Nacho Vigalondo es Nacho Vigalondo. Comienzo mis andaduras por el Festival de cine de Sitges con una proyección especial dentro de la Sección Oficial. Hacía tiempo que no veía una película tan fantástica como ‘Colossal‘; un largometraje pesado, abrumador y lo suficientemente plano como para no competir dentro de la SO del festival.

Vigalondo nos presenta un largometraje partido en dos. Podríamos hablar de dos mundos opuestos (de la fantasía al real), los cuales se conectan gracias a un par personajes en los que reina la cotidianidad. Y si analizo las interpretaciones… ¿Por qué reina un sentimiento de juventud en la película? Aunque, de hecho, son estos dos personajes protagonistas quienes, gracias a la introducción de flashes pasados, el espectador logra poder familiarizarse con una trama que llega a flojear en abundantes puntos. Eso sí, hacen el metraje más ameno las pequeñas pinceladas cómicas que encontramos dentro de un guión de género. Incluso encontramos pequeños guiños a la moda actual del ‘Thug Life’.

Se me hace difícil asimilar el filme, quizás sea porque no soy amante de este tipo de largometrajes. Aunque, si algo tengo que reconocer, Nacho Vigalondo apuesta en cada película que realiza. Tan grande es esta apuesta que llega a arriesgar (¿Podríamos encontrarlo en Hollywood alguna vez?) Y es que el público se va a encontrar un largometraje muy comprometido y con un nivel creativo bestial.

Apurando unas últimas notas solo puedo decir (o, mejor dicho, recomendar); quien vaya a ver ‘Colossal‘, que se deje llevar. Un largometraje que ha gustado y cautivado a gran parte del público y crítica en San Sebastián y Sitges, pero que conmigo no ha encajado a la perfección. De hecho, me gustaría que ‘Colossal’ me hubiera gustado.

Nota: 5,5/10

Pablo Aguilar-Galindo Montoya
Director de ‘Fotograma a Fotograma’

RedaccionCríticasColossal,crítica,Nacho Vigalondo
Nacho Vigalondo es Nacho Vigalondo. Comienzo mis andaduras por el Festival de cine de Sitges con una proyección especial dentro de la Sección Oficial. Hacía tiempo que no veía una película tan fantástica como 'Colossal'; un largometraje pesado, abrumador y lo suficientemente plano como para no competir dentro de...