‘Kiki, el amor se hace’ contiene todos los elementos paradigmáticos de la comedia ligera. Para mí es casi milagrosa en ese sentido y, por ello, en mi crítica de la película que dirige Paco León no dudé en posicionarla como una de las mejores comedias españolas de lo que llevamos de siglo.

A muchos esta afirmación -totalmente meditada- les pareció excesiva, así que he decidido elaborar un top ten personal de las que, en mi opinión, son las 10 mejores comedias españolas desde el año 2001. Os invitamos a que nos propongáis vuestras comedias favoritas del S.XXI.

 

1- Relatos Salvajes (2014), de Damián Szifron

Un hito cinematográfico con el humor más brutal de este top. La violencia, al igual que el sexo, es una de las grandes armas cómicas.

 

2- Una pistola en cada mano (2012), de Cesc Gay

La obra más reivindicable e insuficientemente reconocida de Cesc Gay. El premio Goya le debió llegar con esta inteligente comedia de episodios en la que se explora la miserable condición del hombre. ¡Y qué reparto!

 

3- Kiki, el amor se hace (2016), de Paco León

Luminosa y desprejuiciada, es la única comedia puramente sexual de este top, demostrando que el tópico del cine español y el sexo es totalmente infundado. Supone casi un canto a la libertad.

 

4- Balada triste de trompeta (2010), de Álex de la Iglesia

Más reconocida fuera de nuestro país, me parece el mayor logro estilístico de Álex. Original, arriesgada y enérgica, se trata de una película a descubrir y mi favorita de Álex junto a ‘La Comunidad’.

5- Sin vergüenza (2001), de Joaquín Oristrell

Encantadora comedia coral sobre el mundo del actor, con una lograda atmósfera urbana y bohemia. Todos los actores están soberbios. Sardá, Verónica Forqué o Candela Peña nos regalan una colección de momentos de lucimiento pocas veces vista en el cine.

 

6- Los amantes pasajeros (2013), de Pedro Almodóvar

Injustamente maltratada en nuestro país -más que predispuesto al machaque-, se trata de un maravilloso pasatiempo de Almodóvar que, no sólo funciona como comedia ligera, sino como inteligente radiografía social de la España de la crisis. Técnica y estilísticamente es una gozada.

7- Ilusión (2013), de Daniel Castro

Vamos con una pieza pequeña pero desternillante. Ganadora en Málaga (ZonaZine) y justamente galardonada con el Premio Especial Feroz, es puro talento con un humor genuino. Sería un crimen no seguir disfrutando del universo de Castro en nuevas películas.

8- 12+1, una comedia metafísica (2012), de Chiqui Carabante

Una locura inclasificable. Quizá la más rompedora de este top, con ínfulas de Pasolini o Monty Python. La película parece ensalzar la figura de Jesús, y a su vez muestra lo absurdo del credo. Muy interesante.

 

9- 3 bodas de más (2013), de Javier Ruíz Caldera

En este top podría incluir perfectamente ‘Anacleto: agente secreto’. Pero me decanto por esta comedia de Ruíz Caldera, en la que de nuevo demostraba que se puede emular la fórmula americana con muchísima personalidad.

 

10- 20 centímetros (2005), de Ramón Salazar

Otra rareza descacharrante y proveniente de un universo muy personal. Me fascina todo lo que sucede en esta película valiente y provocadora, donde los números musicales funcionan (algo que pocas veces sucede). Mónica Cervera está gloriosa.

¿Cuál es tu comedia española favorita de este siglo?

Óscar TACuriosidades12+1 una comedia metafísica,20 centímetros,3 bodas de más,Balada triste de trompeta,COMEDIA,ilusión,kiki el amor se hace,Los amantes pasajeros,Relatos salvajes,sin vergüenza,UNA PISTOLA EN CADA MANO
'Kiki, el amor se hace' contiene todos los elementos paradigmáticos de la comedia ligera. Para mí es casi milagrosa en ese sentido y, por ello, en mi crítica de la película que dirige Paco León no dudé en posicionarla como una de las mejores comedias españolas de lo que...