“EL REY TUERTO”, de Marc Crehuet (competición)

Oportuna, feroz y contundente sátira que destaca por el nivel de sus textos y las interpretaciones.
Alain Hernández consolida una irrupción ya en la madurez, que nos recuerda a la de Antonio de la Torre años atrás. Una fuerza de la naturaleza incontrolable -en cuanto le “domestiquen” le veremos hacer grandes cosas- que está arrollador en su encarnación de ese tipo de personaje cavernario que lamentablemente todos conocemos y tenemos en nuestro entorno, y que representa a un amplio sector de nuestra sociedad.
Pero la historia no se queda en una superficie panfletaria, sino que nos hace reflexionar sobre nuestra auténtica condición humana y posicionamiento social, así como el -en ocasiones- ridículo postureo reivindicativo. ¡Qué grande Miqui Esparbé! (si Sacristán no lo impide, esto pide a gritos un exaequo Hernández-Esparbé a mejor actor).
La película se ha colocado en las quinielas para la Biznaga, pero en su contra está el no haber justificado su salto al largometraje. Se echa en falta un plus estético, algo más de cine y no ser tan esclava de los diálogos.
PUNTUACIÓN: 6,5

“RUMBOS”, de Manuela Moreno (competición)

Semanas atrás califiqué de milagro el hecho de que ‘Kiki, el amor se hace’ lograra una cohesión rítmica envidiable durante todo el filme, tratándose de una coral de historias cruzadas. ‘Rumbos’ paga el mal de este tipo de películas, viajando por continuos desniveles en historias con poca pegada (la historia juvenil y la de Alteiro) y diálogos poco memorables (esto se percibe más intensamente si previamente has visionado ‘El rey tuerto’ y ‘La noche que mi madre mató a mi padre’).
La poli road movie se inicia con una Pilar López de Ayala a la que amar eternamente y que eleva el nivel -la comedia le sienta de lujo- con esa mezcla de fragilidad y fuerza que le caracteriza. Pocas desprenden esa magia y aura de ACTRIZ. Su ausencia en las carteleras de los últimos años es directamente una tragedia. Por desgracia, su celebrado paso por ‘Rumbos’ es fugaz.
Para ser honestos, Rumbos tiene un par de momentos de intensidad brillantes (si se hubiesen extendido durante todo el metraje estaríamos ante un pelotazo). El punto álgido se inicia con la llegada de Carmen Machi, que también da lugar a los mejores momentos de comicidad junto a la acompañante de bus de Nora Navas (desprovechadísma). La película tiene un cierre muy bien construido y hubo una parte del público que se dejó emocionar -especialmente el sector femenino-. Por desgracia, cuando llega ese momento final ha pasado demasiado tiempo de inanidad.
PUNTUACIÓN: 4

“ESA SENSACIÓN” (ZonaZine)

ZonaZine, un reducto esencial de la vanguardia del cine español, recupera el nivel tras un año 2015 decepcionante gracias ‘Esa Sensación’, en la que Cavestany vuelve a desconcertar con eso tan auténtico como es lo absurdo. En su episodio depura respecto a ‘Gente en sitios’ el sentido del humor. Suyos son los momentos más hilarantes, destacando una de las escenas cómicas más geniales que he visto en los últimos tiempos, con Bárbara Santacruz de protagonista. Su multi-historia convive a la perfección con las otras dos, totalmente independientes y dirigidas por dos jóvenes e inquietos realizadores.
Precisamente, una de ellas es la que destaca sobre el resto, protagonizada por una mujer (premio a Mejor Actriz en ZonaZine más que probable) que se enamora perdidamente de objetos insólitos como metáfora del apego enfermizo hacia lo material, ¿quién no se enamora perdida e irrefrenablemente de objetos materiales en nuestra sociedad actual?
PUNTUACIÓN: 6,5

Si te quieres enterar de lo que se cuece en Málaga, follow me!

Óscar TACríticasFestivalesEl rey tuerto,Esa sensación,Festival Málaga,Rumbos
'EL REY TUERTO', de Marc Crehuet (competición) Oportuna, feroz y contundente sátira que destaca por el nivel de sus textos y las interpretaciones. Alain Hernández consolida una irrupción ya en la madurez, que nos recuerda a la de Antonio de la Torre años atrás. Una fuerza de la naturaleza incontrolable -en...