cineespanol

Productores de Música de España (Promusicae) ha publicado el balance del año 2014, según el cual, la venta de música ha subido en España un 21,2% respecto al 2013, lo que supone una facturación cercana a los 150 millones de euros.

Pero lo realmente impactante es el dominio absoluto de los autores españoles. En la lista de los 50 álbumes más vendidos del año, los 11 primeros puestos corresponden a artistas españoles. Es más, entre los veinte primeros discos, solo tres corresponden a artistas foráneos, que ocupan los puestos 12 (el grupo juvenil One Direction), 17 (Coldplay) y 19 (AC/DC con ‘Rock or bust’).

Estos serían los 10 discos más vendidos del año:

1. Pablo Alborán – Terral
2. David Bisbal – Tú y yo
3. El Barrio – Hijo del Levante
4. Fito y Fitipaldis – Huyendo conmigo de mí
5. Gemeliers – Lo mejor está por venir
6. Malú – Sí
7. Melendi – Un alumno más
8. Manolo García – Todo es ahora
9. Joan Manuel Serrat – Antología desordenada
10. Pablo Alborán – Tanto

Y ahora os preguntaréis, ¿por qué se da esta noticia en un blog de cine español? Porque estos datos vuelven a poner en relieve la diferente aceptación del público hacia el cine español respecto a casi todo lo demás. Viendo los resultados de la industria de la música en España, la cuota histórica de cine patrio en 2014 se antoja ridícula.

Es un hecho que la enorme empatía hacia “lo nuestro” que genera la música, nuestros deportistas o nuestra ficción televisiva, no tiene comparación a lo que sucede en el cine.

Mientras que el público español elige a cantantes españoles, o series de ficción española de dudosa calidad en lugar de series de prestigio como Juego de Tronos o Breaking Bad, que no han encontrado hueco en la parrilla de las principales cadenas; el cine español se ve relegado a un segundo plano en relación al cine norteamericano.

Todos hemos tenido que escuchar el clásico comentario de “el cine español es muy malo”. Pero, ¿por qué hay tal nivel crítico hacia el cine en un público que sin embargo abraza series de ficción española, en mi opinión de un nivel muy inferior? Los artistas musicales que ocupan los puestos de los más vendidos tampoco denotan un grado de exigencia elevado en el consumidor. Entonces, ¿se trata de un problema de imagen? ¿Crees que nuestro cine no está suficientemente protegido en comparación a otros países de mayor cuota?

¿Por qué crees que nuestro cine no funciona como debería?

Óscar TACuriosidadescine español,música
Productores de Música de España (Promusicae) ha publicado el balance del año 2014, según el cual, la venta de música ha subido en España un 21,2% respecto al 2013, lo que supone una facturación cercana a los 150 millones de euros. Pero lo realmente impactante es el dominio absoluto de...