Hoy entrevistamos a Federico Cueva, cuya ópera prima, “Solo se vive una vez” se estrenó ayer en nuestras salas. De esta película hablamos con él en esta entrevista:

– ¿Cómo te llega la historia, la idea original?
– A mí me llamaron de Bowfinger, la productora de Santiago Segura y Maria Luisa Gutiérrez. La película ya estaba armada, estaba el guion, y la estructura de producción, y necesitaban a alguien que la llevara adelante, que la dirigiera, y como yo había trabajado con ellos en todos los “Torrentes” dirigiendo las escenas de acción pensaron en mí y me ofrecieron esto, ¡por suerte! Tener para tu primera película a Gerard Depardieu, a Santiago Segura y a Hugo Silva es algo a lo que no podía decir que no.

– ¿El proceso de casting estaba ya hecho cuando aterrizas en la producción?
En gran parte sí. Gérard [Depardieu], Santiago [Segura] y Hugo [Silva] ya estaban en el proyecto, y la parte argentina también estaba en gran parte terminada. Yo me encargué junto con los productores de seleccionar a los que faltaban, pero los nombres más grandes ya estaban asignados.

– El proceso de rodaje ha sido bastante rápido, seis semanas, ¿cómo se hace un rodaje en un tiempo tan limitado?
– Por eso me llamaron (risas). El “amiguete” Santiago y María Luisa saben que yo tengo mucha experiencia y mucho ejercicio en optimizar tiempos en el set de rodaje, sobre todo en las partes de acción, que quizás a otros directores les llevaría mucho más tiempo, y como esta película estaba muy acotada en tiempo por los actores, que tenían una disponibilidad de fechas muy limitada, pensaron en mí. Mi trabajo como especialista me sirvió muchísimo, sobre todo para escenas de acción. Se trata de saber cómo rodarlo, y saber qué cosas llevan más tiempo. Cuando uno empieza a volcar y a explotar coches y camiones tienes que tener muy claro como se hace. Yo tengo treinta años de experiencia haciendo eso. La mayoría de las cosas las hemos hecho a una toma, no solo por una cuestión de presupuesto sino también porque hacer más tomas es más tiempo. Por ejemplo, una persecución en Estados Unidos se rueda en dos o tres semanas y nosotros la rodamos en tres o cuatro días, mucho menos tiempo de rodaje para el mismo tiempo de visualización en pantalla.Hay que saber economizar el tiempo y optimizar los recursos que uno tiene.

– ¿Existe cierto prejuicio hacia el cine hispano en géneros como la acción? ¿Cierto sentimiento de inferioridad hacia las producciones americanas?
– Sí, existe, y es que es muy difícil competir con los americanos porque los presupuestos son completamente distintos. En nuestro caso, hay que saber a qué parte de la acción apuntar y cómo insertarla en la película. Hay que tratar de acomodar la acción a nuestras historias, que es donde nos funciona. Ahora, si uno quiere hacer una película solo de acción y competirles a los americanos le va a costar mucho porque los presupuestos a veces son cien veces más.

– Al final, lo que funciona en este tipo de comedias es la empatía: siempre hay algún personaje con el que conectas y empatizas.
– Yo creo que eso hay que tratar de hacerlo en todas las películas: que el público empatice con los personajes y odie a otros. Todas las buenas películas, de todos los géneros, tienen que conseguir eso. En el caso concreto de la comedia, para que el público se divierta tiene que empatizar con los personajes y sentirse cerca de ellos.

– ¿Cómo ha sido trabajar con un reparto con nombres tan llamativos como el de Depardieu, Segura o Silva?
– Lo bueno que tienen es que son muy profesionales, son grandes actores. Ya los conocía prácticamente a todos. Santiago y yo somos amigos desde hace años, hemos trabajado mucho juntos, lo conozco muy bien y es una gran ayuda siempre. Lo bueno que tiene es que es una máquina abarcadora: es director, productor, actor, cantante,…Todo lo que le pidas, Santiago lo es. Sabe muy bien qué cosas están pasando dentro del set, en qué puede ayudar y en qué no, y está muy pendiente de eso, aun inconscientemente.
A Hugo también lo conozco, hice muchas pelis con él. Es un tipo súper profesional, que físicamente le pone mucho, igual que Santiago. Gérard es el único al que no conocía y venía con su leyenda, imagínate. Además, la gente te dice cosas terribles sobre su carácter y todo el mundo estaba temeroso de lo que fuese a suponer el desembarco de Gérard Depardieu en la película. Y sí, es un tipo con mucho carácter, pero es muy profesional, lleva muchos años en este negocio, sabe cómo se mueve, y es un tipo con el que se puede trabajar perfectamente; hay que saber llevar el carácter que tiene, es un tipo que no anda con rodeos. No es la veleidad de actor que uno puede encontrar en otro lado, de hecho, la primera vez que me senté con él me dijo: “yo no soy actor, odio a los actores”. Es un tipo duro, pero yo se tratar con tipos duros. No le gustan ni el starsystem, ni las poses de actores que algunos tienen. Por suerte en esta película no tuve ninguno de esos.

– En cuanto a la relación del resto del set con Depardieu…
– Santiago ya había trabajado con él en “Astérix y los Juegos Olímpicos”. Para todos los actores, tanto españoles como argentinos, era importante su escena con Gérard Depardieu, igual que me pasa a mi como director. Es parte de la historia del cine, es una leyenda, y eso tiene su carga emocional para cualquiera, sobre todo para los actores, que trabajan con sus emociones. Creo que para todos fue algo muy importante.

– ¿Con qué expectativas llegáis a la taquilla?
– No lo sé, porque eso depende más de la distribuidora que de mí, con la cantidad de copias que se exhiben, la promoción, … un montón de cosas que no están en mis manos. Es una peli que es muy argentina, así que también hay que encontrarle su público. Estamos todos expectantes, a ver qué pasa.

– Pero la acogida en Argentina no ha sido mala
– Cierto, quedamos en un honroso cuarto puesto tras tres tanques americanos.

– Después de esta inmersión en la dirección, ¿te ves dirigiendo en un futuro?
– Sí, estamos de hecho preparando algo para el año que viene, también de acción, pero es un thriller, no una comedia, algo un poco más serio. Ya iremos viendo.

RedaccionEntrevistasdirector de cine,Entrevistas,especialista,Fede Cuevas,Sólo se vive una vez
Hoy entrevistamos a Federico Cueva, cuya ópera prima, “Solo se vive una vez” se estrenó ayer en nuestras salas. De esta película hablamos con él en esta entrevista: - ¿Cómo te llega la historia, la idea original? - A mí me llamaron de Bowfinger, la productora de Santiago Segura y Maria...