Canónigo Films es una productora de Barcelona, dedicada al cine y al medio audiovisual en general, que nació en 2003. Al frente de la compañía está Mariví de Villanueva (Barcelona, 4 de octubre de 1949), que lleva toda la vida dedicada a la producción. Su familia se trasladó a Madrid cuando era niña y allí entró en contacto con el cine, ya que su padre era amigo de Gil Parrondo. Pronto hizo de extra en muchas películas que Samuel Bronston, rodaba en los estudios Sevilla Films (“55 Días en Pekin”, “Doctor Zhivago”, etc). Sus hermanas mayores se introdujeron antes en el cine (una ha sido script, muchos años; otra se ha dedicado al maquillaje; otra a montaje , en Cine). Mariví ha ido subiendo peldaños en el mundo de la producción, donde ha sido auxiliar, ayudante, jefe de producción y productora ejecutiva. Sus maestros han sido Jaime Fernández Cid , Ricardo Albarrán , Andrés Vicente Gómez y Julián Mateos. Vivió el apogeo de la industria del cine en Barcelona, en la época de Ignacio F. Iquino, en los estudios de Esplugues, donde se rodaban films casi constantemente, mayoritariamente Spaguetti Westerns.
Ha trabajado, también en televisión, donde, por ejemplo, fue Productora Ejecutiva en el programa musical de Miguel Bosé “El Séptimo de Caballería”.

J.L.P. ¿Cómo nace Canónigo Films?
Mariví de Villanueva: En aquella época, por motivos profesionales, vivía a caballo entre Barcelona y Madrid, y tenía ganas de trabajar desde Barcelona y no viajar tanto, en ese momento Fernando Monje me propuso montar la productora, con la idea clara de hacer cine, todo tipo de cine, comercial y de autor. La productora la montamos cuatro socios, que a día de hoy, continuamos en la pelea.

J.L.P. Vuestro primer proyecto fue “Rojo sangre”.
M.V. Sí, la hicimos con el apoyo de TVE, más el 33 % del presupuesto aportado por el Ministerio de Cultura, el I.C.I.C y gracias a la presencia de Paul Naschy la pudimos prevender muy bien a nivel internacional, además se acabó de financiar con el capital de la productora. En la dirección debutó Christian Molina, que después, ha sido el director que ha hecho más películas con nosotros. “Rojo sangre”, funcionó muy bien. Después hicimos “Hot milk”, con Ricardo Bofill .

J.L.P. “El triunfo”, fue una película que me gustó especialmente.
M.V. Era una historia muy buena y que se desarrollaba en el barrio de el Raval de Barcelona, basada en una novela de Francisco Casavella, que murió el año pasado, y dirigida por Mireia Ros. Estoy de acuerdo en que era una buena película, pero por desgracia, con ella perdimos mucho dinero.

J.L.P, Después encadenasteis dos proyectos que funcionaron muy bien en taquilla.
M.V Sí, primero hicimos “Chuecatown” y luego “Diario de una ninfómana”, que funcionaron francamente bien.

J.L.P. Con “Diario de una ninfómana”, os llegaron a prohibir el cartel en Madrid.
M.V. Sí, fue algo inesperado, dos días antes del estreno prohibieron el cartel en Madrid y se armó bastante revuelo mediático, como si no hubiera otras noticias más importantes en aquel momento. La película no era nada morbosa y trataba el tema con mucha elegancia. Estaba basada en el libro autobiográfico de Valerie Tassó y creo que el guión de Cuca Canals y Christián era magnífico. “Diario de una ninfómana”, que distribuyó Filmax, se vendió a 78 países, y recaudó 1.300.000 € en taquilla, que para aquel momento, estaba bastante bien.

J.L.P. La última que habéis estrenado es “Estación del olvido”.
M.V. Hicimos un estreno técnico en la Seu D´Urgell en noviembre del año pasado, para que se pudiera presentar a los premios Goya, a los Gaudí y a la posible nominación de los Oscar por España, y gracias a eso pudimos enseñarla en Los Ángeles, allí la película le gustó a Danny Glover y a Robert Englund y esto nos permitió rodar “De mayor quiero ser soldado”, un proyecto bastante ambicioso. Hasta ahora “Estación del olvido” ha participado en 11 festivales de Cine.

