Imparable y genio. Así es como podríamos describir a José Mota, un grande de la televisión que se está abriendo camino en el mundo del cine con pasos de gigante. José Mota ya demostró que merecía un lugar en el panorama actoral de este país en “La chispa de la vida” de Álex de la Iglesia, interpretación por la que obtuvo una nominación a mejor actor de revelación en los Goya de 2012. Ahora vuelve a ponerse delante de la cámara en “Abracadabra”, donde vuelve a reafirmarse como un gran actor y nosotros hemos tenido el placer de charlar con él con motivo del estreno de la nueva película de Pablo Berger que se estrena este viernes.

– ¿Cómo ha sido trabajar con Pablo Berger?

Pablo contactó conmigo y me propuso formar parte de esta aventura que es “Abracadabra”. Imagínate lo que fue el poder estar en una película tan bonita y tan interesante como esta. Me contó que era para un personaje que se llamaba Pepe y me explicó cómo era mi personaje: muy frágil, inseguro, inmaduro pero muy tierno por otro lado, también era el escudero en parte o el pañuelo donde depositaba las lágrimas Maribel de una vida que llevaba que no le hacía feliz. Me pareció una oportunidad maravillosa para proyectarme como actor y poder dibujar ahí un personaje que intentase desde la verdad actoral canalizar efectos, que era lo que quería y la verdad es que me siento contento.

– Estamos ante una película donde el espectador sale con distintas sensaciones: ¿se encuentra ante una comedia, un drama? Abracadabra produce una confusión que se agradece. Cuando te llega el guion, ¿ cómo enfocas la manera de preparar a tu personaje?

Lo enfoco a través de Pablo, es él el que me cuenta cómo ve a Pepe y es entonces a través de los ensayos de las secuencias cuando se proponen ideas y él iba viéndolo. Me gusta tal como es Pablo, que es súper sutil dándote indicaciones y fuimos construyéndolo, haciéndolo. Intenté hacer lo mío pero lo saqué desde mi verdad propia. Fuimos ensayando y al final encontramos el tono.

– ¿Con todos los personajes que has ido haciendo en tus programas de televisión no has tenido la tentación de sacar algo de uno de ellos? ¿O lo separas totalmente?

Lo separo totalmente porque soy tan feliz interpretando cosas que no he hecho y tengo el anhelo y el deseo también de poder invitar al espectador a que sienta sensaciones emotivas que me olvido por completo del apartado del programa que es otro mundo distinto y aquí toca ahora hacer otra cosa. Eso lo tuve y lo he tenido siempre muy claro.

– ¿Y una escena que te haya costado horrores?

En la parte de la hipnosis de Antonio tuve el apoyo de Jorge Astyaro que es hipnotizador profesional y fue él el que me preparó. En el ensayo queríamos encontrar el tono porque al fin y al cabo estábamos ante el personaje de Pepe, pero Pepe actuando no es Pepe en la calle. Por eso cuando él hipnotiza está actuando, intentando atrapar. Entonces hubo que prepararlo muy bien y cuando oía acción, tenía que estar allí, por lo que lo tienes que tener muy seguro.

– ¿Alguna vez te han entrado ganas de hipnotizar a alguien?

Si no es porque la otra persona desee, no. (Risas). Aparte que la hipnosis no es algo que yo te mire a ti y te diga: uno, dos, tres, ¡duerme! Eso no funciona así. Tienes que querer. Yo serviría de vehículo para llegar a ese estado de trance. ¿Qué es la hipnosis? Si tú por ejemplo coges un taxi y llegas a tu casa y ni te has dado cuenta por dónde has pasado. Vas tan inmerso en los pensamientos tuyos que te abstraes del taxi y de por dónde va. Eso es la hipnosis. Te metes tanto y dejas la voluntad de la realidad metiéndote por completo en tus pensamientos.

– Te hemos disfrutado como humorista, actor, guionista, actor de doblaje… ¿Te veremos algún día de director de largometraje?

No es algo que yo en este momento me plantee. Yo creo que ahora me queda un camino por recorrer como intérprete y lo que tenga que venir vendrá. Tengo muchísimas ganas de contar historias.

– ¿Nos puedes adelantar tus próximos proyectos?

Ahora estoy en un proyecto de ficción del que todavía poco puedo contar y algo en televisión que tampoco puedo desvelar todavía.

 

Gabriela Rubio

RedaccionEntrevistasAbracadabra,Entrevistas,José Mota,PABLO BERGER
Imparable y genio. Así es como podríamos describir a José Mota, un grande de la televisión que se está abriendo camino en el mundo del cine con pasos de gigante. José Mota ya demostró que merecía un lugar en el panorama actoral de este país en “La chispa de...