Hoy es el día de “Magical Girl”, de Carlos Vermut, en el Festival de San Sebastián por eso me he decidido a publicar hoy la entrevista que le realicé a este prometedor director hace poco más de una semana.

En ella nos habla de cómo se tiró al barro rodando su primera película, “Diamond Flash”, con sus propios ahorros y un bajo presupuesto, cómo le ha ido en el Festival de Toronto con su segunda película “Magical Girl” y nos responde a preguntas sobre los Goya y cierta actualidad de otros temas del cine español.

Os dejo con nuestra entrevista al director Carlos Vermut:

– Acabas de llegar, junto a Pedro Hernández, de la productora Aquí y Allí Films, del Festival de Toronto donde habéis presentado mundialmente “Magical Girl”, ¿cómo has recibido las primeras impresiones del público?

– Muy bien. El primer día hubo mucha gente en el pase y el segundo se agotaron las entradas, así que supongo que el boca a boca funcionó. La gente está reaccionando muy bien. Me encanta que la película genere, además, reacciones fuertes. Buenas o malas, pero que provoque algo en el espectador.

– Tu primera película, “Diamond Flash”, contó con un presupuesto de 20.000 euros autofinanciados por tu propia cuenta corriente, pero las críticas fueron excelentes y gracias a ella conseguiste tener productores para tu segunda película, ¿cuál es la principal diferencia entre tener y no tener productores en tu trabajo?

– Sobre todo tener más tiempo para poder dedicarme a lo que realmente es mi trabajo, la dirección. En “Diamond Flash” hacía la foto, los bocadillos… era infernal. Tiene un punto romántico y divertido visto con el tiempo, pero no es práctico, no te permite concentrarte y estuve a punto de matarme a mí y a parte del equipo. Y yo no quiero asesinar a nadie. Sólo quiero dirigir. Tener el presupuesto adecuado te permite eso. Además, he tenido toda la libertad creativa que he querido. Creo que era el presupuesto ideal para esta película.

– Las buenas críticas de “Diamond Flash” han provocado que haya unas altas expectativas con tu segundo largo, ¿cómo crees que recibirán tus seguidores la película?

– Bucea en elementos similares que “Diamond Flash” pero desde una estética más cuidada y ordenada. Nadie echará en falta la obsesión, el misterio… porque es incluso una película más perversa que Diamond Flash en muchos sentidos. Y además será más accesible a otro público que pudo haber rechazado “Diamond Flash” por su aspecto más amateur. Si se mantiene la esencia de lo que quieres contar, creo que hay que hacerlo lo más accesible posible al público.

– Curiosamente, tu gran aliado es la crítica, ¿cómo valoras las primeras -magníficas- reacciones provocadas por Magical Girl?

– Muy bien. Estoy muy contento. Siempre he defendido la crítica cinematográfica como un género propio. Las hay maravillosas aunque te estén diciendo que tu película es una mierda por lo bien desarrolladas y argumentadas que están. Las valoro mucho e intento leerlas todas. Además me gusta mucho que ahora los espectadores puedan compartir sus impresiones en internet. Twitter, Facebook, Filmaffinity. La taquilla es el termómetro más fiable del éxito de una película pero considero muy importante estar en contacto con el público e internet te ofrece esa posibilidad. Defiendo la libertad de cada uno a expresarse como defiendo la libertad a la hora de hacer cine.

– Háblanos del trabajo de Santiago Racaj, en mi opinión un verdadero maestro y un punto fundamental en la creación atmosférica de la película.

– Trabajamos desde cierta naturalidad en la imagen. Con los espacios y la composición de los personajes dominando en el cuadro. Evitando hacer algo demasiado barroco.

– Entre los usuarios de nuestra web, Lennie lleva tiempo siendo una de las actrices más reivindicadas. Su interpretación es agónica y durísima pero a la vez gélida y contenida, ¿crees que algo tan arriesgado puede llevarle al triunfo en los grandes premios nacionales? ¿Cómo valoras su trabajo?

– Creo que a Bárbara le va a ir muy bien, porque se lo merece y porque, además, es una persona que no para de trabajar. Es, sin duda, una de las personas más inteligentes y sensibles que conozco y le apeteció mucho este reto, interpretar a Bárbara desde la contención. No queríamos hacer algo demasiado dramático u obvio. Queríamos huir de la imagen de mujer desesperada y hacer algo más misterioso. No puedo estar más contento con su trabajo.

– Háblanos del personaje tal vez más mezquino de la película, Oliver Zoco, y qué papel juega dentro de tu crítica social.

– Es crítica social pero a la vez es puro pulp. La película se desarrolla en España, pero quería jugar con el cine de género y mostrar personajes extraños típicos de novela de misterio. Oliver es eso. Oliver verbaliza algo que siempre he pensado sobre España, ese paralelismo que existe, esa condición. España me parece un país social y culturalmente muy complejo e interesante, más de lo que creemos y me apetecía mucho que, aun siendo una peli que acaricia el género, fuese muy española en esencia.

– Productoras como “Aquí y Allá Films” luchan por sacar adelante producciones de autor de gran calidad pero nulo respaldo estatal, ¿cómo vivís esta situación los creadores?

