El 2013 se saldó con datos demoledores. Una raquítica cuota de cine patrio del 14% -aceptando por “españolas” producciones como Mamá o Fast & furious 6– daba paso a un nuevo año cuyos primeros meses auguraban la tragedia. El cine español parecía agonizar entre el desapego institucional, el descrédito de buena parte de la sociedad y una preocupante falta de autocrítica dentro de la parte más rancia sector.

Hasta la llegada del huracán Ocho apellidos vascos el pasado 14 de marzo, ninguna película española logró situarse entre las 5 más vistas durante el fin de semana, un hecho sin precedentes.

Hoy, el panorama es muy diferente y gracias al fenómeno de Ocho apellidos vascos la cuota del cine español se ha disparado de manera desmedida (un 27%), tanto que al cerrarse las cuentas de este ejercicio puede que estemos ante un año para la historia, superando el 17,9% del 2012, en esa ocasión marcado por el impulso de Lo Imposible.

Cada año (el 2013 fue una triste excepción) la cartelera cuenta con uno o dos éxitos infalibles -Amenábar, Almodóvar, Torrente…- que ayudan a maquillar los números globales. Lo Imposible de Juan Antonio Bayona marcó ese fenómeno en el glorioso año 2012, acompañado de Las aventuras de Tadeo jones y Tengo ganas de ti.

Aun siendo prudentes, claramente hay al menos dos o tres estrenos locales destinados a romper taquillas durante este año.
En primer lugar, la saga Torrente es casi una garantía. Sus tres últimas entregas han oscilado entre los 20 millones de euros de recaudación y nada hace pensar que en esta ocasión vaya a ser distinto. Llegará a nuestras salas el 3 de octubre.

El Niño llega con toda la expectación posible. Se trata de lo nuevo de Daniel Monzón tras su apabullante éxito de crítica y público con Celda 211, y de nuevo de la mano de Luis Tosar en un thriller policial del que llevamos tres años hablando. El prestigio que rodea este proyecto sumado al bombardeo de Mediaset -que no van a escatimar en publicidad tratándose de uno de sus mayores desembolsos presupuestario- pueden ser una combinación explosiva.
Como referente, Celda 211 recaudó cerca de 13 millones en España y fue estrenada en varios países.

La gran aventura de Mortadelo y Filemón (Javier Fesser, 2003) figura en el top de las películas más taquilleras del cine español con sus cerca de 23 millones de recaudación. Mortadelo y Filemón. Misión: salvar la Tierra (Miguel Bardem, 2008) supuso una ligera decepción dadas las espectativas, pero aun así logró 7,8 millones en taquilla.

Warner Bros estrenará por todo lo alto “Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo” el 28 de noviembre. Esta adaptación ha tratado de ser más fiel a los personajes de Francisco Ibáñez y por ahora el primer teaser no pinta nada mal.

Con “REC 4: Apocalipsis” se cierra una de las sagas más rentables de nuestro cine, con seguidores por todo el mundo. Se comenta que con este desenlace se ha tratado de hacer una despedida por todo lo alto y la solvencia de Jaume Balagueró no puede estar más constatada.

Otras posibles “animadoras” de la taquilla son Carmina y Amén (Paco León), Una noche en el viejo México (Emilio Aragón) o La isla mínima (Alberto Rodríguez).

Óscar TANoticiasPublirreportajecine español,El niño,Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo,REC 4,Torrente 5
El 2013 se saldó con datos demoledores. Una raquítica cuota de cine patrio del 14% -aceptando por “españolas” producciones como Mamá o Fast & furious 6- daba paso a un nuevo año cuyos primeros meses auguraban la tragedia. El cine español parecía agonizar entre el desapego institucional, el descrédito...