CRÍTICA DE LA PELÍCULA “IRA”, DIRIGIDA POR JOTA ARONAK: EL CINE INDEPENDIENTE ESPAÑOL DEMUESTRA QUE SE PUEDEN HACER GRANDES PELÍCULAS CON POCO PRESUPUESTO – El Blog de Cine Español

CRÍTICA DE LA PELÍCULA “IRA”, DIRIGIDA POR JOTA ARONAK: EL CINE INDEPENDIENTE ESPAÑOL DEMUESTRA QUE SE PUEDEN HACER GRANDES PELÍCULAS CON POCO PRESUPUESTO

El cine español de bajo presupuesto se merece mucha más atención de la que recibe de los grandes medios. Parece como si el mercado nacional estuviera anclado a que las películas con mayor distribución sean los mismos de siempre, las mismas caras, los mismos cineastas, por que saben que esa posición es prácticamente inalcanzable, cuando, la mayor parte de ellos empezó igual que muchos otros (o no…). Y lo cierto es que hay MUCHO talento en nuestro país a los que la industria, directamente, da la espalda, o no recibe los apoyos suficientes para que su recorrido comercial sea exitoso, o cuanto menos, visible. Quiero destacar esto, por que una película como “Ira“, de Jota Aronak, se merece mucha mas atención de la que, seguramente, se le vaya a dar, pues, en Madrid, por ejemplo, se estrenará solamente en dos cines, cuando nos encontramos ante una propuesta en el cine español valiente y arriesgada, con un formato que no se ha explotado en nuestro país como es el del falso documental.

“Ira” es la historia de Iker Vélez (Urko Olazabal), un periodista que decide cambiar el rumbo de su documental para grabar la preparación, diseño y ejecución de un asesinato. César (Nacho Marraco), es el padre de un hijo asesinado que ha decidido aprender a matar para hacer su propia justicia.

Esta película juega en un terreno muy espinoso. Resulta ambiciosa en un formato aparentemente pequeño como es el formato documental, y podía haber caído en el error de resultar demasiado pretenciosa. Afortunadamente se consigue un equilibrio muy difícil en el que la mayor parte de los factores, hacen que el resultado final sea positivo, cuando camina por una linea muy fina (y en los tiempos de hoy resulta difícil). Y el uso del formato “falso documental” resulta bastante acertado, pues juegan con el espectador entre lo que es una realidad y lo que es una ficción guionizada por ellos mismos, puesto que el resultado funciona, por que hace que te llegues a plantear si están basándose en un hecho real o no, rompiendo las barreras entre la realidad y la ficción. Y es que el tema a tratar, el de la justicia, es algo que, nosotros espectadores, vivimos y debatimos cada día, poniéndonos en una tesitura que nos hace plantear la pregunta de siempre : “¿qué haría yo?”

Una pregunta cuya respuesta debe encontrar el propio espectador, pero de la que nos hace un debate interno de lo más interesante al jugar contigo durante el desarrollo del filme para que nos posicionemos de un lado o de otro. En ese equilibrio es donde juega su mejor carta, y sabe fluir el relato con determinación y buen hacer gracias a una puesta en escena acertada cuyo manejo del montaje resulta soberbio, pues no hay momento en la que el relato decaiga, ya que poco a poco conocemos a los personajes, viendo su evolución y su progreso. Unos personajes que están bien defendidos (aunque el del documentalista resulta algo cogido con pinzas…pero es perdonable) por una dúo actoral estupendo, aunque si con alguien debéis quedaros es con la sobrecogedora mirada de Nacho Marraco, que consigue que el espectador no sepa posicionarse ante un personaje, lógicamente, inestable por la muerte de su hijo pero al que se comprende y se siente afecto con muy poco.

Sabe ser directa y cruda, sin andarse mucho por las ramas, y consigue plantear al espectador si de verdad esta historia es verídica, por la manera de enfocar su tono de falso documental. Puede que en ciertos momentos ese equilibrio tan bien conseguido se tambalee en según qué escena, pero el balance final resulta positivo por la valentía y riesgo de crear una cinta que no suele verse en nuestro cine muy a menudo (y eso que estamos ante un thriller, un género ya muy sobado en nuestro país). Lo que está claro es que lo que confirman los creadores de “IRA” es que con muy poco se pueden conseguir cosas estupendas, muy por encima de producciones mucho más ambiciosas en nuestro país, y, si además consigue removerte por dentro, mucho más meritorio todavía, por lo que no puedo hacer otra que recomendar esta película, que, sin duda, pone en alza al cine español de bajo presupuesto, y, sobre todo, a los nuevos cineastas que pretenden buscar un hueco en nuestro cine, con películas así se lo merecen, sin dudarlo.

Nota El Blog de Cine Español: 7,5

Manu Monteagudo

One thought on “CRÍTICA DE LA PELÍCULA “IRA”, DIRIGIDA POR JOTA ARONAK: EL CINE INDEPENDIENTE ESPAÑOL DEMUESTRA QUE SE PUEDEN HACER GRANDES PELÍCULAS CON POCO PRESUPUESTO”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *