gemma ferrate

Gemma Ferraté, directora de ‘Todos los caminos de Dios’

Este viernes se estrenará la película independiente ‘Tots el camins de Déu (todos los caminos de Dios)’, ópera prima de Gemma Ferraté que nos narra los tres últimos días de vida de un Judas Iscariote contemporáneo durante su proceso de arrepentimiento y penitencia. El filme nos propone una profunda reflexión sobre hasta qué punto la culpa está asentada en nuestra sociedad, más allá del sentimiento religioso de cada uno; y nos relata una conmovedora e intimista historia de amistad.

Protagonizada por Marc García-Coté y Oriol Pla, con la colaboración especial de Jan Cornet, la película es un exponente del nuevo cine independiente catalán, a menudo surgido de la ESCAC, con ejemplos tan estimulantes como ‘La Plaga’, ‘Otel.lo’ o la reciente ‘El camí més llarg per tornar a casa’.

Hemos hablado con su directora sobre la película y temas tan candentes en nuestra cinematografía como la falta de apoyos hacia el cine en los márgenes. Os dejamos con nuestra entrevista a Gemma Ferraté.

– Gemma, has comentado que la culpa es un valor muy asentado en nuestra sociedad, supongo que como herencia religiosa, ¿de ahí parte tu evocación basada en un personaje bíblico? ¿qué te movió a hablar sobre la culpa?

Por tradición es inevitable esta herencia, me he dado cuenta que por mucho que alguien no sea creyente o haya tenido una educación laica, el sentimiento de culpa es algo muy arraigado en nuestra forma habitual de sentir, y ciertamente es por esta herencia y tradición. Nos encontramos por ejemplo en un festival en Inglaterra -donde son de tradición protestante-, donde este aspecto de la culpa lo entendían pero no formaba parte de su código moral, ¡porque los valores de la tradición protestante son distintos! Lo mismo le ocurriría a un budista, o a un ortodoxo. Y fue bonito ver que aun así eran capaces de entenderlo, de entrar en la película y que les gustase.

– ¿Has recibido alguna crítica o comentario que te haya sorprendido de algún espectador o sectores religiosos?

Sí, para bien y para mal. Me soprendió lo realmente abiertos que están la mayoría de públicos religiosos, que no sólo ven lo religioso en la película sino que me hablaban de amor entre dos hombres. Esto me sorprendió gratamente. También recuerdo en una proyección con algún ovispo que defendió la película y nuestra postura de “Judas perdonado” cuando alguien del público dijo que Dios nunca perdona el suicidio, y muchos espectadores que eran de circulo religioso le dijeron que eso era una visión muy retrógada.

– Ya que lo mencionas, me ha sorprendido la presencia de la peli en varios certámenes de cine LGTB. El componente gay en la relación de los protagonistas se me escapó totalmente viendo la película, pero recordando y reflexionando posteriormente me pareció que podía tener sentido, ¿era tu intención sugerir el romance o es algo que surgió sin esperar?

Mientras escribíamos el guión, Eduard Sola, el otro guionista, me dijo que algunas situaciones o puntos de encuentro que escribíamos sugerían una relación ambigua entre los dos chicos protagonistas. Yo no lo veía para nada. No volvimos a hablar del tema… Y después, cuando tuvimos la película montada, me di cuenta de que la historia y la atmósfera sí puede emanar o sugerir muy sutilmente este mood gay. A mí no me molesta para nada. De hecho, encuentro que es muy bonito y sano descubrir esto al terminar la película. Que surgiera de forma tan natural significa que tenía que estar ahí, sin forzarlo.

– Háblanos del personaje que acompaña a Judas, ¿qué papel juega en su penitencia?

Es un amigo, es un ángel. Es el amigo imaginario, es Jesús, es él mismo… Este personaje es una mezcla y proyección de diferentes cosas, por eso es tan humano y tan sincero. Es alguien que, a diferencia de “el resto de la humanidad”, no juzga a Judas, no le cuestiona, no le pegunta sobre qué ha pasado o qué siente… Simplemente está, que es lo que necesita Judas: alguien que simplemente esté y no le haga sentirse estigmatizado.

Tots els Camins de Déu– Oriol Pla encarna perfectamente ese contrapunto de honestidad y pureza; y Marc Garcia Coté expresa a la perfección el tormento de su personaje, ¿qué te han aportado ambos actores?

Pues exactamente eso. Los caracteres de ambos tiene algo que yo buscaba para el personaje. Marc es una persona tímida, introvertida, muy inteligente, serena y para el personaje me servía: ayudaba que Judas fuera roca, fuera duro. Y Oriol viene del circo, del mimo, de la acrobacia, y eso le convierte en una pessona muy ligera y ágil como es el personaje que interpreta. Tiene un espíritu muy extrovertido, es de los que notas su presencia cuando está.

