Ya sé que se trata de una producción low-cost, financiada en parte a través de una campaña de Crowdfunding, pero es que no se puede estrenar una película sin nada de publicidad porque por muy buena que sea, se estrellará en la taquilla. Y esto es lo que ha pasado con “Techo y comida“, que ganó el premio del público y el premio a la mejor actriz (Natalia de Molina) en el pasado Festival de Málaga, que se ha estrenado con 39 copias, un número de salas correcto para el tipo de estreno que es, pero sólo los cinéfilos la conocíamos por lo que se ha estrellado en la taquilla al lograr sólo una media de 470 euros por copia. Su recaudación total durante todo el fin de semana ha sido de 18.342 €.

Entiendo que sus productores contaban con un presupuesto ínfimo para publicidad, pero en estos casos hay que ser creativos, tenemos el caso reciente de “Bendita Calamidad“, de Gaizka Urresti, que estrenándose sólo en cines de Aragón se ha convertido en el sleeper español del año, recaudando más de 150.000€, convirtiendo cada estreno en cada ciudad aragonesa en todo un evento, con la presencia de gran reparto en los mismos, para llegar al público fuera de los habituales métodos del mercado.

Con este debut, mucho me temo que “Techo y comida” no llegará ni a los 100.000 € de recaudación en salas comerciales. Una lástima porque es una gran película, con una interpretación soberbia de Natalia de Molina, que versa sobre un tema, los desahucios, que gran parte del país debería de ver.

RedaccionTaquilladesahucios,Natalia de Molina,Taquilla,Techo y comida
Ya sé que se trata de una producción low-cost, financiada en parte a través de una campaña de Crowdfunding, pero es que no se puede estrenar una película sin nada de publicidad porque por muy buena que sea, se estrellará en la taquilla. Y esto es lo que ha...