Elena Martín debuta con esta cinta sobre el autodescubrimiento (o no) a través del famoso y tan recurrido Erasmus. Con toques autobiográficos la directora, que además se atreve con el papel principal de “Júlia ist”, nos introduce en el mundo de Júlia, una chica que aparentemente tiene la vida perfecta pero que algo le falta. ¿Averiguar qué es lo que realmente quiere en la vida? Estamos ante un viaje que no sólo implicará avanzar a nivel de estudios, sino sobre todo acerca de conocerse algo mejor esta catalana en la ciudad fría de Berlín.

“Júlia ist” comienza con una premisa interesante y original: parece que Elena Martín nos quiere dar una visión distinta a la que estamos acostumbrados en las películas acerca del Erasmus. El espectador se encuentra en su butaca expectante, ya que se agradece que no se cuente siempre la misma historia llena de tópicos y situaciones previsibles carentes de magia y alma. Y así es cómo comienza la película: una chica que parece no adaptarse a su nuevo destino, dejando atrás una vida algo monótona y acomodada. Unas expectativas que se quedan en eso, meramente expectativas. La cinta se desvía en cierto momento y se aleja de esa parte más desconocida del Erasmus desde un punto de vista cinematográfico adentrándose en lo que ya hemos visto demasiadas veces acerca de esta experiencia en el extranjero: fiestas y más fiestas (y alguna que otra situación muy masticada y sobre todo previsible).

A pesar de ello, el debut de la joven directora es un logro, ya que entretiene y mantiene al espectador pendiente de la evolución de Júlia, culminando en un final correcto, que sin embargo podría haber sido mucho más potente y emotivo. A veces el querer ser demasiado correcto en todos los aspectos y no arriesgar lleva a no destacar, y eso es lo que más lamentamos en este film.

“Júlia ist” se nutre de buenas intenciones, pero su guión no resulta completamente satisfactorio y de hecho se podría tachar de superficial al tratar determinados temas muy por encima, cuando su dedicación hubiera conllevado un toque que la hubiera desmarcado de este tipo de películas. Aún así estamos ante un debut correcto y una directora que despierta interés en su propuesta, debiendo estar muy atentos a lo que puede ofrecernos en un futuro, tanto como actriz como directora.

Gabriela Rubio

Nota 6,5

RedaccionCríticascrítica,Elena Martín,Júlia ist
Elena Martín debuta con esta cinta sobre el autodescubrimiento (o no) a través del famoso y tan recurrido Erasmus. Con toques autobiográficos la directora, que además se atreve con el papel principal de “Júlia ist”, nos introduce en el mundo de Júlia, una chica que aparentemente tiene la vida...