Según informa El Confidencial, el pasado viernes 4 de abril José Frade Producciones Cinematográficas solicitó el registro de los siguientes nombres en la Oficina Española de Patentes y Marcas: Ocho apellidos catalanes y Ocho apellidos madrileños.

Un hecho sorprendente y difícilmente justificable más allá de una descarada picaresca empresarial, pese a que el productor se ha defendido enviando una misiva a El Confidencial: “No hemos tenido ninguna intención de utilizar la ‘picaresca empresarial’ como usted la denomina, porque si hubiésemos tenido esa miserable intención, nos habría bastado con solicitar el registro de la marca Ocho apellidos vascos, que en ese momento, no sabemos si hoy y ahora, estaba sin registrar”.

Entonces, ¿para qué ha registrado esos dos nombres dos semanas después del estreno de la película más taquillera de la historia del cine español, justo cuando se empezaba a especular sobre las secuelas venideras? Hay que tener en cuenta que el que fuera uno de los grandes mecenas del cine español durante la época del destape no tiene la menor vinculación con Ocho apellidos vascos, producida por Mediaset.

José Frade se hizo de oro en 1970 con la que en su momento fue un fenómeno similar al que hoy vivimos con la comedia de Emilio Martínez-Lázaro: No desearás al vecino del quinto (Tito Fernández). La comedia casposa protagonizada por Alfredo Landa se sostuvo como la película más taquillera de la historia del cine español hasta la irrupción de Torrente treinta años después.
Después, Frade produjo la secuela No desearás a la mujer del vecino (Fernando Merino, 1971), seguida de títulos emblemáticos del destape como Doctor, me gustan las mujeres, ¿es grave? (1974), Cuando el cuerno suena (1975) o Las delicias de los verdes años (1976); así como varias películas del tándem Pajares-Esteso a finales de los años 70 y durante los años 80.

En los 80 se inició el declive de su imperio. Recordemos que actualmente está en cartelera su última producción, ‘Por un puñado de besos’, tal vez la mayor aberración y fracaso de nuestro cine reciente. El título producido por Frade que precede al drama/comedia/indefinible de David Menkes no es mucho más memorable: Don Mendo Rock, ¿la venganza?, que en el año 2010 y con un reparto espectacular fracasó estrepitosamente, cosechando las peores críticas que se recuerdan.

¿Se trata de una estrategia desesperada para rememorar éxitos pasados?

Óscar TACuriosidadesNoticiasJose frade,ocho apellidos catalanes,Ocho apellidos vascos
Según informa El Confidencial, el pasado viernes 4 de abril José Frade Producciones Cinematográficas solicitó el registro de los siguientes nombres en la Oficina Española de Patentes y Marcas: Ocho apellidos catalanes y Ocho apellidos madrileños. Un hecho sorprendente y difícilmente justificable más allá de una descarada picaresca empresarial, pese a...