– Hablaré por mí, logicamente. Yo he vivido toda mi vida de ser ilustrador y dibujante de cómics, por lo que estoy acostumbrado a no recibir ayudas estatales y no haber tenido un duro. No quiero decir que las subvenciones no estén bien, simplemente quiero decir que no puedo hablar de algo que no conozco, porque no sé cómo se hacía el cine antes. Cuando quise hacer una película cogí mi cámara y rodé una película como pude, sin pensar si la iba a estrenar o no. Sólo pensé en hacer una película para aprender, para disfrutar… Con Magical Girl, igual. Empezamos a trabajar Pedro, el productor, y yo y se fueron uniendo Avalon, Canal + y TVE… No esperamos a tener subvenciones para trabajar. Si mañana recibo una subvención, entenderé que es un privilegio y haré la mejor película posible siendo muy consciente de que es un dinero de todos.

– Cambiando un poco de tema, ¿qué te parecen “Ocho apellidos vascos” y “El niño”, los dos mayores éxitos de taquilla españoles de este año?

– “El niño” no la he visto pero “Ocho apellidos Vascos” me pareció muy divertida. Y muy necesaria. La risa es la mejor manera de superar los conflictos y creo que parte de su éxito radica ahí. Aparte de ser una buena película, claro. Me alegro mucho por Borja Cobeaga, uno de los guionistas y amigo.

– En los últimos años estamos viendo como varios directores españoles se están marchando al extranjero para poder trabajar, e incluso, otros deciden, o son obligados, a rodar con actores extranjeros y en inglés sus nuevas películas, ¿qué opinas al respecto? ¿Veremos algún día una película de Carlos Vermut con actores extranjeros rodada en inglés?

– Pasa en el cine y pasa en todo. En la investigación, en la ingeniería… es la consecuencia de la crisis. Cada uno tiene una condición vital distinta. En mi caso me gusta vivir y trabajar en España, a mi ritmo y haciendo lo que quiero aunque no cuente con presupuestos inmensos y hasta el momento lo he podido hacer. Como te decía, creo que es un país con grandes actores, profesionales y gran materia prima a la hora de encontrar historias. No me importaría trabajar con actores o equipo extranjero, pero creo que la esencia de mis historias está aquí.

– Una pregunta habitual que solemos hacer a nuestros invitados, ¿qué películas españolas has visto últimamente y recomiendas a nuestros lectores?

– “Open Windows” es un viaje trepidante. La recomiendo para dejarse llevar por el frenetismo que propone Nacho. Creo que ha hecho un trabajo de dirección admirable.

– ¿Te atreves a mojarte y darnos los títulos de tus películas favoritas en los próximos Premios Goya?

– ¡No me atrevo porque nos las he visto todas aún!

– Hablando de los Goya, ¿te parece lógico que todos los años cuatro o cinco películas acumulen todas las nominaciones? Cuando siempre hay otras películas que tienen mejores efectos de sonido o mejor montaje, por poner algunos ejemplos?

– Sobre este tema tampoco entiendo mucho. Llevo muy poco en el medio y no sé cómo funciona lo de los Goya. Supongo que eso pasa en todos los premios. Por otro lado en esto del cine es todo subjetivo, al menos para mí. ¿Qué es un mejor montaje?

– En tu opinión, ¿qué tiene que hacer el cine español para atraer a los espectadores? En un principio, parece claro, debido a los éxitos de Telecinco Cinema y Atresmedia Cine, que todas las productoras deberían dejar una parte de los presupuestos de sus películas para publicidad y marketing, pero no lo hacen, ¿a qué crees que es debido?

– Siempre pongo el ejemplo de Corea del sur. Se han centrado en géneros relativamente baratos que sí pueden hacer taquilla, thriller, comedia, terror… Cuidan mucho, mucho las historias, los guiones y no solo la cantidad, si no la calidad de la promoción. No hay más que ver sus carteles. Auténticas obras de arte. Creo que deberíamos fijarnos en ellos más que en los americanos o franceses, pues somos países muy similares a nivel socioeconómico y cultural.

– Si nos puedes adelantar, o darnos una primicia, ¿qué proyectos tiene Carlos Vermut en mente para el 2015?

– Empezar a escribir una nueva película.

Para terminar, te dejo con nuestras clásicas preguntas cortas:

– Película favorita: El ángel exterminador.
– Película española favorita: Todo es mentira.
– Director favorito: Luis Buñuel.
– Director español favorito: Luis Buñuel .
– Actor favorito: José Sacristán.
– Actor español favorito: José Sacristán.
– Actriz favorita: Marisa Paredes.
– Actriz española favorita: Marisa Paredes.
– Libro que estás leyendo: “Grotesque” de Natsuo Kirino.
– Mito erótico cinematográfico confesable: Isabelle Huppert.

RedaccionEntrevistasCarlos Vermut,Diamond Flash,entrevista,Magical Girl
Hoy es el día de 'Magical Girl', de Carlos Vermut, en el Festival de San Sebastián por eso me he decidido a publicar hoy la entrevista que le realicé a este prometedor director hace poco más de una semana. En ella nos habla de cómo se tiró al barro rodando...