No os voy a engañar: poco o nada sabía sobre “Relatos salvajes” antes de su visionado. Los únicos detalles que conocía es que era una cinta argentina coproducida por Almodóvar y su productora El Deseo y que en su país, Argentina, se ha convertido en el mayor éxito de taquilla en toda su historia (por lo que he podido leer, vamos). Esto por una parte, no quiero mentiros, no me hacía mucha gracia, pues cuando una película te la venden como el mayor éxito taquillero de su localidad como el mejor reclamo para promocionar el film, es que algo no marcha bien. Bien, pues una vez visionada os puedo decir que es de las pocas veces que me siento orgulloso de haberme equivocado, por que Relatos Salvajes me ha parecido una de las mejores sorpresas de la temporada, y un film muy recomendable que demuestra el buen nivel del cine argentino al promover historias arriesgadas como la aquí presente.

Relatos Salvajes nos cuenta seis historias, todas y cada una de ellas, poniendo a los personajes en situaciones extremas y que pueden resultar muy cotidianas. El acierto del conjunto, es que cada una de ellas tiene una mordiente oscura y divertida que las hacen irresistibles en la mayor parte de las ocasiones, y lo cierto, es que en su totalidad, funcionan por si solas y como un todo de una cinta que nos cuenta, repito, la historia de unos personajes que deben enfrentarse ante situaciones que les superan mostrando su lado mas visceral.

Como es un film que narra seis relatos, prefiero criticaros uno por uno, aunque, repito, funcionen en todo el entramado del film :

-Pasternak: sin desvelar nada, se trata de un arranque muy prometedor. Sin duda, es el capítulo mas delirante de todos y uno de lo mas divertidos ante una situación rocambolesca y original, que, aun siendo precipitado ( sin duda, es el mas corto de los presentes ), funciona por su mala uva. No es uno de los mejores, pero funciona correctamente, y como inicio, atrapa al espectador, adelantando el tono por los que se moverán las historias.

-Las Ratas: este episodio de venganza (prefiero no desvelaros el argumento, para que comprobéis la sorpresa ) mezcla de forma hábil y notable el humor negro, con el thriller dramático (aunque destaque mas por lo primero). De un guión preciso y que funciona milimétricamente, funciona por su dibujo de la sociedad, con unos personajes maravillosamente construidos, unas interpretaciones magníficas y una resolución estupenda. No hay momento que sobre o falte en esta historia, donde todo está perfectamente medido.

-El mas fuerte: en mi opinión, el mejor de todos los episodios. Brutal es la palabra para definirla. De una idea sencilla, consigue desarrollar una tensión creciente de forma fantástica ,en la que, y aquí si, el tono encuentra su culmen en esta historia, con detalles humorísticos ante una situación tensa, con momentos verdaderamente angustiosos. Magnífica puesta en escena, de un ritmo perfecto ( calculado a la perfección), con una selección musical impecable (atención al hipnótico inicio), unos actores entregadísimos ( hacía tiempo que no veía a Leonardo Sbaraglia tan bien) y una resolución perfecta. Lo dicho, impecable segmento, y de lo mejorcito que he visto este año con toda probabilidad.

-Bombita: otro de los segmentos mas redondos de todo el film. Ricardo Darín protagoniza excelentemente esta historia cuyo personaje se enfrenta ante un sistema que continuamente le da la espalda. Lo cierto es que al principio uno puede pensar que no ofrece nada nuevo, y puede resultar algo reiterativo en su desarrollo, pero consigue adoptar un ritmo que asfixia cada vez mas al personaje y con unos minutos finales que, son, asi lo digo, la creme de la creme, por un cinismo demoledor. Es uno de los segmentos mas divertidos por su carga continua de humor negro (aunque va en aumento), y por un Ricardo Darin que, repito, está excelente.

-La propuesta: episodio que da un considerable bajón de interés, y no por la calidad de la propuesta, que sigue siendo estupenda, sino por que en esta historia el desarrollo resulta algo mas predecible, con un humor negro menos salvaje, y con un ritmo mas pausado. Destaco especialmente la interpretación de su protagonista, y los momentos finales del episodio, de un humor considerable. Aun así, me pareció el capítulo mas flojo de todos, aun siendo estupendo, que conste.

-Hasta que la muerte nos separe: episodio final que raya el delirio y el absurdo, aunque sabe administrar sus cartas ganadoras muy bien. Sabe sacar partido de su desarrollo, con una protagonista excelente, y que, casualmente, me recordó a ,la actualmente en nuestras carteleras, Perdida, por su retrato feroz del matrimonio. En ese sentido, aunque no me parezca uno de los mejores (demasiado estrambótica e hilarante), resulta un colofón final acertado dando fin a una fiesta que ha resultado ser todo lo que menos esperabas.

Como veis, Relatos Salvajes cuenta con unos episodios donde el humor negro es el género imperante. Como en todo este tipo de películas, siempre habrá algún tipo de irregularidad entre un relato y otro, pero afortunadamente, en este caso, siempre se mantiene un nivel constante de calidad, aun a pesar de que puede haber un episodio mas mejorable que otro, pero siempre manteniendo una calidad estupenda, como es el caso.

Una gratísima sorpresa de lo mas entretenida por lo que la recomiendo encarecidamente.

Puntuación El Blog de Cine Español: 8.

Manu Monteagudo

RedaccionCríticasCríticas,Relatos salvajes,RICARDO DARIN
No os voy a engañar: poco o nada sabía sobre 'Relatos salvajes' antes de su visionado. Los únicos detalles que conocía es que era una cinta argentina coproducida por Almodóvar y su productora El Deseo y que en su país, Argentina, se ha convertido en el mayor éxito de...