“Somos gente honrada” supuso el regreso a las costas gallegas para este joven vigués, tras emprender hace años un viaje a Barcelona que le convertiría en uno de los -muchos- talentos y alumno aventajado surgido de la ESCAC.

Dando un repaso por sus cortometrajes -algo que recomiendo-, es fácilmente entendible su salto natural hacia el largometraje. Aunque ya antes dirigió el largo de muy bajo presupuesto -15.000 euros- junto a Miguel Ángel Blanca, “Your Lost Memories” (disponible en FILMIN), un proyecto transmedia entorno al mundo de las películas Super 8 caseras. Una reflexión acerca de la necesidad de tener recuerdos para poder seguir adelante y la búsqueda del pasado para construir un presente.

En este nuevo trabajo, el cuidado por los personajes, así como la honestidad de su planteamiento alejado de la comedia estereotipada y el drama excesivo, ha convencido de forma unánime a la crítica.

Meses después del estreno de “Somos gente honrada”, charlamos con su director, Alejandro Marzoa.

Alejandro Marzoa

-“Somos gente honrada” viene de participar en el festival de cine de Montreal, ¿qué nos puedes contar?

Fue la película pero nosotros no pudimos ir personalmente porque era complicado organizarlo y además no se cubrían los gastos de desplazamiento. Pero los comentarios que nos han llegado han sido muy positivos en los tres pases que hubieron.

-Pasado un tiempo desde su estreno y habiendo procesado tanta información, ¿cómo valoras el recibimiento de la película?

El recibimiento de la crítica ha sido muy bueno -incluso mejor de lo que esperábamos-. Me alegra mucho que se haya valorado especialmente el trabajo de actores, así como el tono; el que no haya caído en la comedia alocada ni el drama intenso y que el paso de una cosa a otra haya estado muy medido.

También me ha sorprendido cómo ha reaccionado la gente ante Miguel de Lira. Para muchos era un desconocido pero yo le conozco muy bien por ser gallego y haber trabajado en mis anteriores cortos. Fue muy agradable y positivo comprobar que su trabajo era tan bien recibido. En general, lo ha sido el de toda la cantera gallega.

-¿Y en recaudación de taquilla ha tenido el resultado esperado?

Quizá ahí sí se quedó corto en cuanto a las altas expectativas que teníamos.

-¿El hecho de no ser una comedia estridente y de tener una parte dramática muy medida le ha podido restar potencial comercial?

Podría ser. A toro pasado es muy complicado analizar esas cuestiones. Quizá el no tener un género claramente delimitado hace que sea más difícil vender el producto, decirle al espectador “esto es un drama, pero a la vez una comedia…”. Es un problema de saber colocarlo y que el espectador reciba esa información. Es tan complicado…creemos que lo difícil es hacer una película, pero es aún más difícil que el espectador sepa que existe y qué se va a encontrar.

-Y, ¿qué es lo que el espectador se va a encontrar?

Yo he tratado de venderla como una película de personajes, en la que la trama era casi la excusa para contar una historia de amistad y familia. Esos eran los pilares básicos y siempre lo tuve muy claro.
Pero como dices, la taquilla es muy complicada.

Además, nosotros estrenamos aquél fin de semana que fue histórico por sus datos negativos. Habría que analizar qué sucedió -aparte del calor que hizo y la coincidencia con el inicio del verano- para saber por qué la gente no se sintió atraída por las películas que se estrenaron.
Lo fundamental  y lo que nos hace avanzar es hacer autocrítica.
Los que estamos dentro de la parte creativa debemos trabajar en hacer algo de la mayor calidad posible. Luego está el tema del marketing, que es todo un mundo.

539943_449705448437819_613040730_n

-Hablabas antes de Miguel de Lira. Estoy de acuerdo en que fue una sorpresa para muchos y creo que es un más que probable “goyable” en la categoría revelación.

Me alegro de que digas eso. Es un actor al que le tengo muchísimo cariño y que me ha acompañado en toda mi faceta de la ficción. Esto era una cuenta pendiente con él, rodar una peli juntos. Es un actor que encaja perfectamente en el tono en que trabajamos; un actor natural que sabe mezclar la comedia con el drama y pasar de un estado a otro. Dota a los personajes de un gran carisma… Ojalá sí entre en esas quinielas.

-Y -por cierto-, en todas esas quinielas también surge tu nombre como uno de los candidatos al Goya al mejor director novel, ¿piensas en ello?

No sabría qué decirte, soy muy prudente para esas cosas… Si llegan a pasar, pues bienvenidas sean. Para mí el premio es poder hacer películas y que el haber hecho “Somos gente honrada” nos permita hacer una siguiente.
Pensar en si me cae una nominación es pensar demasiado.

-Ese acting en el que se ha tratado de buscar contención y realismo en las interpretaciones es algo que a menudo no sucede en las comedias españolas, ¿cómo ha sido el trabajo actoral?

