“CASI LEYENDAS”, CON SANTIAGO SEGURA, PINCHA EN LA TAQUILLA AL NO PODER LUCHAR CON EL MONOPOLIO DE LA EXHIBICIÓN DE NUESTRO PAÍS

Ya tuvo problemas en su momento Paco León con su Ópera Prima “Carmina o revienta” al querer estrenarla directamente en cines, DVD y VOD, y ahora se ha dado de bruces con la cruda realidad del monopolio de la exhibición en nuestro país el conocido actor y director Santiago Segura, puesto que las grandes cadenas de exhibición se han negado a programar el estreno de la comedia “Casi leyendas” si no contaban con las 16 semanas de ventana habituales. Algo que suena a broma porque, ¿cuántas semanas duran la mayoría de las películas en cartelera en nuestro país? ¿Tres?, ¿Cuatro?, ¿8 semanas si es un éxito? En fin, el caso que la película “Casi leyendas”, debido a que estará disponible en Netflix en cuatro semanas, sólo se estrenó en 29 cines independientes el pasado viernes lo que ha provocado que esta comedia sólo haya recaudado 7.600 € con una bajísima media por copia de 262 €.

Una vez se demuestra que el negocio arcaico de los cines en nuestro país, esto también va por las distribuidoras, que cada vez serán menos necesarias, va camino de la extinción porque las plataformas como HBO, Movistar y Netflix, entre otras, han llegado para quedarse.

¿De qué va?

Axel (Santiago Segura), un español muy particular, que decide emprender la búsqueda de sus ex compañeros en Buenos Aires. Hace 25 años formaron un grupo musical que estuvo a punto de ser famoso pero por misteriosas razones nunca lo logró. Ahora Axel va a tener que reencontrarse con Javier (Diego Peretti), un profesor que no logra comunicarse con su hijo adolescente, y Lucas (Diego Torres), un abogado presumido que pierde su trabajo de un día para el otro. Los espera un doble desafío: ser la banda que siempre soñaron y como si fuese poco solucionar sus calamitosas vidas.

El tráiler:

6 thoughts on ““CASI LEYENDAS”, CON SANTIAGO SEGURA, PINCHA EN LA TAQUILLA AL NO PODER LUCHAR CON EL MONOPOLIO DE LA EXHIBICIÓN DE NUESTRO PAÍS”

  1. Bien que han hecho los cines. No le vas a hacer la campaña gratis a Netflix a cambio de nada.
    Por cierto, esta empresa no paga impuestos en España y todos los medios le hacen publicidad permanente.

  2. Hombre, hay que tenerlos un poco cuadrados para decir que el fracaso de la película es por eso. la película no ha interesado a nadie teniendo a un persona público como es Segura y una ventana que no tienen la gran mayoría de las películas españolas como es El Hormiguero. Y estaba en cines tan procine español como Verdi o Renoir y no la ha ido a ver nadie, ni siquiera en la fiesta del cine a 2.90 ni porque se hubieran terminado las entradas para otras películas.

    Simplemente no ha interesado a nadie, como pasa con otras tantas películas españolas o no.

    Por cierto, 16 semanas aquí la ventana de exhibición…en Francia 3 años. Aunque sea una guerra perdida y simbólica ( y de esas que te quitan más que te dan a nivel de imagen), a todos esos apologetas de Netflix y lo que está pasando en Cannes (que ya es cómica la cosa con netflix sacando un comunicado llorica como si fueran ellos la parte débil), recordar que la lucha que hace el director del Festival de Cannes porque as películas se exhiban en cines no es una cabezonería ni prohubir el tren por el coche de caballos, sino que el cine francés se financia, entre otras cosas, por % de taquilla. Y si no se estrenan en cines, menos dinero para el cine francés, menos dinero para que siga teniendo esa maravillosa diversidad que a todos nos da envidia. Así que Fremaux está haciendo lo que le corresponde, defender el cine local frente a una multinacional fantasma.

  3. Independientemente de que se haya estrenado en pocas salas el promedio ha sido pésimo, no quiero ya pensar si se llega a estrenar en 100 salas. Está claro que no ha gustado.

  4. El comentario no hay por donde cogerlo, estoy de acuerdo con lo que dice Oscar. A mi me pagan por verla y no acepto

  5. Ésta es de las que en el mundo hispano no nos creemos, pero cuando la hacen los anglosajones se puede tolerar y a muchos hasta les gusta.
    Un ejemplo clarísimo de lo que hace un reparto carismático por universal (o sea, de Hollywood) y un presupuesto gordo, por una historia blanda que se vuelve más buenista a medida que avanza su metraje.
    La vi hace pocos días, en Netflix, y los momentos de humor propiciados por la sinceridad sin edulcorar del personaje de Segura son en su mayoría buenos. Peretti es un intérprete notable, pero le toca una de las vertientes del guión que más se azucara (salvo que comparta plano con Segura). Y el que hace de guapo…, vaya, no es Darín.
    Con un guión más medidito y una dirección y montaje finos, les hubiera quedado mucho mejor (hubiera sido otra película, claro).
    Aunque ya digo, los norteamericanos son los reyes en esto del “cuando tiramos de bondad, se os saltan las lágrimas”

Leave a Reply

Your email address will not be published.