Oriol Paulo nos enamoró con su ópera prima “El cuerpo”, un thriller que dejó al espectador con ganas de más películas dirigidas por este joven y ambicioso director. Al saber de su nuevo proyecto, mucha ha sido la expectación que ha rodeado a “Contratiempo” que cuenta con un reparto interesante: Mario Casas, que se enfrenta a uno de los papeles más maduros de su carrera; la siempre impecable Bárbara Lennie; José Coronado que hace el papel de siempre (y que funciona); y Anna Wagener, actriz que por fin logra un papel protagonista. Los cimientos que nos presenta la película (el piso, la abogada y el cliente, la ideación de una estrategia) son correctos, incluso diríamos interesantes para construir un thriller con sus mejores ingredientes con un buen giro final. Hasta aquí todo bien.

¿Por qué no estamos ante otra película sobresaliente como lo fue “El cuerpo”? Vayamos por partes. En primer lugar uno de sus problemas radica en la necesidad del film de liar tanto su trama que el espectador lentamente se va alejando de la historia, perdiendo toda clase de vínculo empático que podía haber empezado a construir con los personajes. Como ya hemos apuntado la trama tiene una buena presentación, tanto en cuanto a la presentación de personajes, ambientación y el quid de la cuestión. Sin embargo, a medida que la película avanza va perdiendo credibilidad y ni siquiera los distintos homenajes y guiños a clásicos salvan este camino que emprende “Contratiempo” a mitad de su metraje. A veces menos es más y en este caso hubiera sido un acierto seguir este refrán.

La mayoría de sus protagonistas hacen un buen trabajo, destacando por encima de los demás a Bárbara Lennie, una actriz que puede meterse en cualquier papel que se le exija. Sus miradas, sus gestos así como su voz llenan la pantalla y es el personaje más creíble de los cuatro principales. Ana Wagener realiza un papel correcto metiéndose en la piel de una abogada muy made in America. José Coronado vuelve a hacer de padre (y regresará a este registro dentro de muy poco pero desde un punto de vista cómico en la película “Es por tu bien”) y como siempre nos convence. Mario Casas nos demuestra que también puede interpretar papeles maduros y distintos a los que nos tiene acostumbrados, pero aún así hay momentos en los que el espectador se queda con ganas de más. Siempre es de agradecer ver como un actor joven va progresando de película en película.

Uno de los mayores problemas de “Contratiempo” es un factor que por razón de spoiler no podemos analizar y por lo tanto solamente diremos que una decisión errónea, y un tanto torpe por parte del director, lleva a que el espectador de una manera involuntaria sepa desde los inicios de esta cinta más de lo que Oriol Paulo pretendía que supiera. Y si el espectador cae en eso, toda la película pierde su sentido. Algo que llevó a muchos críticos a llevarse las manos a la cabeza.

“Contratiempo” es un film elegante desde su planificación inicial y con respecto a la elección de planos y atmósfera, pero cuyo contenido, es decir la clave de la película, falla por diversos motivos que ni siquiera buenas interpretaciones pueden salvar. Una película llena de buenas intenciones pero que no llegan a ejecutarse con éxito. A pesar de ello no perdemos la fe en este director que alberga mucho talento y por supuesto tiene muchas historias guardadas en la manga y ansiosas por ser contadas en la gran pantalla.

Nota El Blog de Cine Español: 5

Gabriela Rubio

RedaccionCríticasContratiempo,crítica,Mario Casas,ORIOL PAULO
Oriol Paulo nos enamoró con su ópera prima “El cuerpo”, un thriller que dejó al espectador con ganas de más películas dirigidas por este joven y ambicioso director. Al saber de su nuevo proyecto, mucha ha sido la expectación que ha rodeado a “Contratiempo” que cuenta con un reparto...