Aunque, a través de los medios de comunicación, haya un nivel de euforia sobre el cine español, al romper cifras de taquilla el año pasado, hay que bajar los pies a la tierra y recordar que hay productoras de cine que siguen pasándolo muy mal, incluso, varias de ellas cerrando sus negocios.

Así, la productora Eddie Saeta, de Lluís Miñarro, por ejemplo, será una de las primeras en cerrar este año 2015. La crisis y la nula repercusión en la taquilla de sus películas (“En la ciudad de Sylvia”, “La mosquitera”, “El Somni”, “Aita”, “El muerto y ser feliz”, “Medianeras”, “Stella Cadente”, etc…), debido a que sólo se dedicada a producir un tipo de cine muy minoritario, nada comercial, vamos, un tipo de cine que podría ser rentable en Francia, pero no aquí, en nuestra querida España.

Miñarro se quejaba a la prensa que al no formar parte de ningún grupo de distribución consolidado, se tenía que buscar él la vida, pero, siendo sinceros, cuando uno produce este tipo de cine en España debe saber que con las ayudas públicas pertinentes y ventas a televisiones tiene que cubrir el 99% de su presupuesto porque la taquilla será un cero a la izquierda. Y, luego, intentar lograr unas decentes ventas internacionales para lograr beneficios.

Ni ganar la Palma de Oro en Cannes con “Tío Boome recuerda sus vidas pasadas” le permitió paliar sus fuertes pérdidas económicas.

En fin, la productora Eddie Saeta cierra sus puertas, pero Miñarro no decae en su empeño en seguir produciendo cine y dice que ahora lo hará como productor independiente, arriesgando su propio patrimonio.

RedaccionNoticiascierre,Eddie Saet,LLUIS MIÑARRO,productora
Aunque, a través de los medios de comunicación, haya un nivel de euforia sobre el cine español, al romper cifras de taquilla el año pasado, hay que bajar los pies a la tierra y recordar que hay productoras de cine que siguen pasándolo muy mal, incluso, varias de ellas...