Quizá llevados por la euforia desatada por Ocho apellidos vascos, pensamos que cabía la posibilidad de que lo nuevo de Paco León, Carmina y Amén, pudiera convertirse en un nuevo fenómeno -a menor escala-, ya que de nuevo estamos ante una producción con una presencia mediática absoluta y rodeada de buenos comentarios.

Finalmente la lógica impera y ‘Carmina y Amén’ fue estrenada ayer miércoles “convencionalmente”, ocupando un discreto y razonable quinto puesto de la taquilla, tal y como avanza Rentrak Spain.

Conviene no olvidar que detrás de todo el ruido de Carmina o Revienta en el 2012, la realidad fue que se estrenó en 25 salas recaudando unos escasos 30000 euros (una pobre media de 1200 euros por sala).

Por lo tanto, la comedia de Paco León aspira a acercarse a los 400 mil euros durante el fin de semana, sobrepasando los 500 mil en el acumulado del puente de mayo, lo cual tampoco está nada mal.

Como noticia positiva, la presencia de tres títulos patrios en el top ten, con Ocho apellidos vascos devorando al enésimo blockbuster con el que se topa, y La vida inesperada aguantando el tipo (puesto 7º).

Personalmente creo que Carmina y Amén es una versión mejorada de su predecesora, pero -aunque buena parte del público la disfrute- sigue dejando una sensación de poca envergadura, sumado problema de empaque y tempo que le resta potencial comercial para un gran público que recientemente ha premiado títulos como Ocho apellidos vascos o Tres bodas de más.

Óscar TATaquillaCarmina y Amén
Quizá llevados por la euforia desatada por Ocho apellidos vascos, pensamos que cabía la posibilidad de que lo nuevo de Paco León, Carmina y Amén, pudiera convertirse en un nuevo fenómeno -a menor escala-, ya que de nuevo estamos ante una producción con una presencia mediática absoluta y rodeada...