El otoño pasado pasó por la cartelera, casi de puntillas, la ópera prima de Antonia San Juan (Las Palmas de Gran Canaria, 22 de marzo de 1961), “Tú eliges”, que se hizo famosa interpretando a Agrado en la película de Pedro Almodóvar, “Todo sobre mi madre” (1999).

Antonia San Juan se trasladó a Madrid con 17 años. Al principio hizo teatro clásico, pero sobre todo monólogos en pubs, bares y discoteca.

Su primera aparición en cine fue con el nombre artístico de Estela Reynolds en la época del destape, concretamente en el film “Desembraga a fondo”, en la que tuvo una pequeña intervención junto a Fernando Esteso.

“Tú eliges” es una película imperfecta, pero no exenta de interés, con grandes aciertos y notables fallos.  El guión es Antonia  San Juan y cuenta 3 historias diferentes que se van cruzando. La directora demuestra que tiene cosas que contar.

La primera historia es la más floja, los dos hermanos no acaban de funcionar. La primera escena es demasiado larga. La historia de la fiesta, casi al final, es la mejor.

Antonia San Juan en algunos momentos recuerda al cine de Pedro Almodóvar, incluso por su temática, con un marcado acento hacia el mundo homosexual.

La película es coral, donde uno de los protagonista es Luis Miguel Seguí, su actual pareja, aunque los que destacan verdaderamente son Secun de la Rosa, como el camarero dicharachero, Neus Asensi y la propia Antonia San Juan que ejerce de madre en la ficción de la rapera La Mala María Rodríguez que debutó en el excelente film de Santiago Zannou “El truco del manco”.

La Mala está muy desaprovechada, fundamentalmente en el aspecto musical ya que interpreta a una cantante y en la escena de la fiesta no podemos disfrutarla ya que la canción que canta no contiene su voz y es un tema de lo más insulso. La Mala es una gran cantante, con nervio y estilo propio, temas que os recomiendo como “Toma la traca”, “Lo fácil cae ligero” o “Mala suerte” junto a Calle 13, y que os recomiendo, lo demuestran.

 La música precisamente es uno de los elementos más flojos de “Tú eliges”, con un pop blandengue e irrelevante.

Algunas historias son vacuas, mientras otras son excelentes. Al final surge una reflexión de gran calado y a la que hace referencia el título, donde destaca un vitalismo apocalíptico.

En definitiva, ahora tenemos la oportunidad de descubrir “Tú eliges” en formato DVD, un largometraje imperfecto pero que demuestra que Antonia San Juan nos deparará mejores películas como directora en un futuro cercano.

Puntuación de El Blog del Cine Español: 5,5

                José López Pérez