Un chico y una chica. Una reconquista que parece avecinarse. O eso es lo que nos dice el título de la nueva película de Jonás Trueba. Esto promete. Y mucho. Desde la maravillosa e impecable “Stockholm” de Rodrigo Sorogoyen anhelo a que un director nos cuente una historia centrada en dos personajes, sencilla pero llena de vida.

La reconquista” comienza con el encuentro entre Manuela (Itsaso Arana) y Olmo (Francesco Carril). A lo largo de sus conversaciones durante una noche descubrimos que a los 15 años habían tenido un romance (o como se le pueda llamar a esa edad) y somos testigos de que ese amor entre ellos realmente nunca se llegó a apagar del todo. Una historia con mucho potencial y si además le sumamos los datos de que él tiene novia y que descubriremos más de ese primer amor a los 15, la cinta parece ser a simple vista una delicia para nuestro paladar cinematográfico.

Jonás Trueba sin embargo no logra la película que pudo ser y que lamentablemente se quedó en el camino de ser una obra maestra. Los diálogos entre los dos protagonistas son forzados, superfluos y denotan tintes de pedantería continua. Silencios entre frase y frase o simplemente silencios sin conversaciones por en medio no aportan más que aburrimiento y ganas de que la cinta concluya. Hay escenas que no cobran demasiado sentido, como en el caso del bar musical donde el padre de la protagonista nos “deleita” con dos canciones enteras (sí, sí, de pe a pa) e incluso amenazando con cantar una tercera lo cual ya ponía al espectador los pelos de punta, pasando de un drama intimista a una cinta de terror. Durante esta escena musical tan prescindible no ocurría absolutamente nada. Además de este aspecto que producía terror, qué decir de la mirada de Francesco Carril, dudando si estamos ante un personaje que tras esa noche vive en un mar de dudas porque siente que no ha dejado de querer a Manuela o si estamos reviviendo el momento Eduardo Noriega en la magnífica “Tesis” de Amenábar anunciando que va a matar a Ángela.

La segunda parte de “La reconquista” es todavía peor. Jonás Trueba narra la historia de cómo a los 15 años Manuela y Olmo se conocieron. Lo más flojo de este tramo de película es sin duda el casting de los niños elegidos. Da la sensación de que el director tenía prisa para rodar y todavía no tenía a los dos adolescentes, por lo que salió del estudio al primer parque que encontró y seleccionó a un chico y a una chica al azar. Qué poco carisma y química que desprenden… También puede ser que el guión no diera para más en las actuaciones… Todo es posible.

“La reconquista” es una película llena de buenas intenciones pero fallida en su ejecución. Los personajes no logran crear la empatía necesaria en el espectador, la historia no engancha y llega un momento en que parece que no llega a su fin. Una auténtica pena porque en manos de otra dirección y casting estaríamos ante una auténtica joya.

Nota El Blog de Cine Español: 3.

Gabriela Rubio

RedaccionCríticasCríticas,Francesco Carril,Itsaso Arana,JONÁS TRUEBA,La Reconquista
Un chico y una chica. Una reconquista que parece avecinarse. O eso es lo que nos dice el título de la nueva película de Jonás Trueba. Esto promete. Y mucho. Desde la maravillosa e impecable “Stockholm” de Rodrigo Sorogoyen anhelo a que un director nos cuente una historia centrada...