J.L.P. ¿Cómo ves el tema de la distribución y la falta de pantallas?
M.V. Creo que hay una falta de protección al cine español, la situación cada vez es más complicada. No obstante, nosotros nos planteamos el proyecto Canónigo como un proyecto de largo recorrido.

J.L.P. ¿Qué opinión tienes sobre la nueva ley del cine español y la orden ministerial que se está preparando?
M.V. Creo que la nueva ley del cine hay que entenderla, todavía está en fase de discusión y alegaciones, entiendo que la ayuda complementaria baja para producciones grandes fundamentalmente.

J.L.P. ¿Cómo entiendes la producción a nivel de rentabilidad?
M.V. Entiendo, cada vez más, la amortización de las películas a medio y largo plazo, como una carrera de fondo. Hoy para financiar un proyecto de cine en España hace falta tener apoyo de alguna televisión, subvención y preventas internacionales. Veo futuro en internet, creo que debe ir a más y dado que cada vez el mercado del DVD es menor, ver una película de forma legal, con calidad de imagen, pagando, en cualquier momento, sin desplazarse, por internet puede ser una buena opción

J.L.P. Háblame de proyectos.
M.V. Estamos intentando montar dos películas grandes con coproducción internacional y tenemos otras dos en fase de postproducción, que ya están rodadas. “De mayor quiero ser soldado” y “Orson West”

J.L.P. “De mayor quiero ser soldado”, la dirige Christian Molina.
M.V Sí, como te decía antes tiene un reparto internacional y con ella queremos denunciar la violencia de esta sociedad, que es una sociedad enferma.
J.L.P. ¿Qué presupuesto tiene?
M.V. 2.900.000 €, sin contar copias ni publicidad. Se estrenará en octubre o noviembre

J.L.P. Con ese presupuesto seguro que Danny Glover y Robert Englund bajaron mucho su caché.
M.V. Por supuesto, a Danny Glover le gustó mucho la idea ya que trata el tema de la infancia y al ser embajador de Unicef cobró mucho menos de lo habitual. Robert Englund hizo algo parecido porque le gustó mucho la historia. Epic Pictures la está vendiendo a nivel internacional.
“Orson West”, es una película más pequeña, ha costado 1.200.000 €, así me adelanto a tu pregunta sobre el presupuesto (sonríe) y es cine dentro del cine, cuenta la historia de un proyecto que tenía Orson Welles, quería rodar una película del Oeste en la zona de Jumilla y Alicante. TV3 ha adquirido los derechos de antena. Queremos que vaya a festivales. Mi obsesión, siempre, es que el dinero esté en la pantalla. Hacer la mejor producción posible.

J.L.P. ¿Cómo ves el panorama actual del cine español?
M.V. Bastante mal. Cada vez los bancos tienen más desconfianza sobre nuestro sector y, además, según como quede la nueva ley, recibiremos el dinero a posteriori, con lo cual será más difícil financiar. La Crisis, con mayúsculas, no ayuda en nada tampoco. Por otro lado, cada vez se hacen mejores películas en España y cada vez más variadas, de todos los géneros, con un gran esfuerzo de los equipos técnicos y artísticos. Cada vez va a ser más difícil. En nuestra industria hay un desajuste.

J.L.P. Dime alguna película española que te haya gustado últimamente.
M.V. He visto muchas, pero las dos que más me han gustado han sido “El secreto de sus ojos” y “Pájaros de papel”, las dos son excelentes.

José López Pérez

RedaccionEntrevistasCanónigo Films,Entrevistas,Mariví de Villanueva
Canónigo Films es una productora de Barcelona, dedicada al cine y al medio audiovisual en general, que nació en 2003. Al frente de la compañía está Mariví de Villanueva (Barcelona, 4 de octubre de 1949), que lleva toda la vida dedicada a la producción. Su familia se trasladó a...