– La escena del baño en el lago supongo que es de las más simbólicas y complicadas, ¿qué querías expresar?

La escena del baño para mí es muy importante porque marca una antes y un después en la relación entre ambos personajes. Por primera vez de forma explícita se exponen el uno al otro, y a partir de ese momento la relación se vuelve más estrecha.
En cuanto a simbología, el agua no deja de ser un elemento purificador; es donde ellos se relajan, es como que “se limpian” y se preparan para el final. Hay espectadores que me han llegado a decir que lo entienden como el bautismo. Para mí no es algo tan concreto, aunque sí un momento de conexión entre ellos y, por primera vez, el personaje de Judas mira hacia el cielo.

– ¿Ha intervenido algún organismo público en la financiación de ‘Tots el camins de Déu’? ¿Cómo lograsteis sacar adelante el proyecto?

A ningún organismo ni televisión públicos o probados le interesó invertir en la película. Ha sido financiada 100% con aportaciones particulares , que conseguimos con una exitosa campaña de crowdfunding. Es muy bonito poder levantar una película con 300 mecenas detrás, que algunos conocemos pero la mayoría no. Es un regalo.

– Da la sensación de que en España cuesta dejar paso a un nuevo cine -la ausencia en los Goya de ‘El camino más largo para llegar a casa’ sería un ejemplo-. Como autora joven, ¿crees que faltan organismos para impulsar las nuevas propuestas? ¿Habéis encontrado dificultades a la hora de introduciros en festivales?

No creo que falten organismos, organismos hay y muchos. Creo que falta valentía para apostar por propuestas diferentes, que se miren los proyectos con respeto y con vocación cultural y artística, no solo comercial. Es extraño, porque este miedo a equivocarse o esta poca valentía a veces da la sensación de falta de criterio. No sé, supongo que para mí son factores que ayudan poco a dar paso a un nuevo cine.

– ¿Echasen falta mayor circuito para dar visibilidad al “indie”?

Hay asociaciones e iniciativas muy interesantes que yo conozca en Galicia, en Madrid sobre todo, en Barcelona, en Palma… Son centros culturales, asociaciones, plataformas e iniciativas que debemos cuidar mucho porque hacen una labor muy grande para que nos lleguen cosas que si no fuera por ellos no nos llegarían.

– ¿Qué película española reciente te ha gustado especialmente?

Pues aunque parezca que barro para casa, “El camí més llarg per tornar a casa”. Me parece lo más interesante que ha habido este año a nivel nacional.

– Y, ¿qué autores “indies” recomendarías a nuestros lectores?

Kelly Reichardt (USA). O Daniel Wolfe (UK), que tiene una larga trayectoria en publicidad y videoclips pero recientemente ha hecho su primer largo. No sé, podría decir unos cuantos.

– ¿Cuáles son los siguientes pasos de ‘Tots els camins de Déu’?

Bueno, después del estreno esta semana pasos le quedan pocos. Lleva dos años de recorrido y ahora ya es la última fase. Bueno, podemos tener el bonustrack, que sería la venta de los dvds, pero como digo, ya va de regalo.

– ¿Tienes algún nuevo proyecto del que nos puedas hablar?

Estoy en el desarrollo de guión de un par de historias de diferentes estilos: uno es una adaptación de una obra de tratro de una dramaturga alemana contemporánea; y el otro es un proyecto más pequeño, que es la adaptación de “Solitut”, de Víctor Català, un clásico de la literatura catalana.

– La película se estrena en cine este viernes y posteriormente estará en Filmin y DVD. ¿Qué va a encontrar el espectador que vaya a ver ‘Totselscamins de Déu’?

Una película mucho más asequible de lo que pueda pensar o paracer. Una película que aunque tenga connotaciones religiosas está despojada de religión, y sobre todo una película que habla de la amistad.

Estreno de ‘Tots els camins de Déu’ este viernes 4 de marzo. Recuerda nuestra crítica aquí.

Todos_los_caminos_de_Dios

Óscar TAEntrevistasCINE CATALÁN,Gemma Ferraté,Niu d'indi,TODOS LOS CAMINOS DE DIOS,Tots els camins de Deu
Este viernes se estrenará la película independiente 'Tots el camins de Déu (todos los caminos de Dios)', ópera prima de Gemma Ferraté que nos narra los tres últimos días de vida de un Judas Iscariote contemporáneo durante su proceso de arrepentimiento y penitencia. El filme nos propone una profunda...