Yo disfruto muchísimo en el trabajo con los actores. Trato de ser muy cercano, de darles cancha y que hagan suyos los personajes. Siempre estoy abierto a adaptar frases o diálogos. No soy nada cerrado al respecto y creo que lo bueno es que el actor haga vivo el personaje, conversar y que no haya una imposición.

Si te das cuenta, la puesta en escena está siempre a favor del actor. Yo no quería perder detalle de ellos y tenía la sensación de que necesitaba tenerlos cerca. Hay muchos planos cerrados, con sus caras sin hablar; simplemente sus expresiones. Es una puesta en escena poco arriesgada, pero tenía la necesidad de hacerlo así.

553901_334466946628337_841428010_n

-La honradez es un tema candente en estos tiempos. Supongo que hay una analogía respecto a la situación que atraviesa España con sus miembros del poder.

Por supuesto la hay. En un primer momento se trataba de una simple historia de amistad pero después te planteas ciertas cuestiones que hay que introducir. Creo que la gente empieza a estar cansada, no ya de la falta de honradez, sino de que cuando se destapa da la sensación de que no pasa nada y todo queda impune.

-¿Qué películas española has visto últimamente y cuáles recomiendas a nuestros lectores?

He visto bastantes, pero es cierto que en las últimas semanas se está viviendo en Barcelona una especie de fenómeno con “Barcelona, ni d’estiu”, una película cercana y llena de talento que está funcionando muy bien.

-Por cierto, en nuestra entrevista con su director, Dani de la Orden, se declaró admirador de “Somos gente honrada”. De hecho, varios directores nos la han citado, estarás orgulloso.

¡Qué bueno! Me alegro. Sé que a Dani le gustó mucho la película porque cuando la vio me llamó emocionado, me mencionó un par de secuencias que le habían encantado como la de la azotea y el baile, que pasa del humor al drama. Me llama la atención cómo un proyecto como el suyo ha encontrado su lugar entre los más grandes.

-Además, fue muy interesante lo de su gira veraniega.

Sí, es una forma de reclamar y buscar la atención del público. Una forma de buscar nuevas fórmulas y les ha dado mucho juego.

-Y nos esperan unos meses de infarto, con Sánchez Arévalo, Caníbal, 3 Bodas de más…

Sí. Conseguí colarme -no sé si debería decir esto- en un pase de Caníbal. Es una película con una fotografía de Pau Esteve y una forma de estar rodada y dirigida espectacular. Los diez primeros minutos son increíbles.

-De hecho ha sido muy bien recibida en Canadá.

Sí. Lo sé porque lo leí en vuestro blog, que sigo casi a diario.

Otra que vi en Málaga fue “La Estrella” de Alberto Aranda, con un costumbrismo muy potente, de mujeres luchadoras y gente sencilla. Ingrid Rubio está que se sale.
“Hijo de Caín” también la vi este verano. Tiene una secuencia espectacular cuando el padre le regala un pez a su hijo por su cumpleaños. ¡Muy buena!
Por último, recomiendo Otelo-lo de Hammudi Al- Rahmoun, realista y turbia a parte iguales.

Y como decías, muchas ganas de ver “3 Bodas de más”, “Todos queremos lo mejor para ella”, “Costa da Morte”, “Las Brujas de Zugarramurdi”… y otras muchas de Málaga que aún no tienen fecha de estreno en salas comerciales y la verdad que me parece una gran pena, porque están dando mucho que hablar: “Casting” o “Esto no es una cita”.

-Por suerte “Esto no es una cita” se estrenará la próxima semana en Madrid.

Complicado ir a Madrid a verla… ¡a ver si consiguen más ciudades!.

-“Somos gente honrada” sigue la línea de tus anteriores cortos, en cuanto a temática y realización. ¿Piensas seguir por ahí en tus próximos proyectos?

Si te digo la verdad, nos desmarcamos un poco. Nos ha pasado algo muy bueno, y es que un par de meses después de estrenar la peli, Miguel Ángel Blanca, Jaume Ripoll y yo terminamos el guión de la que -espero- sea la siguiente película. Sigue habiendo un tono similar, con toques de humos, drama, etc., pero ahora el personaje es un cantante que fue una gran estrella de los 70 que hoy está en decadencia y se enfrenta a la grabación de un nuevo disco. Será una peli de personajes en la que la música estará muy presente, y la verdad es que estamos en la segunda versión y estamos super satisfechos.

PÁGINA DE ALEJANDRO MARZOA

FACEBOOK DE “SOMOS GENTE HONRADA”

Óscar TAEntrevistasAlejandro Marzoa,Somos gente honrada
'Somos gente honrada' supuso el regreso a las costas gallegas para este joven vigués, tras emprender hace años un viaje a Barcelona que le convertiría en uno de los -muchos- talentos y alumno aventajado surgido de la ESCAC. Dando un repaso por sus cortometrajes -algo que recomiendo-, es fácilmente entendible su...