La I Gala de los Premios Feroz, organizados por la Asociación de Informadores Cinematográficos de España (de la que somos miembros), dejó un excelente sabor de boca a todos los asistentes y con ganas de repetir el año próximo.

Pero, claro, no todo fue positivo, aunque sí en su mayoría, por eso vamos a dejar nuestra valoración de lo mejor y lo peor de I Gala de los Premios Feroz:

LO MEJOR:

– La presentadora, Alexandra Jiménez, encandiló e hizo reír a todos los espectadores con gran soltura y dinamismo. Creo que podría funcionar muy bien como monologuista y, por qué no, como presentadora de los Goya.

– El guión. Obra de Paco Cabezas (guionista y director de cine). Sobre todo en lo concerniente al texto de la presentadora y algunos gags muy buenos como los videos de Alexandra haciendo de reportera en el centro de Madrid y preguntándole a los transeúntes sobre las últimas películas españolas que habían visto.

– La gran respuesta por parte del gremio del cine español. Asistieron todos los nominados, con excepción de Mario Casas, porque creo que estaba rodando la película “Los 33″, e incluso asistió Pedro Almodóvar.

– La gran repercusión que ha conseguido la “cúpula” de la Asociación  de Informadores Cinematográficos de España con la I edición de los Premios Feroz, notas de prensa en todos los medios de comunicación (radio, prensa, televisión y sobre todo Internet) e incluso fue televisada en directo por Paramount Channel.

– La emoción de Terele Pávez al recoger su premio y su discurso.

– Que estos premios hayan reconocido la calidad y el gran trabajo que hay detrás de películas de bajo presupuesto como “Stockholm”, “Ilusión” y “La herida”. Esperemos que en los Goya ocurra lo mismo.

– Aunque a la gran mayoría les parezcan unos premios innecesarios, particularmente, me gustaría que los premios a mejor cartel y tráiler sigan activos en próximas ediciones de estos premios porque si en algo nos ganan, y de goleada, los americanos, aparte de en presupuesto, es con sus campañas de marketing donde realizan numerosos pósters y tráilers de sus estrenos, dedicándoles a ellos mucho tiempo y dinero, algo que en España, por desgracia, no se practica.

– Y lo más importante, que por fin se han creado unos premios donde los que votan han visto todas las películas nominadas.

LO PEOR:

– Cada vez que se entregaba un nuevo premio, subían a presentarlo un actor o actriz conocido y otro “personaje”, como el señor que afirmaba ser “el doble de acción de Antonio Resines”, o Pancho el de “Verano Azul”, que en su mayoría no lograron hacer reír al público asistente. Curiosamente, el personaje que mejor funcionó fue el que interpretó la propia presentadora, junto a Carlos Bardem, como la mujer “pija” que no le gustaba el cine español.

– La gala empezó con mucha fuerza, con el monólogo inicial y divertidísimo de Alexandra Jiménez, pero luego fue decayendo hasta el final donde se volvió a levantar el ánimo y las carcajadas del público asistente con los gags de Alexandra haciendo de reportera en el centro de Madrid y el gag de la esponja, pero, ¡qué leches!, qué gala de premios no decae en varios momentos de la misma.

– Y nada más, bueno, el tema de la cena (je, je), la organización podría haber avisado de que sólo se servirían canapés antes de empezar la gala y los asistentes hubiéramos comido algo en casa antes de empezar esta fiesta.

* P. D. Esperemos que el año próximo se sumen más patrocinadores privados a Gas Natural Fenosa y estos premios se hagan más grandes en próximas ediciones.

¡LARGA VIDA A LOS PREMIOS FEROZ DEL CINE ESPAÑOL!