el de la veterana actriz Mara Ballesteros, la voluptuosa Itziar Castro o el “sireno” Eloi Costa.

Y cuando es casi imposible que un consagrado se preste a enseñar el rabo, va Secun de la Rosa y se pajea sobre todos nosotros. Bravo.

3- “El Autor”

El hecho de que un año más apenas exista sexo en el cine español -sí, no se hacen películas ni de tetas ni de la Posguerra- ha propiciado la presencia en el medallero de una película de escasa vocación erótica. Y esto se debe a la audacia de Martín Cuenca, uno de nuestros mejores directores, capaz de convertir a Javier Gutiérrez en oscuro objeto del deseo de esa portera madura, insatisfecha y amante de unas buenas piernas.

En su recital interpretativo, Gutiérrez pone -literal y metafóricamente- los cojones sobre la mesa y protagoniza el desnudo integral más arriesgado de nuestro cine reciente. De igual modo, la actriz Adelfa Calvo se revela como la mejor partenaire posible en un encuentro sexual de alto voltaje. ¿Ya hemos dicho que se trata de la mejor película del año? Actualmente en cartelera.

2- “Incierta Gloria”

El desnudo más duro y con mayor carga dramática del año quizá sea el de Núria Prims (que pide a gritos la nominación al Goya) en este nuevo trabajo de todo un erotómano como Agustí Villaronga.

Más que visible, aquí el sexo subyace. El deseo obsesivo atormenta y corrompe al protagonista sin que en ningún momento lleguemos a ver a los personajes dar rienda suelta a su pasión. En esta ocasión, hay menos tema que en El rey de la Habana, anterior película de Villaronga, pero la tensión sexual durante todo el metraje se corta con un cuchillo. Y de regalo, un desnudo integral de Oriol Pla.

Por cierto, Incierta Gloria es tal vez la única película del año que cumpliría aquello de “cine de Posguerra y desnudos” (dos temas poco retratados en nuestro cine, en contra del tópico popular). Al igual que en Pa Negre, en su relato no hay lugar para el maniqueísmo: no hay buenos y malos.

1- “Demonios tus ojos”

Ivana Baquero y Julio Perillán

En el número 1 del top nos encontramos este magnífico retrato de una obsesión, protagonizado por el ser más bello que jamás he tenido en frente: Ivana Baquero.

Se trata de un turbador dilema moral con altas dosis de morbo, fascinación y erotismo, que indaga sobre la sed vouyerista del creador/espectador y la perversión de la propia cámara, todo ello con tintes de Chabrol, Zulueta o Hitchcock.
Baquero -premiada en Málaga (ZonaZine)- nos regala una de las mejores interpretaciones del año y se postula como una de nuestras actrices más comprometidas. Sin duda, está llamada a hacer grandes cosas en nuestro cine.

BONNUS: Premio especial a la pacatería para “Como la espuma”

Desde El Blog de Cine Español, que estamos muy salidos en pro del arte siempre hemos ido en contra de la pacatería, hemos querido crear esta mención especial a la película más decepcionante del año en lo sexual.

¿Os imagináis una película en torno a una orgía en la que no se ve un solo desnudo? Pues así es el filme de Pérez Toledo, obsesionado en cada encuadre por que no se le escape un genital (y lo que es peor, ¡lo consigue!) y empeñado en mostrar imágenes que podrían pasar el filtro de Instagram, con mucho chico sin camiseta pero nada de lo interesante. Para eso basta con ver el Facebook del director.

La peli, decepcionante a todos los niveles, pide a gritos que vengan Menkes y Albacete a darle un buen meneo.

Óscar TACuriosidadesZona calienteAmar,Brava,Demonios tus ojos,El Autor,Incierta gloria,Ivana Baquero,Júlia ist,La niebla y la doncella,Pieles,Plan de fuga,Ranking erótico,Tierra firme
Entre la catarata de tops cinéfilos con lo mejor del año, llega uno de los más esperados por nuestros lectores: el ranking con las diez películas españolas más eróticas. El 2017 ha sido un año de escasa carne y, por ello, probablemente haya sido el más complicado para el que...