La Jungla Interior” es el primer largometraje dirigido por Juan Barrero y se trata de un falso documental con un estilo a caballo entre “El proyecto de la Bruja de Blair” y un documental del “National Geographic”. Es un trabajo arriesgado que pretende mostrarnos de forma explícita la intimidad una pareja durante el periodo de gestación de su bebe.

La historia comienza cuando Juan, representado por el propio director, regresa de una expedición de cinco meses a Costa Rica y pese a su firme decisión de no tener descendencia, se encuentra con el hecho de tener que aceptar que va a ser padre, del reencuentro con su compañera Gala (Gala Pérez) y de los cambios que supone el embarazo de ella en los roles de su relación.

La cinta pretende crear un paralelismo entre la relación de la pareja protagonista y la simbiosis de una orquídea de una isla del Pacifico, descubierta por Darwin, que depende de un mosquito para su polinización. Al igual que la orquídea sobrevive a la extinción del mosquito buscando una forma de alternativa de reproducirse Gala decide auto fecundarse prescindiendo del deseo de Juan.

El ritmo de la película es extremadamente lento, de diálogos casi inexistentes y el enfoque de la cámara a muy corto plano se recrea una y otra vez en la metamorfosis que sufre Gala; en definitiva, una película dirigida a un público minoritario para el que prime la estética sobre la historia. No obstante son remarcables algunos de los solos de violín de la protagonista femenina, la voz en off del comienzo y los paisajes de la selva costarricense.

Nota El Blog de Cine Español: 4.

Rocío Valenciano

RedaccionCríticasCríticas,Juan Barrero,La jungla interior
“La Jungla Interior” es el primer largometraje dirigido por Juan Barrero y se trata de un falso documental con un estilo a caballo entre “El proyecto de la Bruja de Blair” y un documental del “National Geographic”. Es un trabajo arriesgado que pretende mostrarnos de forma explícita la intimidad...