Álex de la Iglesia, junto a Carolina Bang, ambos son propietarios de la empresa Pokeepsie Films, como productor de cine con la película de terror “Musarañas”, film que funcionó muy bien porque terminó su carrera comercial en cines con casi un millón de euros de taquilla. Una cifra muy buena para una producción modesta como era. Además, logró tres nominaciones a los Premios Goya consiguiendo llevarse para casa el de mejor maquillaje y peluquería.

El próximo 11 de septiembre se estrenará “Los héroes del mal“, Ópera Prima de Zoe Berriatúa, la segunda producción de Álex de la Iglesia y él mismo nos cuenta qué le llevó a convertirse en uno de los coproductores de este film:

“En principio, pensé que se trataba de un proyecto imposible. No parecía viable reunir un casting
de adolescentes con la calidad interpretativa suficiente como para sostener el peso específico de la historia. Cuando me reuní con Zoe, le lancé la bomba: —No se puede hacer. Nunca encontrarás a los actores. Tan jóvenes, no.

Afortunadamente para todos los que estamos aquí, no me hizo caso. Zoe empezó la película él mismo, sin medios, sin presupuesto, pertrechado únicamente con esa mochila que le acompaña desde niño: la inagotable fuerza de voluntad que le ha empujado hacia adelante, la energía que arrastra a todos los que nos dedicamos a la profesión. Esa energía se llama ilusión, una ilusión devastadora, incombustible.
Zoe consiguió lo imposible, reunir un elenco de actores perfecto, un grupo de adolescentes noveles con un talento desbordante que llenan de vida los personajes de su guión.

Cuando vi la primera versión del montaje no daba crédito, y tuve que tragarme mis palabras. Zoe es un director increíble y ha conseguido algo sorprendente, inaudito. Un jovencísimo reparto con las tablas de verdaderos profesionales. Su trabajo de dirección de actores es excepcional. Las secuencias cobran vida y te arrastran a un mundo poblado de alegrías, miedos, angustias, terrores.

El mundo de la adolescencia real, no esa cosa pastosa y engominada a la que nos tienen acostumbrados los productos comerciales habituales. En Los Héroes del Mal tenemos la oportunidad de asomarnos a una ventana que nos muestra un paisaje desconocido para el espectador de cine. La adolescencia es un terreno abonado para cosechar películas, pero ahora estamos más acostumbrados a recoger patatas. Las películas de adolescentes nos abruman con su falta de respeto hacia la juventud, a la que se considera
como un objetivo comercial, o algo peor, un panda de estúpidos fáciles de manipular. En este caso Zoe tiene la valentía de ofrecernos una película de jóvenes, para jóvenes, sin trucos. Zoe ha vivido cada momento, y se nota. Desde los “400 golpes” no tenía la sensación de vivir algo tan auténtico. Y los responsables no sólo son los personajes, sino también las situaciones, los diálogos, la puesta en escena.
Ese Madrid desconocido de callejones grises y escombros negros sobrecoge por su áspera cotidianeidad y por su falta de una aparente estética. No veo líneas impostadas, subrayadas. La historia cruel de esos niños fluye con soltura.

Hoy más que nunca, donde todo se disfraza y nadie dice lo que siente, necesitamos una película como ésta. Algunos dirán que se trata de una de ésas, de adolescentes en un instituto. A mi me parece una película sobre la imposibilidad de amar en un mundo de locos, un concierto de ruido que nos abruma con sus aullidos. Igual tendremos la ilusión de ser amados y conocer a un amigo. Esa ilusión nos acompañará, con suerte, el día de nuestra muerte.”

RedaccionNoticiasÁlex de la Iglesia,Los héroes del mal,Zoe Berriatúa
Álex de la Iglesia, junto a Carolina Bang, ambos son propietarios de la empresa Pokeepsie Films, como productor de cine con la película de terror 'Musarañas', film que funcionó muy bien porque terminó su carrera comercial en cines con casi un millón de euros de taquilla. Una cifra muy...